Venezuela, más que una palabra

Venezuela, más que una palabra

Si usted coloca la palabra Venezuela en el buscador de Google podrían aparecerle, como a mí, cerca de 695 millones de resultados en menos de un segundo. La empresa estadounidense muestra un mapa, describe el país y ofrece noticias; muchas noticias. Los titulares mejor posicionados hablan de represión, torturas, violencia…

Lo anterior responde a una estrategia comunicativa que intenta desacreditar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, mientras un grupo de la oposición se empeña en generar disturbios violentos en las calles que han ocasionado unos 70 fallecidos y miles de heridos desde el 1º de abril.

Pero existe otra realidad ocultada por los “grandes medios”. De acuerdo con declaraciones de Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), ya están más de 55 mil personas inscritas con la intención de ser candidatos a la Asamblea Nacional Constituyente que intentará reformar la Carta Magna de 1999.

El hecho demuestra el respaldo popular a la iniciativa que abordará como temas esenciales: garantizar la paz; perfeccionar el sistema económico nacional; constitucionalizar las misiones y las nuevas formas de democracia participativa; ampliar las competencias del sistema de justicia; defender la soberanía y proteger al país contra el intervencionismo extranjero; reivindicar el carácter pluricultural del país; consagrar los derechos sociales, culturales, educativos, y tecnológicos; así como preservar la vida en el planeta y la biodiversidad.

Luego de propuesta la Constituyente el pasado 1º de mayo —un mecanismo solicitado por los sectores de la oposición desde el 2013 y curiosamente hoy rechazado por ellos—, la derecha más extrema ha variado su forma de combatirla, pero la intención es la misma: desacreditar el proceso.

En un inicio el proyecto fue tachado de ilegal, como si se desconocieran los artículos 347 y 348 de la Constitución vigente, que otorgan el poder originario al pueblo y a la figura legal del presidente.

Después se criticó el procedimiento para elegir a los representantes, mientras el CNE esclarecía que de los 545 constituyentes, 364 pertenecerían al ámbito territorial y 181 al sectorial, el cual incluye a estudiantes, campesinos, pescadores, empresarios, pensionados y consejos comunales.

Se acudió entonces a un ejercicio casi sagrado para los venezolanos: las elecciones. Y se creó temor alrededor de la idea de una posible supresión de los comicios previstos para diciembre próximo, los cuales fueron ratificados por Lucena, quien además ofreció, hace apenas unos días, detalles del cronograma para las votaciones regionales.

Cuando parecían agotarse las posibilidades, la fiscal general, Luisa Ortega, presentó un recurso contra el llamado a la Constituyente que fue rechazado por el Tribunal Supremo de Justicia.

Unido al interés de desestabilizar a lo interno, se ha manifestado el deseo de aislar a la patria bolivariana a nivel internacional. En ello, los pronunciamientos han sido claros desde la Organización de Estados Americanos y los centros de poder estadounidenses.

Durante una reunión con líderes de la derecha en la ciudad de Miami, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguró que “todos debemos levantar nuestra voz para denunciar el abuso de poder en Venezuela y debemos hacerlo ahora”. En respuesta, el jefe de Estado y de Gobierno venezolano exigió la no intromisión en los asuntos internos y consideró que estos hechos forman parte de un manual para derrocar a la Revolución.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su discurso para anunciar la nueva política hacia Cuba, mencionó la importancia de que haya “libertad” tanto en la isla como en Venezuela. La insistencia no es fortuita, como tampoco lo son las entradas que sugiere Google.

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu