Yo traigo mi demanda

Yo traigo mi demanda

Al fondo Idania Aguilera, de la empresa mixta Los Portales S. A. y Milaydis Miranda, analizan el documento contentivo de las demandas que para el 2018 hace esta última. Fotos: Agustín Borrego

 

María de las Nieves Galá y Gabino Manguela

De nuevo este año Milaydis Miranda Pimentel está entre las primeras personas en llegar a la Feria de Negocios para realizar la demanda que tiene su entidad en diferentes renglones económicos. Precisamente, la encontramos realizando su conciliación con la empresa mixta Los Portales S. A. “El año pasado solamente nos pudieron asegurar el agua, tal como deseábamos; en refresco nada más que un 10 %, porque nosotros somos considerados terceros. En el 2016 demandamos a la empresa Bravo S. A. alrededor de 24 toneladas de productos y nos aprobaron ocho. Pero bueno, ahora yo vengo con mi demanda a ver qué podemos lograr para el 2018…”.

Otro de los que espera para ser atendido en el buró de Los Portales es Owen Gallardo, comprador de Habanos S. A. Según manifestó, esta es una buena oportunidad, “tanto para proveedores como clientes, pues permite una mejor planificación de las finanzas, son pocos los recursos y deben invertirse de la mejor manera posible.

“Aquí también conocemos nuevos proveedores. Con Los Portales tenemos muy buena relación contractual, es un abastecedor bastante serio. Contamos con dos momentos: uno para exponer nuestra demanda y otro para conciliar”.

La conciliación que desde el pasado miércoles y hasta el 25 de mayo realizarán expertos de 300 empresas —de estas 262 estatales, 15 mixtas y ocho cooperativas no agropecuarias—, no constituirá una camisa de fuerza, sino el conocimiento adelantado de posibles variantes, tanto para que unas sepan de los insumos que necesitarán, como para que otras detecten a sus posibles compradores.

Por soluciones coherentes y sostenibles

Cada vez se hace más evidente que la economía nacional está urgida de planes que se distingan por la búsqueda de soluciones coherentes y sostenibles, y en tal sentido, la 4.ª Feria de Negocios constituye una vía ideal para la más adecuada planificación de los recursos disponibles.

Se trata de un foro con intenciones de aumentar la importancia de la conciliación entre empresarios a fin de asegurar equilibrios macroeconómicos, los programas de desarrollo fundamentales y alcanzar un ligero avance en el proceso de transformación de la estructura económica, con un mayor peso en la agricultura y la manufactura.

De ahí que entre los propósitos de la economía nacional para el 2018, tal como aseguran directivos del Ministerio de Economía y Planificación, esté reducir la dependencia importadora y acompañar los crecimientos propiciados por el dinamismo del turismo y el comercio, a la vez que se favorezca la consolidación de los encadenamientos productivos hacia el interior de la economía.

Oportunidad ideal

Efraín Llera Sánchez, director de Mercadotecnia y Comercialización de la empresa Thaba.

 

Entusiasmado con lo que puede depararle el evento, Efraín Llera Sánchez, director de Mercadotecnia y Comercialización de la empresa Thaba, perteneciente al Grupo Empresarial de la Industria Ligera (Gempil), destacó que las negociaciones en la Feria permiten identificar las necesidades de insumos y servicios de las entidades. Añadió que las cadenas de tiendas y el Ministerio de Comercio Interior han incrementado sus pedidos según las respuestas que ellos han dado. “Entre los productos líderes tenemos las mochilas, sobre todo las dirigidas a los escolares; y desde que muchas personas llevan el almuerzo a sus centros laborales, los merenderos o luncheras han ganado espacio. Marchamos a ritmo del mercado y creamos nuevos productos, en lo que la Feria es un buen medidor”.

Con nuevos productos y diseños, la empresa de confecciones textiles Boga ha ido consolidando su presencia en el mercado nacional. De acuerdo con Ricardo Aedo, director de negocios de la entidad, donde se fabrican todos los uniformes y ropa de presencia para los organismos y entidades, este evento les permite explorar los intereses y necesidades de los clientes para etapas futuras.

“Nos exponen el tipo de ropa que desean tener para el próximo año; identificamos tendencias de la moda, particularidades de los uniformes y su imagen corporativa, lo que nos resulta de gran utilidad para el producto final”.

La sociedad mercantil con capital 100 % cubano, La Estancia, perteneciente a la Corporación Cuba Ron S. A., ve en la Feria la ocasión para apreciar las necesidades de sus clientes y poder satisfacerlas en función de sus capacidades, tal como afirmó Liber Sifontes Cartas, su director de ventas y exportaciones.

Puré de tomate, compotas, jugos y otros surtidos, identifican el quehacer productivo de esta entidad, de gran presencia en los mercados cubanos. “Cumplimos el 100 % de lo solicitado el pasado año por el turismo, en un 85 % la demanda de las cadenas de tiendas y en un 50 % otros encargos de terceros”.

Por sustituir importaciones

Uno de los objetivos de la Feria es lograr la cooperación entre los distintos sectores de la economía en busca de una relación integrada, que favorezca las proyecciones económicas del país hacia el 2030. En ese sentido Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros y titular del Ministerio de Economía y Planificación (MEP), dijo durante el recorrido por pabellones de la Feria, que ese año pudiera parecer lejano, pero no es así. “Tenemos que prepararnos bien y ello exige mucho de todos nosotros”, agregó e insistió en la importancia de conocer con qué se cuenta, porque en disímiles ocasiones se importan artículos que se producen en el país o al menos existe la capacidad para hacerlo.

María del Carmen Concepción, ministra de la Industria Alimentaria y la Pesca, apuntó que para su organismo lo novedoso de este espacio está en poder penetrar el mercado que se pierde por falta de ofensiva de los productores y otras veces por desconocimiento.

Iris Quiñones, presidenta del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria (Geia).

 

Precisamente, Iris Quiñones, presidenta del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria (Geia), expuso a Trabajadores las oportunidades que tiene su sector para cubrir demandas internas. “En muchos lugares existen preferencias por nuestras mercancías, pero ese no es un criterio generalizado en todo el país. Por ejemplo, hay calidades de queso —y también en otros surtidos, entre ellos el cárnico— que la industria alimentaria cubana puede satisfacer, mas no ocurre así. El país hace importaciones que podríamos evitar”, dijo la titular del Geia.

A fin de hacer más visibles sus ofertas, el Geia exhibirá ante los empresarios participantes una amplia gama de productos dirigidos a la industria del ocio.

“No se trata de tantas producciones nuevas, aunque sí habrán primicias en cuanto a marcas; expondremos surtidos que esencialmente sustituyan importaciones”, subrayó.

A juicio de los entrevistados la Feria corrobora su validez y, sobre todo, su importancia para avanzar en el proceso de conciliación y preparación del plan de la economía del 2018. Lo primordial es aprovechar el momento y seguir descubriendo las oportunidades que aún quedan por explotar y que no se visualizan a la hora de hacer las contrataciones. Mirar con lupa las capacidades de la industria nacional siempre será el mejor de los negocios.

Escribir comentario

11 + Once =

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu