Al Álamo otra fuente le llegó

Al Álamo otra fuente le llegó

La Resolución No. 6 del 2016, sustitutiva de la Resolución 17 del 2014, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, ha beneficiado al colectivo de la Planta Álamo del municipio de Camajuaní, perteneciente a la empresa cárnica de Villa Clara.

Al Álamo otra fuente le llegó
La higiene, la calidad y los rendimientos deciden en el sistema de pago de esta entidad.

 

Uno de sus trabajadores la definió desde la labor que realiza: “Le dio el toque especial a la anterior; es como cocer bien los dividendos. Es como el jamón, que ahumado tiene mejor sabor”.

Según el criterio de directivos y obreros la aplicación de esta norma estimuló el incremento de la productividad del trabajo, la eficiencia y los ingresos de los trabajadores, aspectos esenciales que refuerza para el sistema empresarial.

“Ya la Resolución No. 17 había tenido su impacto en el colectivo, pero esta nueva mejoró y propició más equidad a partir de los resultados del trabajo. Se produjo un incremento del salario en una cuantía superior a los 297 pesos por cada trabajador y se llegó a recibir como salario promedio mensual mil 197 pesos”, explicó Ramón Acosta Lorenzo, director de Recursos Humanos.

Otros trabajadores ratificaron estas cifras y es evidente la satisfacción por la mejoría ocasionada, pero aclararon que pudo lograrse porque todo el proceso de la fábrica durante el 2016, en particular el flujo de materias primas, la carne de cerdo, la contratación y la planificación fluyeron a pedir de boca, además de los ajustes para ahorrar.

“El plan del año se cumplió desde el mes de noviembre y se sobrecumplió en un 20 %”, aclaró Milay Placeres, directora. “En estos resultados influyó la forma de pago por rendimiento”, precisó.

“El sistema de pago establecido en este colectivo protege al trabajador directo a la producción, pues reciben una bonificación por el rendimiento industrial, lo cual ha sido muy provechoso porque estimula la productividad, la estabilidad de la fuerza de trabajo y ha sido vital para mantener la calidad, decisiva en el prestigio de productos como los que aquí se elaboran. A la vez que existe un personal capacitado en contabilidad y de recursos humanos para aplicarlo”, puntualizó.

Los secretos de Bonilla

“Para ganar bien hay que trabajar bien, la carne ahumada lleva tiempo, amor, mucha observación y limpieza”, dijo Rolando Bonilla Acosta, uno de los horneadores al carbón de esta unidad que vela por conservar el prestigio de una marca reconocida: Álamo.

“Este proceso hay que hacerlo casi manual para que se sienta el sabor particular que caracteriza nuestro producto: primero la higiene del horno, luego llenar bien las hornillas de carbón, añadirle mangle, después rociar de aserrín húmedo el piso para que le dé el color dorado y el sabor a humo y esperar tres horas de secado…

“Esta es una forma tradicional de elaborar carnes en conservas con carbón y mangle, es un producto típico cubano y de alta aceptación que tenemos que mantener, con este se sustituyen importaciones y compite con los más exquisitos que existen en el mercado. El secreto es trabajar bien y hacerlo con esmero”, resumió orgulloso de lo que elabora.

Junto con Bonilla, también Eric y Jaramillo son llamados los magos del sabor del Álamo, una pequeña planta que procesa 120 toneladas mensuales de carne en conservas de calidad excepcional, entre ellos jamón, tocineta, salame, lomo, chorizo, destinados al turismo —en particular para Varadero y La Habana— y tiendas recaudadoras de divisas.

Según Aylín Legrá, jefa de planta, la calidad se decide además en el proceso de recepción y selección de la materia prima, en la capacidad de los técnicos de detectar inconveniencias con aspectos como color, temperatura, olor, presencia de la grasa en la carne y la higiene de la fábrica, aspectos estos que también influyen en el salario de los trabajadores y que se contemplan en la Resolución No. 6, lo que implica que todo tiene que ser evaluado integralmente para que pueda beneficiarse el colectivo de esa norma.

La empacadora Álamo de Villa Clara ha sido distinguida durante cuatro años consecutivos con la condición de Vanguardia Nacional, sus productos son de élite y el colectivo asegura que los nuevos beneficios salariales han llegado para consolidar e incrementar mucho más la la productividad y la calidad de sus ofertas.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu