Debaten parlamentarios sobre concentración de la riqueza

Debaten parlamentarios sobre concentración de la riqueza

Foto: René Pérez Massola
Foto: René Pérez Massola

 

La concentración de la propiedad y la riqueza son inadmisibles en la sociedad socialista y así se contempla en los documentos rectores aprobados en su esencia en el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba y sometidos a un amplio debate en la sociedad cubana.

Este asunto formó parte de los análisis de los diputados de las comisiones permanentes de Asuntos Jurídicos y Constitucionales, Asuntos Económicos y Atención a los Servicios, que junto a otras siete se reunieron este miércoles previo a la segunda sesión extraordinaria de la octava legislatura del Parlamento.

En ese grupo de trabajo se aprobaron por unanimidad las modificaciones propuestas en los debates territoriales acerca de los documentos: Conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista y los Lineamientos de la Política del Partido y la Revolución para el período 2016-2021.

El diputado Pastor Batista Valdés, por Las Tunas, planteó su duda expuesta ya en los debates a nivel provincial  respecto al término  acumulación de riqueza contenido en el párrafo 120 del documento de la conceptualización, que pudiera entrar en contradicción con lo referido al tema en el lineamiento No. 4.

Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, planteó que no existe antagonismo entre ambos textos, en tanto los lineamientos son más específicos a cumplir en un tiempo menor.

El documento de la conceptualización, explicó, habla de las diferentes formas de propiedad estatal, los trabajadores por cuenta propia, y contiene el por qué estamos diseñando un modelo multisectorial.

Expresó a los diputados de las tres comisiones mencionadas, que es necesario comprender que no es lo mismo el término propiedad a cómo gestionarla.

Los lineamientos aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba no permitían concentrar la propiedad y en el VII Congreso se ratificó esa idea y que tampoco es posible acumular riquezas en forma desmedida.

Cómo impedirlo corre a cargo del Estado a partir de regulaciones y ejemplificó que, hasta cinco caballerías, está aprobado entregar tierras en usufructo pero no venderlas, de lo contrario los que más ingresos obtengan comprarían a los otros y se produciría una concentración de propiedad.

El también vicepresidente del Consejo de Ministros puntualizó que, en determinadas escalas, habrá variaciones de ingresos, para lo cual está concebido el régimen tributario, que entre sus funciones tiene la de redistribuir la riqueza.

Entonces, subrayó, por lo que hay que abogar es porque este sistema impositivo sea eficiente.

Otra duda acerca del documento de la conceptualización generó el tema de las funciones estatales y empresariales, las cuales fueron evacuadas por Murillo Jorge y José Luis Toledo Santander, presidente de la comisión de Asuntos Jurídicos y Constitucionales.

El Estado le da facultades a las entidades y no las administra, sería imposible hacerlo con las más de dos mil 700 existentes en el país, precisó Murillo. Y recalcó que se les otorga autonomía, sinónimo de más responsabilidad, entre otros aspectos, para alcanzar eficiencia.

En este punto se subrayó el papel de los colectivos, pues los trabajadores deben estar interesados y ocuparse porque se alcancen utilidades, lo cual redundará en la distribución de más salario.

También se aprobó la propuesta de añadir en el lineamiento 204 la importancia de la biomasa forestal, teniendo en cuenta que esta representa más de la mitad del 24 % del cambio de la matriz de generación eléctrica  que se propone Cuba  hasta el 2030.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu