Dar y preguntar más 

Dar y preguntar más 

Durante el actual proceso de rendición de cuenta de los delegados de circunscripción escuchamos hablar mucho más sobre la ejecución de los presupuestos municipales y el uso de los tributos que los nutren, de los cuales una parte significativa proviene de los pagos que realizan las personas naturales, como los trabajadores por cuenta propia y otras variantes del empleo no estatal.

Para que tengan una idea, del uno por ciento que representaba en el 2010 este aporte tributario de las personas naturales en relación con los ingresos totales del presupuesto del Estado, ya en el año en curso lo que pagará este segmento de los contribuyentes equivale al 8.6 % de todo lo que el país debe recaudar, según datos del Ministerio de Finanzas y Precios. En cuanto a los ingresos tributarios, el sector no estatal aporta el 11.5 % de lo que va al fisco.

Pero hay algo incluso de mayor importancia. En el caso concreto de los impuestos y tasas que pagan los trabajadores por cuenta propia y otras personas naturales que realizan actividades lucrativas de forma independiente, estos recursos financieros tienen como destino específico los fondos para el municipio donde residen. De hecho, más de una quinta parte, el 22 % de los ingresos de los presupuestos locales, provienen hoy de los tributos de las formas de gestión no estatal.

Hay lugares, por ejemplo, como Trinidad, en la provincia de Sancti Spíritus, donde el dinero que aportan los trabajadores por cuenta propia y otras personas naturales ya representa más del 60 % de los ingresos locales del consejo de la administración municipal.

Esta participación tiene potencialidades además para aumentar, y debe hacerlo, en la medida que la Oficina Nacional de Administración Tributaria cierre cualquier brecha para la evasión fiscal, y las autoridades competentes continúen con la revisión, seguimiento y ampliación periódica de las actividades que es posible sumar al trabajo por cuenta propia.

Medidas que desde hace tiempo están en estudio como la concesión de licencias con más amplio perfil —algunas restringen tanto el alcance de cada labor que obligan a la misma persona a tener varias patentes a la vez—, y otras mejoras propuestas merecen análisis y decisiones más ágiles.

Paralelamente, cada contribuyente, al igual que el resto de la ciudadanía, tiene el derecho de preguntar y recibir explicaciones de sus representantes en el gobierno del municipio sobre la ejecución de tales presupuestos en función de las prioridades e intereses de la comunidad, así como hacer sugerencias y participar en la toma de decisiones sobre ese destino.

Esta es otra condición en la cual tal vez no teníamos hasta hace muy poco tiempo suficiente práctica o destreza, pero que debemos estimular y propiciar entre quienes pagan sus tributos en los montos correctos y con la puntualidad que el fisco exige, quienes por tanto también pueden y deben saber en qué y cómo su municipio emplea el dinero que es fruto de su trabajo.

Escribir comentario

7 + 18 =

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu