El agua no será obstáculo para el desarrollo

El agua no será obstáculo para el desarrollo

Los planes inversionistas y la estrategia del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos están respaldados no solo por créditos externos, sino también con recursos millonarios del Presupuesto del Estado, en función de garantizar la disponibilidad de agua para el consumo humano y el resto de las actividades económicas y sociales, afirmó este jueves la ingeniera Inés María Chapman, presidenta del organismo.

El agua no será obstáculo para el desarrollo
El agua no será obstáculo para el desarrollo

 

Ejemplificó que al cierre del 2016 fueron ejecutados 600 millones de pesos, más de 300 de ellos en inversiones y el resto en mantenimiento.

Algunas de las nuevas obras permitieron que hoy no sea más crítica la situación en algunos de los municipios y provincias con mayor afectación por la sequía  meteorológica que sufre Cuba, precisó ante periodistas nacionales especializados en el sector hidráulico.

La titular del INRH dijo que la supresión de salideros en grandes conductoras y redes permitió que siga en descenso la cantidad de  agua perdida en esos sitios, que era superior al 60 % hace cinco años; si bien todavía la cifra es alta ─48 %─, que debe continuar reduciéndose con el avance de la rehabilitación en 12 ciudades capitales de provincias, entre otros proyectos.

Pero también hay agua que se sigue derrochando en el interior de los inmuebles, tanto estatales como del sector residencial, y su uso racional no puede quedar solo pendiente de la conciencia, la cual debe ser compulsada con el incremento del metraje, que ya alcanza el ciento por ciento de las entidades estatales posibles, apuntó.

Falta por avanzar en las viviendas de la población, para lo que se requieren muchos más hidrómetros, cuya adquisición todavía es en el exterior, hasta tanto fructifique un proyecto que permitirá volver a producirlos en Cuba, o al menos un alto porcentaje de los elementos, en bien de la sustitución de importaciones y poder contar en el patio con cantidades suficientes para nuevas instalaciones y cambios.

Entre las medidas a corto y mediano plazo para paliar la escasez de agua en algunos territorios mencionó la planta desalinizadora que debe funcionar  en el primer semestre en Santiago de Cuba, con capacidad para procesar 50 litros por segundo.

Con ese mismo objetivo se están montando cinco pequeñas plantas ─de uno a cinco litros─, en La Habana (Guanabo), Granma, Villa Clara y Ciego de Ávila, a fin de mejorar el abasto de agua potable.

Igualmente refirió que se perforarán pozos de más de 150 metros de profundidad en algunas zonas, en la búsqueda de mayor disponibilidad del líquido para algunos lugares.

Escribir comentario

Trece − 2 =

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu