Casos y cosas de la jubilación

Casos y cosas de la jubilación

La jubilación es un tema permanente en las numerosas cartas que llegan a Buzón abierto. En esta ocasión compartimos las inquietudes de Nancy Blanco, residente en la provincia de Santiago de Cuba, y de la tunera Gladys Salazar Reyes.

Nancy tiene 62 años y nos escribe porque quiere saber qué hacer para tener derecho al retiro, pues no reúne el tiempo de trabajo requerido.

Según cuenta en su misiva laboró 38 años, desde 1970 hasta el 2008, y por problemas personales se desvinculó. En su provincia le explicaron que tiene dos opciones: incorporarse a un centro estatal por más de seis meses y posteriormente, jubilarse o acogerse a la modalidad del trabajo por cuenta propia y pagar la seguridad social durante un quinquenio.

Su interés, al parecer, es asumir la segunda opción, pero solicita más detalles de cómo proceder.

Aprovechamos la oportunidad y recordamos a los lectores y a Nancy que las cartas deben reflejar los datos personales del remitente, de lo contrario no pueden ser tramitadas.

Nunca podré jubilarme

Así asegura Gladys en su misiva, porque su expediente laboral está perdido, y con él, la constancia de 18 años de trabajo en la industria alimentaria y la salud pública.

La lectora dejó de trabajar hace 13 años, en el 2004, en el hogar de ancianos del municipio de Jesús Menéndez para dedicarse al cuidado de su padre. Al reincorporarse en el 2013, el jefe de Recursos Humanos le pidió que recogiera su expediente en el antiguo centro, pero no apareció.

En sus indagaciones supo que el documento estaba ahí, luego del azote del ciclón Ike, según le confirmaron el responsable de Personal en ese período y su auxiliar.

Consternada se dirigió a la Dirección Municipal de Salud Pública, donde le informaron que la ley establece que pasados cinco años no existe derecho a reclamación.

Para ella resulta increíble que sean conservados los expedientes de fallecidos y el suyo siga desaparecido. “Por desconocer el procedimiento no lo tengo en mi poder”, comenta.

Cuando se desvinculó –continúa– el Código de Trabajo no estipulaba que se debía recoger dicho documento. “Ahora estoy próxima a la edad de jubilación, laboro hace tres años en la planta de tableros Máximo Gómez Báez, de Jesús Menéndez, y con razón me están exigiendo el expediente”, subraya.

Gladys necesita avalar de algún modo el tiempo que reflejaba el documento laboral, pero le informaron –adecuadamente– que no se aceptan testigos. Desesperada pide orientación, porque se quiere jubilar.

2 comentarios en Casos y cosas de la jubilación

  1. MEB A pesar de que la ley plantea que para acogerse a la jubilacion hay que estar vinculado,cuando se daran cuenta que con los años laborados y legalmente toda la documentacion necesaria es preciso establecer procesos de jubilacion personales por el tiempo requerido trabajado y precisamente en un pais envejecido donde las personas necesirtan cuidar de los padres y ancianos de la familia y esto es parte de la proteccion a los ancianos que tanto se necesita y se hace necesario analizar a partir del cambio de la edad de jubilacion.

  2. Me pregunto hasta cuando en el Ministerio de Turismo continuaran sin reconocer los 10.00 cuc mensuales como salario y que por tanto no van al cálculo de la jubilación, entonces casi un 40 % de lo que percibe el trabajador no va al cálculo afectando grandemente su jubilación a este paso el Turismo perderá sus trabajadores de más experiencia pues nadie querría jubilarse allí. Y me pregunto los 10.00 CUC si no es salario que es un invento ¿¿¿¿. Porque el cuento del aseo no se lo cree nadie es aseo personal es comida personal es ropa zapato y de todo lo necesario nadie puede marcarle a un trabajador lo que tiene que comprar o a que está destinado el dinero que recibe eso es ridículo en pleno siglo XXI.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu