Diversificar, ahorrar, pagar

Diversificar, ahorrar, pagar

Las intervenciones en la asamblea de representantes que presentó el plan de la economía y el presupuesto del 2017 para la Empresa Provincial de Alimentos (EPA) de Matanzas enseñaron cuánto más se puede hacer si se aprovechan las capacidades instaladas de las industrias, se movilizan las reservas de eficiencia y se realiza un uso racional de los recursos, prácticas conducentes al alcance de metas.

En unidades como El Doboch, completamente restaurada, las producciones tienen tanta demanda que se agotan rápidamente. Foto: Noryis

 

Desafíos así deberá sortear la EPA si desea no repetir los saldos del período precedente, año en el que incumplió sus producciones físicas, lo que supuso menos fideos, galletas de sal, conservas, puré y pulpa de frutas, renglones afectados, según el informe, por la rebaja de un 14 % en las asignaciones de los portadores energéticos.

Una mirada diferente sobre el estratégico asunto ofreció el vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial, Irán Galván, al referirse a la inspección donde se encontró, entre otras irregularidades, la no existencia de relación lógica entre las descargas de las tarjetas de combustibles y las actividades realizadas. “En el control óptimo y la racionalidad hay infinitas reservas, consideró, y de estas depende que crezcan las elaboraciones demandadas por el pueblo”, apuntó, al tiempo que convocó a cerrar filas contra los delitos.

Orlando Rodríguez Mesa, director de la EPA, explicó que a diferencia de un plan de ventas que el año pasado no satisficieron, el de ahora, con 20 millones de pesos menos, es totalmente cumplible.

Saúl Borrego, de la planta Libertad, en el municipio de Colón, manifestó la disposición de los trabajadores para cumplir esas producciones, deseo en el que se interponen, dijo, que falle alguna materia prima o se dejen de aprovechar opciones como la “que propusimos el año pasado, de acompañar el procesamiento de tomate con otra línea de mermelada de guayaba o de piña”.

Nada justifica que haya que traer de Ciego de Ávila variantes de piña en conserva para comercializar en el turismo pudiéndose hacer aquí, señaló Liván Izquierdo Alonso, miembro del buró provincial del Partido. “Muchas son las potencialidades de la industria matancera para colocar en la familia mayor cantidad de mercancías y en distintos formatos”, instó.

Mercedes Hernández Morgan, secretaria general del Sindicato Provincial de Trabajadores de la Industria Alimentaria y la Pesca, agregó que la diversificación ayudará también a incrementar ingresos salariales, aspecto que, a juicio de José Pérez Ortiz, miembro del secretariado del Comité provincial de la CTC, no se discutió como debía, aun cuando las remuneraciones y los sistemas de pago inquietan a los afiliados de este sindicato.

La asamblea de representantes perdió la oportunidad de debatir que para materializar las cifras de producciones, ventas netas e ingresos, la EPA necesita sistemas de pago que permitan que quienes formen valores reciban en correspondencia, fenómeno que Maritza Pérez ilustró: “Los empleados de Perico fueron afectados porque otras unidades empresariales de base incumplieron”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu