Vigilancia epizootiológica: una tarea vital

Vigilancia epizootiológica: una tarea vital

La casi anónima y diaria labor de médicos, técnicos y especialistas en salud animal, permiten mantener en el territorio nacional una vigilancia epizootiológica para impedir la entrada de enfermedades exóticas en animales, muchas de estas también transmisibles a los humanos.

Vigilancia epizootiológica: una tarea vital
En la labor veterinaria en Guantánamo prevalece el control para la inocuidad de los alimentos. Foto: Del autor

 

Como sucediera en el 2014, nuevamente la provincia de Guantánamo será la sede del acto nacional por el Día de la Medicina Veterinaria, por sus logrados resultados en todos los programas de salud animal, en especial durante casi una década de sostenida labor en la prevención, lucha, control y erradicación de la zoonosis y diversas enfermedades.

“Para cumplir con nuestras misiones, Guantánamo cuenta con nueve departamentos municipales de sanidad animal, y una cifra similar de unidades empresariales de base (UEB), clínicas y consultorios, así como más de 500 especialistas, entre médicos y técnicos encargados de prestar la necesaria asistencia veterinaria”, explicó la doctora en medicina veterinaria y Máster en Ciencias Zoe Debrook Chivas, jefa provincial del departamento que atiende esta actividad.

“Existe en el más oriental territorio cubano una fuerte red de diagnóstico que permite asegurar una favorable situación epizootiológica, un laboratorio provincial de medicina veterinaria donde, a pesar de limitaciones de recursos como antígenos, medios de cultivo y otros, hay un colectivo preparado para la confirmación del diagnóstico presuntivo realizado por técnicos y especialistas”.

La joven Yoíma Sánchez Masó, también graduada en medicina veterinaria y especialista principal de Asistencia Técnica y Epizootiología, expone avances como “la favorable situación zosanitaria, ratificándose la condición de libre en los programas de brucelosis, anemia infecciosa equina, encefalomielitis y tuberculosis. Se mantiene la vigilancia a través de los ganglios de animales muertos y sacrificados, decrece la focalidad del cólera porcino y se trabaja por la total erradicación de la enfermedad en los próximos años.

“En la vacunación contra la enfermedad del carbunco sintomático se alcanzaron niveles de inmunización por encima del 95 % y cero focalidad en los últimos años. Sobresalen las acciones de inocuidad de los alimentos, que permiten certificar los productos que se importan o procedentes de mataderos, la pesca, industria láctea y la totalidad de los centros productores”.

Ambas coinciden en que han sido muy importantes en los últimos meses las acciones de capacitación y la estabilidad del programa de bienestar animal, dedicado a que las personas conozcan las acciones para un mejor cuidado de sus mascotas y otros animales de cría.

En la actualidad Guantánamo, como el resto del país, está libre de enfermedades como la estomatitis vesicular, la fiebre aftosa, la influenza aviar, brucella y otras, gracias a la labor de vigilancia que permanentemente se realiza en los diferentes corredores aéreos y puntos de animales centinelas en lugares de riesgo biológico. Importante destaque merece el trabajo efectuado por los veterinarios guantanameros tras el paso del huracán Matthew, y la devastación en los zoológicos de Baracoa y Maisí.

“Lo primero —dice Debrook Chivas— fue la identificación de las vulnerabilidades de estos lugares, para proceder, junto a los compañeros de comunales, a la restauración de los hábitats de las diferentes especies”.

El 24 de marzo de 1961 fue escogido en Cuba como Día del Trabajador de la Medicina Veterinaria en recordación a la firma, por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, de la Resolución 254 del Consejo de Ministros, que unificó todos los servicios veterinarios del país en los Servicios Veterinarios Revolucionarios.

Sin duda, los hombres y mujeres que cuidan la sanidad animal en Cuba hacen suya una bella y conocida frase: “Ser veterinario no es solamente curar y cuidar a los animales, es, sobre todo, amarlos”.

Un comentario en Vigilancia epizootiológica: una tarea vital

  1. En Las Tunas hay tremendo lío con los veterinarios, ya que la Delegación de la Agricultura no quiere pagarles condiciones anormales y los uniformes brillan por su ausencia hace más de un año.

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu