Siria, año VI

Siria, año VI

Tras seis años de iniciada la guerra contra la República Árabe de Siria (marzo del 2011), y aun en las más adversas y trágicas circunstancias, la nación ha resistido y se mantiene con plena capacidad  militar y política frente a sus agresores.

Siria, año VI
La guerra ya ha causado medio millón de muertos —se estima que el 27 % son niños —
Foto: Tomada de http://es.radiovaticana.va/

 

La defensa de la soberanía e integridad de su territorio y el respaldo del pueblo al legítimo Gobierno del presidente Bashar Al Assad han sido factores fundamentales en el enfrentamiento a las hordas terroristas del autoproclamado Estado Islámico, de Al Nusra y Al Qaeda, que cuentan con el taimado respaldo de sus progenitores occidentales, de Israel y de algunas monarquías árabes.

La solidaridad y asistencia militar de Rusia, Irán y las milicias libanesas del Hesbollah (Partido de Dios) también han desempeñado un rol de primer orden en evitar que Siria se convierta en otro eslabón en la cadena de países del Oriente Medio y del Norte de África, a los que Estados Unidos y sus aliados pretenden cambiar su estructura política y socioeconómica, haciéndolos más dependientes de su poder.

La guerra ya ha causado medio millón de muertos —se estima que el 27 %  son niños —, cientos de miles de heridos, dos millones de refugiados, incontables desaparecidos, una enorme devastación de viviendas, escuelas, hospitales y de centros culturales e históricos, patrimonio de la humanidad.

Las localidades ocupadas por las bandas terroristas y mercenarias se convirtieron en centros de asesinatos colectivos (ejecuciones sumarias, degollamientos, torturas, violaciones y otras prácticas criminales) mientras que sus pobladores han sido utilizados muchas veces como escudos humanos.

No obstante, los golpes propinados por el ejército y la aviación siria, con el apoyo aéreo y artillero de Rusia, permitieron liberar numerosas localidades, entre ellas Homos, Alepo (segunda ciudad más importante del país) y Palmira, milenario monumento histórico. Además, gran parte de las huestes mercenarias están a la desbandada y muchas han buscado refugio en regiones de Turquía y en Irak, principalmente.

Varios analistas militares consideran que la reconquista de Alepo significó un viraje en el rumbo de la guerra, por lo que Occidente y las monarquías árabes del Golfo están ahora abocadas a cambiar de estrategia, aunque no desistan de sus propósitos hegemónicos.

El caso sirio ha probado una vez más la nulidad de la Organización de Naciones Unidas para hacer valer en las relaciones internacionales los principios de su tratado constitutivo (Carta de las Naciones Unidas) .

A pesar de todo ello, hay una realidad que se impone, y es que después de que los heraldos del imperialismo y del neoliberalismo anunciaran la irrupción de la primavera árabe en la República siria y la proximidad de  un modelo de democracia occidental importado, el país sigue resistiendo.

Escribir comentario

Nueve + tres =

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu