La Polémica: Béisbol vs. Fútbol

La Polémica: Béisbol vs. Fútbol

A partir de esta edición abrimos una nueva sección que pretende dar luces sobre un tema de actualidad en el que usted podrá coincidir o no con los autores. Comenzamos con la contraposición en que muchos quieren poner a dos deportes tan ligados a nuestra vida diaria. Tras la lectura, le invitamos a escribir sus comentarios sobre el tema a nuestro correo electrónico


El jonrón es cultural

Joel García

El negocio deportivo más rentable y próspero del mundo hoy es el fútbol. Y mucho tuvieron que ver el año 1974, la figura del brasileño Joao Havelange y la entrada de Adidas como auspiciante. Fue esa la génesis de un desenfreno monetario que superó pronto al arte futbolístico. El más universal, como se llama con razón, ligó su extendida práctica al efecto mediático y nada menos que a 750 mil millones de dólares, valor aproximado de lo generado en el 2016.

El béisbol es también otro negocio bien rentable. Los dividendos en unas 30 naciones con ligas profesionales no alcanzan los goles, pero son jugosos puntualmente, en tanto su ascendencia social va ligada, como casi todas las disciplinas, al componente cultural.

En el caso específico de Cuba, hasta entrado el siglo XXI nadie dudaba del incuestionable arraigo, masividad e impacto de los jonrones y las carreras en la misma raíz de nuestra nacionalidad.

La cara hoy es distinta. Hay quien habla de una vacuna contra los íconos: Cristiano, Messi, Real Madrid y Barcelona (ojalá la hubiera para compartirla con el mundo entero); otros extreman la opinión y piden ahogar de las pantallas televisivas la Bundesliga, la Eurocopa y demás programasporterías; en tanto no faltan los iluminados que solucionan el diferendo con más partidos de la Major League Baseball en nuestra televisión.

Todo eso pudiera hacerse y nada garantiza que cambie. El fenómeno sigue estando en la cultura, en reconstruir lo perdido del espectáculo, en contar con líderes o ídolos dentro de los terrenos y que se puedan llevar a casa en documentales, afiches, camisetas; en hacer de los estadios un lugar de la familia y los jóvenes, no un lugar solo para fanáticos o viejos; en rescatar la historia desde el Salón de la Fama nacional, y los provinciales; en devolver a los barrios —no por campañas, sino como herencia viva— el cuatro esquina, el taco, jugar a la mano, las pelotas de esparadrapos o gomas; en invertir para pizarras y pantallas electrónicas en el Latinoamericano, el Guillermón Moncada o el Sandino.

La influencia de Futbolandia (asumiendo el fenómeno global) no se espanta por decreto y tampoco sería sensato hacerlo, aunque la realidad es que lejos de patear un balón, en Cuba parecen más acendradas ciertas ligas, unos pocos equipos internacionales y jugadores famosos que el fútbol en sí mismo, pues los campeonatos nacionales siguen con estadios semivacíos.

El jonrón esperado de la pelota cubana —no de resultados, sino de memoria colectiva— no llegará si dejamos al INDER con el peso total. Más de una vez ha quedado demostrado que una provincia puede unirse y vivir los días más felices de su existencia si su equipo de pelota anda luchando el título. No es posible rehusar el papel preponderante de los medios de comunicación, atravesados en estos momentos por vías alternativas. Los nuevos Linares, Kindelán, Medina, Vinent y Lazo solo podrán nacer desde la intencionalidad de defender un patrimonio. No hay otra vía para una relación que debe ser amistosa, pero con más jonrones incluida.


La pelota en fuera de juego

Jorge Luis Coll Untoria, estudiante de Periodismo

 

El impacto en la población de las transmisiones de eventos futbolísticos de primer nivel ha propiciado la inevitable comparación con nuestro deporte nacional. Muchos ven al fútbol como una amenaza que le quita espacio al béisbol, pero el más universal de los deportes tiene poca relación con las horas bajas de la pelota.

No importa si un fanático de la Serie Nacional toma dos horas del día para deleitarse con las jugadas de Messi o Cristiano; en otros países con tradición beisbolera esto sucede y por ello no dejan de llenarse los estadios. El desaliento de la afición cubana con respecto al torneo doméstico se relaciona con situaciones internas que, pese a limitaciones conocidas y repetidas, pueden resolverse.

Resulta necesario crear ciertos incentivos como ofrecer a precios asequibles los uniformes e implementos y habilitar un lugar en el cual se vendan pósteres de los mejores peloteros o tarjetas con sus estadísticas, además de regresar los partidos al horario nocturno.

Otro tema sensible es el de la contratación, que si bien eleva la calidad individual, atenta contra el intento de tener un espectáculo agradable. ¿Cómo mantener la expectativa de un torneo si los mejores exponentes están en ligas foráneas? Hay que decidirse por el fogueo internacional de los atletas o salvar el pasatiempo cubano. Además, dedicar tantas horas de transmisión y recursos a la serie Sub-23, a la cual los peloteros llegan con muchas deficiencias y la asistencia del público es nula, no va a hacer que la gente recobre su pasión por la pelota.

Por el contrario, provoca más crítica, pues son juegos de bajo nivel y no hay entretenimiento. El auge del fútbol en nuestro país no ha sido por la calidad de los futbolistas del patio, sino por la proyección y seguimiento de eventos y deportistas de primer nivel mundial. Para que eso ocurra con el béisbol debemos esperar los Clásicos Mundiales. Casi todos los aficionados conocen los equipos de los peloteros cubanos en la Major League Baseball, sin embargo, no pueden seguirlos, pues se ponen muy pocos partidos con atraso enorme en ocasiones. También es difícil ver a Alfredo Despaigne en la liga profesional japonesa. Con relación al clásico Real Madrid-Barcelona, el narrador René Navarro escribió en su cuenta de Facebook: “El fútbol se apoderó con mayor fuerza que nunca de las calles de La Habana… Lo cierto es que ni en los mejores tiempos del béisbol cubano pude observar ese festivo y sano ambiente”. Esa furia futbolística es posible por el espectáculo de este deporte, panorama que hoy, lamentablemente, no brinda nuestro béisbol, estancado en buena medida por miedo al atrevimiento y al cambio. De seguir así, el fútbol seguirá ganando adeptos y eso no lo parará nadie. El problema está en levantar la pelota que hace varios años se encuentra en claro fuera de juego.


Minutos contra innings

Israel Leiva Villegas, estudiante de Periodismo

El fenómeno del fútbol se extiende por Cuba y poco a poco amenaza con destronar al béisbol como el deporte con más seguidores. En cada calle o terreno baldío, miles de niños y no tanto, juegan a ser Cristiano o Messi. Sueñan con marcar goles en los estadios más importantes y ante aficionados ávidos de triunfo. Enrique es uno de esos soñadores.

Cada fin de semana despierta emocionado y observa por la televisión a sus ídolos disputar partido tras partido. Cuando concluyen los encuentros, va al patio de su casa y, con la seriedad de un profesional, entrena para convertirse en futbolista, acompañado siempre por su eterno rival y compañero de juegos: el perro Diño. El can persigue fatigado la pelota mientras Enrique corre a gran velocidad.

Los trastos de su papá, mecánico automotriz, se convierten en oponentes que el futuro delantero sortea con maestría. Los juguetes suplentes, sentados en un improvisado banquillo y relegados por el balón, aplauden resignados el talento de la joven promesa. Desde la ventana de la cocina su padre Javier lo mira contrariado. Para él resulta imposible que su hijo no sepa apreciar lo espectacular de un fildeo o la magia de un batazo. Considera que la infancia de cualquier niño es incompleta sin que escuchen el ¡tac! del bate cuando hace contacto con la pelota de poli.

Hizo de todo para meterle el bichito del béisbol. Lo llevó al estadio, le contó sobre importantes hazañas de peloteros cubanos y cuánto significaba este deporte en la isla. Pero a su retoño no le interesa saber del jonrón de Marquetti o la historia de Industriales. Finalizado el primer tiempo del improvisado choque, Enrique se refresca con un vaso de fría limonada. Le sonríe a su padre y comienza con tono obstinado a tratar de convencerlo: “Papá, es sencillo, en la televisión transmiten más fútbol que pelota, por lo tanto es mejor porque lo ven mayor cantidad de personas y ya no me caigas atrás, prefiero jugar en el Santiago Bernabéu que en el Latinoamericano”.

Luego de tan “irrefutable” argumento termina de beber la limonada y regresa a disfrutar de los 45 minutos que le restan a su encuentro contra Diño. Javier se deja caer en la silla de la cocina y mira hacia arriba. Intenta reflexionar, pero las pruebas son incontestables. Su hijo no es el único; todos los muchachos del barrio padecen la misma enfermedad. Ni siquiera se interesan por la postemporada de la Serie Nacional, solo muestran interés por los resultados del Real Madrid o el Barcelona.

Visten con orgullo los uniformes de estos equipos y condenan al eterno olvido los trajes de peloteros. “Qué remedio, se acabaron los robos de base y toques de bola”, concluye Javier. Camina hacia la sala, enciende el televisor e intenta abrir su mente y disfrutar de un nuevo maratón televisivo cargado con goles y atajadas.

36 comentarios en La Polémica: Béisbol vs. Fútbol

  1. Considero que lo primero de se debe hacer para levantar a nuestro deporte nacional es comenzar a vender urgentemente, guantes,bates y pelotas para que los niños jueguen.
    Hace rato que no los veo en ninguna tienda, claro debe verse cual será el precio de venta, pues lo que se busca es que este deporte despierte la pasión de nuestros jóvenes y niños.
    No podemos justificarnos con las limitaciones que todos sabemos que existen en detrimentro de nuestra cultura nacional.

  2. Hola a los compañeros de la redaccion deportiva del semanario Trabajadores, con gran interes leimos los articulos de este lunes Beisbol vs. Futbol. Digo leimos porque soy profe de una escuela y a mis compañeros de trabajo al igual que a mi nos gusta mucho el deporte, el futbol nos apaciona la pelota ni hablar, igual el basket y otros tantos. Todos tenemos sobre los 31 a 34 años, somos jovenes pero vimos a Linares Kindelan Pacheco Mesa entre otros jugar eran muy buenos; pero yo en lo el personal tambien vi a Tino Martinez a Paul O’neall Roger Clement y al fenomeno Derek Jeter. ( soy muy fan de los yankees). Pero tambien de mi pelota siempre que puedo voy al Latino y los playoffs no me los pierdos aunque sean entre Guantanamo y La Isla siempre que se disputa con garra y amor el juego sera bien recibido. Nosotros por aca debatiamos sobre que las personas ven las mejores ligas profecionales de Europa, los mejores estadios(siempre llenos) los mejores jugadores de todos los rincones del mundo que juegan en el viejo continente, la mejor tecnologia, los uniformes mas vistosos y los terrenos en las mejores condiciones y la factura televisa de primera; si siempre se ve lo mejor de lo mejor pues la gente logicamente tira pa’ alla. Talvez seria de esta forma si se puedira ver por la tv a los peloteros cubanos que juegan en la MLB, que se sigue por la gente sobre todo despues de la apertura del internet que se tiene mas acceso a esa informacio, al igual que por la radio en Panorama Deportivo de radio Rebelde donde se brinda bastante informacion de la MLB y de la liga japonesa; como informacion de los cubanos en el big show y Japon respectivamente. Creo, creemos que si se transmitiera mas beisbol de calidad pues calaria mas en las nuevas generaciones quizas dirian quiero ser como Adonis Garcia, Alfredo Despaigne o Yulieski Gurriel o Chapman o Candelita o Abreu o porque no como Nolan Arenado o Aaron Judge, quien sabe… ahora lo que si se sabe es que los adolescentes y niños dicen es que quieren ser como Messi, Cristiano, Bale o Luis Suarez o Neymar o Lewandoski y ninguno es cubano y ningun cubano juega en europa en ninguna liga y si lo hacen en la MLB que aqui ponen un partido viejo que no se sabe de que fecha es una vez a la semana y el futbol(me encanta) como promedio 4 o 5 partidos semanales. Creo que esto va mucho mas alla y que talvez este en manos de personas que les de lo mismo poner o no los partidos de beisbol o futbol o basket o la liga del diamante que tanto gusta el atletismo. Ni la prensa avivando este debate desde hace tiempo ni los fanaticos tenemos la verdad completa pero creo que si se toma una opinion de aqui y de alla se pueda llegar a algo bueno para que los iluminados no digan mas que con trasmitir solo pelota de las grandes ligas se soluciona el problema no lo creo pero si lo aliviaria mucho para que “niños” como Enrique no le digan mas al papa que el futbol es mejor que el beisbol que forma parte de la cultura y el adn de los cubanos. Discupen si fuimos muy largos en el comentario.

  3. Estimado Joel. Disfruto mucho sus artículos, especialmente el de ltitulo y también sus intervenciones en programas de la TV por su valentía al plantear problemas que pocos hacen. Estoy de acuerdo totalmente con lo expuesto en El jonron…, sin embargo quisiera decirle que es lamentable que no se informe en la prensa escrita y televisiva sobre los cubanos en la MLB. Es lamentable que uno se tenga que enterar por Telesur, muy afin a Cuba, que todos los días en su noticiero deportivo mencione lo realizado por peloteros latinos, incluyendo los cubanos: Gurriel, Heredia, Tomas, etc. Se que es un asunto que no esta en sus manos, pero quizas pueda Ud. hacerle llegar a las autoridades del beisbol que es un clamor delos amantes de ese deporte. Como no me gustan los anonimos doy mis coordenadas, no con animo de recibir respuesta.

  4. Desde hace algún tiempo o mejor dicho desde que en la televisión nacional se están dando en vivo los mejores partidos de la liga española y la Champion league ha surgido la controversia entre el Béisbol y el Fútbol en cuanto al espacio que ha ganado este último en la afición cubana y la preocupación sobre nuestro deporte nacional.
    Creo es un tema importante donde emitir criterios, y polemizar es saludable sobre todo si nos dan la oportunidad de hacerlo. Cuba siempre fue un pais beisbolero y eso no lo cambia nadie, pero el fútbol también siempre ha tenido muchos seguidores y plazas importantes en todo el pais desde el siglo pasado.
    El problema desde mi perspectiva radica en la ¨gran¨ difusión que se le está dando al mejor fútbol del mundo y la ¨poca¨ difusión del mejor béisbol del mundo. Como se comenta en algún artículo de ustedes los juegos de MLB que se retrasmiten los domingos en la tarde noche son partidos atrasados donde ya se conocen los resultados y donde el proceso de selección del mismo les debe robar la semana entera a los realizadores pues muy pocos son los cubanos que aparecen allí, la pelota es un juego demasiado largo y si no es en vivo carece de motivación.
    En cambio con el fútbol se ofrecen los mejores juegos casi siempre de Barcelona, Real Madrid, Bayer o Juventus. . En mi caso particular soy un fanático confeso del fútbol, desde el año 1994 descubrí la liga española por radio exterior de España y desde ese momento ella se convirtió en mi religión a tal punto que hoy en dia la prefiero escuchar narrada por ellos que verla por el televisor pero es difícil que vea un juego de fútbol diferido y tampoco dedico tiempo en ver un (Getafe vs Málaga) un (Torino vs Udinese), (Crystal Palace vs Everton) etc., Sería bueno poder medir los niveles de rating cuando se ofrece en vivo cualquiera de estos juegos donde no están ni Messi, ni Cristiano, Neymar o Mbape.
    Cuando se decidan a ofrecer los mejores partidos de béisbol de las grandes ligas en el momento de producirse (White Sox vs San Francisco) (Yanquis vs Boston Red Sox) (Cardenales vs Texas) etc., otras cuentas estaríamos sacando. Hace algunos años el fútbol aquí en mi pueblo y en mi trabajo le gustaban a muy pocos, yo hablaba de la liga española o algo parecido y casi nadie me entendía, hoy hasta las mujeres y los niños comentan sobre el tema.
    El béisbol nuestro ha transitado por muchos problemas, muchos cambios, éxodos de jugadores, organización, estructura, falta de implementos y materiales, calidad de los terrenos , falta de campos de entrenamientos, mala calidad de la fuerza técnica entre otros factores, sin embargo las series provinciales se juegan a estadios llenos en muchos lugares, al cubano le gusta la pelota y aun siendo mala se disfruta.
    El año pasado en un curso impartido a jueces y árbitros del pais por un federativo internacional se planteaba la necesidad de darle algo de cultura a los estadios cubanos y al espectáculo y tiene razón, es hora de que cada juego se convierta en una fiesta donde se vendan camisetas, gorras, suvenir relacionados con el tema, que los estadios estén pintados con otros slogan y otros anuncios, todo esto crea un ambiente muy favorable entre los aficionados.
    Aun cuando los balones de fútbol escasean, es más fácil formar un piten de este deporte que de pelota, hoy todos los niños se dividen en Mesistas o Cristianistas, en el béisbol no existen esos héroes a seguir, lejos quedaron los días en que Víctor Mesa, Muñoz, Kindelan, Pacheco y el niño Linares eran los favoritos. Hoy todos usamos franelas de cualquier equipo de futbol pues se venden con bastante facilidad mientras que las de béisbol escasean
    Es necesario continuar dando cobertura al mejor fútbol mundial pero también al mejor béisbol, no puede existir discriminación ni prejuicios para ningún deporte, mejorar nuestro espectáculo nacional y otras medidas podrán aclarar el tema y dejar que cada cual decida lo que prefiere. Muchas gracias

  5. Desde hace algún tiempo o mejor dicho desde que en la televisión nacional se están dando en vivo los mejores partidos de la liga española y la Champion league ha surgido la controversia entre el Béisbol y el Fútbol en cuanto al espacio que ha ganado este último en la afición cubana y la preocupación sobre nuestro deporte nacional.
    Creo es un tema importante donde emitir criterios, y polemizar es saludable sobre todo si nos dan la oportunidad de hacerlo. Cuba siempre fue un pais beisbolero y eso no lo cambia nadie, pero el fútbol también siempre ha tenido muchos seguidores y plazas importantes en todo el pais desde el siglo pasado.
    El problema desde mi perspectiva radica en la ¨gran¨ difusión que se le está dando al mejor fútbol del mundo y la ¨poca¨ difusión del mejor béisbol del mundo. Como se comenta en algún artículo de ustedes los juegos de MLB que se retrasmiten los domingos en la tarde noche son partidos atrasados donde ya se conocen los resultados y donde el proceso de selección del mismo les debe robar la semana entera a los realizadores pues muy pocos son los cubanos que aparecen allí, la pelota es un juego demasiado largo y si no es en vivo carece de motivación.
    En cambio con el fútbol se ofrecen los mejores juegos casi siempre de Barcelona, Real Madrid, Bayer o Juventus. . En mi caso particular soy un fanático confeso del fútbol, desde el año 1994 descubrí la liga española por radio exterior de España y desde ese momento ella se convirtió en mi religión a tal punto que hoy en dia la prefiero escuchar narrada por ellos que verla por el televisor pero es difícil que vea un juego de fútbol diferido y tampoco dedico tiempo en ver un (Getafe vs Málaga) un (Torino vs Udinese), (Crystal Palace vs Everton) etc., Sería bueno poder medir los niveles de rating cuando se ofrece en vivo cualquiera de estos juegos donde no están ni Messi, ni Cristiano, Neymar o Mbape.
    Cuando se decidan a ofrecer los mejores partidos de béisbol de las grandes ligas en el momento de producirse (White Sox vs San Francisco) (Yanquis vs Boston Red Sox) (Cardenales vs Texas) etc., otras cuentas estaríamos sacando. Hace algunos años el fútbol aquí en mi pueblo y en mi trabajo le gustaban a muy pocos, yo hablaba de la liga española o algo parecido y casi nadie me entendía, hoy hasta las mujeres y los niños comentan sobre el tema.
    El béisbol nuestro ha transitado por muchos problemas, muchos cambios, éxodos de jugadores, organización, estructura, falta de implementos y materiales, calidad de los terrenos , falta de campos de entrenamientos, mala calidad de la fuerza técnica entre otros factores, sin embargo las series provinciales se juegan a estadios llenos en muchos lugares, al cubano le gusta la pelota y aun siendo mala se disfruta.
    El año pasado en un curso impartido a jueces y árbitros del pais por un federativo internacional se planteaba la necesidad de darle algo de cultura a los estadios cubanos y al espectáculo y tiene razón, es hora de que cada juego se convierta en una fiesta donde se vendan camisetas, gorras, suvenir relacionados con el tema, que los estadios estén pintados con otros slogan y otros anuncios, todo esto crea un ambiente muy favorable entre los aficionados.
    Aun cuando los balones de fútbol escasean, es más fácil formar un piten de este deporte que de pelota, hoy todos los niños se dividen en Mesistas o Cristianistas, en el béisbol no existen esos héroes a seguir, lejos quedaron los días en que Víctor Mesa, Muñoz, Kindelan, Pacheco y el niño Linares eran los favoritos. Hoy todos usamos franelas de cualquier equipo de futbol pues se venden con bastante facilidad mientras que las de béisbol escasean
    Es necesario continuar dando cobertura al mejor fútbol mundial pero también al mejor béisbol, no puede existir discriminación ni prejuicios para ningún deporte, mejorar nuestro espectáculo nacional y otras medidas podrán aclarar el tema y dejar que cada cual decida lo que prefiere. Muchas Gracias

  6. PAra cualquier comparación internacional, lo primero que debe definirse es que el béisbol hoy es un monopolio de los EE.UU. Espero que nadie serio vaya a pensar que Japón tiene voz o voto en este “potaje”. Ellos definen reglas, horarios, fechas y en reiteradas ocasiones, amenazan de que no mopverán ni hombres, ni equipamiento, ni calendario para participar o al menos ayudar a cualquier evento internacional.
    Nos gusto o no, la MLB es el Dios que comanda todo. Así es imposible competir, por mucha fuerza que tengan los vecinos de USA.
    El mundo se detiene para una clasificación de fútbol, para una Copa Europea o para un mundial. La MLB, USA habitual, hce exactamente lo que quiere.
    Reparte migajas para que los caribeños y otros latinos se crean que tienen ligas nacionales, pero define, compra y dispone hasta la hora en que esos peloteros “nacionales” pueden ir al baño. Las respectivas confederaciones hacen declaraciones, pero en la realidad no son más que títeres que se mueven o se detienen al compás de la música que suena en la GRan Carpa.
    Llamemosle a las cosas por su nombre, aunque los tragos sean amargos y las definiciones duras.

  7. Hola Estimados Trabajadores De La Prensa Escrita.
    Mi Criterio Se Fundamenta En Varias Aristas:
    1- El Futbol Es Un Deporte Mediatico Y Que Ha Crecido Con El Tiempo, Pero Nuestra Televisión No Ha Hecho Mal Con El Aumento De La Cobertura.
    2- Nuestro Beisbol Se Ha Desangrado Cada Año Con La Perdida De Las Figuras Estelares; Coincidentemente Este Auge del más Universal Despuntó Después Del Retiro De Linares, Pacheco, Vargas, Etc.
    3- Ahora El Cubano Es Por Naturaleza Perezoso Y Pasa Mucho Trabajo En Ocasiones Para Visitar Los Estadios.
    4- Otro Punto Es La No Seriedad En Cuanto A La Publicación De La Guia De Beisbol, Ya Estamos Cerca Del Comienzo De La 57 Serie Y Ahora Fue Que Salio En La Feria del Libro (Solo En La Habana, Me Consta Que En Artemisa Y Mayabeque Donde Vivo No Se Vendió) La Correspondiente a La Serie 54, Esto Es Un Insentivo Que Lo Estan Casi Sepultando.
    5- Otra arista Es Que Los Narradores De Las Emisoras De Radio Provinciales No Pueden Viajar Con Su Equipo O Sea Sólo Trnasmiten Los Juegos De Home Club.
    6- Hace Unos Años Se Les Permitia Acoger A Los Municipios Mayor Cantidad De Juegos, Eso Es Un Espectáculo Para Los Residentes Del Terruño. Imaginense Si Un Fans Al Beisbol En La Cienaga De Zapata Tiene Que Ir Hasta La Ciudad Para Presenciar A Sus Cocodrilos Favoritos.
    Espero Que El Esfuerzo De Su Trabajo Sea Leido Por La Comisión Nacional para y Ojala así No Ver A Nuestro Pasatiempo Nacional En Una Funeraria.
    Muchas Gracias

  8. Buenos días,saludos cordiales.
    Mi nombre es Angel,y tengo 20 años.
    Del tema béisbol vs fútbol,mi opinión es que ambos deportes no se pueden comparar,el más universal no es el culpable del bajo nivel de nuestro deporte nacional,sino la falta de atrevimiento y el miedo al cambio de los dirigentes que aqui toman las decisiones del béisbol,mientras hallan más contratados en ligas foráneas más nivel y calidad seguirá perdiendo nuestro pasatiempo nacional y aumentarán los estadios vacíos,prácticamente sin público en gradas,y lamentablemente seguiremos sin resolver el malísimo momento en que se encuentra nuestra pelota nacional.
    Y claro está,mientras la juventud cubana siga teniendo la posibilidad de seguir las principales competencias del mundo futbolístico,mas seguiremos jugando al fútbol,y seguiremos apegandonos a los mejores jugadores y equipos.
    Podemos ser seguidores del béisbol 100%,pero esto no impide que tomemos dos horas del día para ver un gran juego de fútbol,todos disfrutaríamos y nos deleitaremos viendo a Messi y a Ronaldo,y haciendo aún más nuestro el fútbol.
    Mientras tanto por otro lado está el béisbol,seguirá perdiendo espacio nuestra pelota,y la culpa como dice la canción “no la tiene nadie” me pregunto? Si se rescataran los juegos en horario nocturno y las transmisiones por Televisión en horario estelar podremos ver mejoras,y seguir disfrutando del fútbol en las tardes,y pelota en la noche,no le veo problema a eso.
    Igual también disfrutaríamos si pudieramos ver a los peloteros cubanos que juegan en MLB y si nuestra televisión pusiera béisbol de los Estados Unidos en vivo estoy seguro que crecería mucho el seguimiento a la pelota,insisto,la solución no es quitar el fútbol de nuestras pantallas,el fútbol a atrapado los corazones del mundo,y Cuba no se queda fuera,eso nadie lo podrá detener,
    ambos deportes pueden convivir pacíficamente,no le hechemos la culpa ni cargemos contra el Real Madrid o el Barcelona.
    En los Estados Unidos y otros países se transmite el mismo fútbol que podemos seguir aqui,y nunca e visto vacío un estadio de béisbol a causa de eso,el fútbol no es el culpable,eso lo tenemos muy claro.
    Pienso que el transmitir tantos partidos de la serie sub-23 por la TV lo que hace es que aumenten las críticas hacia nuestro deporte nacional,porque el nivel es muy bajo,están los herrores y falta de pensamiento técnico táctico
    “apululu”,además no se que será de esto en el futuro,pero se dice que la sub-23 del año próximo tendrá 100 juegos,a donde vamos a parar?
    Hay que ver el ambiente que se respira en las calles cubanas,no solo en la Habana con el Real Madrid y el Barcelona,o con las jugadas y goles de Messi y Ronaldo,
    esto yo nunca e visto que suceda con el béisbol,los seguidores del fútbol cuando no podemos seguir los partidos pués buscamos soluciones,vamos a hoteles o a zonas WIFI,y todo por ver el fútbol,y mejor deporte del mundo,ese que cada día se mete más aún en corazones de cubanas y cubanos.
    Nuestros niños seguirán con su amor al fútbol,esto mientras no recatemos la pelota que tanto amamos,y será fácil para ellos y nosotros los jóvenes cubanos escojer,seguiremos prefiriendo jugar en el “Santiago Bernabéu” que en el Latinoamericano.
    Y el fútbol seguirá creciendo en Cuba,es inevitable,eso no lo detendrá nada ni nadie.
    Esto es parte de lo que pienso sobre este tema que está candente en estos momentos.
    Saludos a trabajadores,Angel desde Granma.

  9. Tengo 23 años y soy de Santa Clara, V.C. El futbol esta x encima del beisbol lo mismo aqui, que en rusia o españa. Para empezar en el futbol hay mucha organizacion, cuando toca fecha fifa tiene q jugar mesi, cristiano o balotelli no hay nada q lo impida.en el beisbol es un relajo. La organizacion mas poderosa del mundo es la MLB y hace lo que le da la gana segun su convenencia, pero eso lo sabe todo el mundo. Les pongo un ejemplo,si salgo a caminar por la calle y pregunto cual es el delantero del equipo de futbol de villa clara el 90% no lo sabe y somos la provincia de mas resultado en el pais, pero si preguntas do nombre del cargabate del equipo de pelota mas del 80% lo sabe, esto demuestra q nuestro pais sigue siendo un pais beisbolero. Soy de los q piensa q lo que a bajado es el nivel de la serie nacional, donde los partidos los ponen al medio dia por gusto, si al final el q estudia como yo o trabaja no pude ir, pa eso lo pongo a las 10 de la mañana y va a ir la misma cantidad de personas y el pelotero no estara bajo ese calor insoportable y desgantante por gusto. Tambien pienso que no ha bajado la calidad de los peloteros cubanos Chapman, Pito Abreu en chicago.Yulieski en los astros. Yoenis Cespedes, Escobar, Aledmis Dias, Yandi Dias, Hechavarria, en fin los cubanos etan fura de liga y cuba entera lo sabe, solo resta q los medios de comunicasion no nos sigan tratando como anormales y se llenen de valor de decir lo que hacen nuestros peloteros, porque esten donde esten nos sigue llenando de orgullo q cuando vinen al bate los narradores mencionan el nombre de esta pequeña isla del caribe do de el beisbol es pasion. Viendo un partido a la semana es imposible q te gusten las Grandes Ligas, da por pensar q po en el jugo pa decir que cumpliron con el publa. Hasta cuando van a estar con ese descaro que solo hace q no confiemos en lo que dicen nustros medios de comunicacion, y se q la culpa no la tienen ustedes los periodistas al contrario bastante hacen. Comparto mucho con las palabras de joel y jorge luis…

  10. No estamos comparando el futbol con nuestra pelota,por ejemplo me cuesta trabajo ver hoy un juego de beisbol completo y era de los que se acostaba bien tarde viendo uno,ahora cualquier juego de futbol o beisbol internacional lo disfruto por su calidad sea de cualquier liga y les digo me encanta la pelota pero hay que cambiarle muchas cosas.
    1_no importa de donde sea el pelotero,pero si es de la zona central hacer un solo equipo y asi por regiones 2_El pelotero en nuestro pais que no se forme en 5 años,ese no va a ser nunca pelotero. Tambien el area de picheo no se acerca para realizar hoy un torneo sub_23 que a mi entender le da perdidas a la economia y los peloteros de hoy se les puede observar sin tamaño ni masa muscular.algunas cositas mas entre ellas tres fundamentales,interes ,entrega y disciplina ya que si me lo das todo no me importa nada.Bueno saludos y solo les recomiendo menos equipos y calidad en estos y no le vamos a ganar al futbol pero si lo vamos a emparejar.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu