Inconforme sin razón

Inconforme sin razón

Roxana Medina Torres, estudiante de Periodismo

A fines del 2016 publicamos la carta de la santiaguera Odalis Gutiérrez Cutiño, quien alegaba que no podía trabajar desde hacía un año por problemas de salud y nadie había valorado su caso.

Sin embargo, aquellos argumentos quedaron sin razón, pues se demostró que no hubo violación en el proceso de disponibilidad, de acuerdo con el dictamen de las investigaciones que realizó una comisión presidida por Guillermo Mora García, director provincial de Salud Pública, así como Ermelinda Cumba Hernández, jefa de la sección de Enfermería, y Rosa María Cobas Miclín, especialista principal de Atención a la Población, ambas de la propia instancia territorial.

Tras la huella

Refieren que en entrevistas con la reclamante, esta planteó que inicialmente laboró en el policlínico Dos Palmas, en el cargo de asistente de servicios de enfermería, desde el 2006 hasta el 2009. Luego la peritaron porque enfermó cuando estuvo ubicada en la sala de esterilización. El texto añade que Gutiérrez Cutiño afirmó tener una insuficiencia renal grado II, y supo del proceso de disponibilidad, pero que desconocía ser uno de esos casos.

Además, alegó que no le propusieron otro empleo cuando la citaron para analizar su situación, lo cual impugnó la especialista en Recursos Humanos del policlínico, que si bien confirmó los años de trabajo, afirmó que a la extrabajadora se le ofreció un cambio de puesto como asistente de sala, lo cual fue efectivo el primero de octubre del 2010.

Cinco años después, esa plaza fue eliminada en el proceso de disponibilidad, que “en el caso de Odalis no se materializó hasta diciembre porque la compañera se encontraba de licencia no retribuida”, subraya la carta de respuesta citando a la directora del policlínico.

La directiva plantea que a Odalis le ofrecieron en dos ocasiones una plaza vacante de custodio, no obstante, se negó, y así dejó constancia en acta de notificación, argumentando que el peritaje definía no laborar en horarios nocturnos, lo cual fue desmentido posteriormente.

A partir de ese momento quedó disponible y le fue aplicado lo dispuesto por el Código de Trabajo: pagarle un mes al 60 % por los años trabajados en el centro, agrega la funcionaria.

Por su parte, Rolando Ríos Betancourt, jefe del Departamento de Recursos Humanos en la Dirección Municipal de Salud Pública en Palma Soriano, explicó a la comisión encargada de investigar el caso, que a solicitud del director revisaron toda la documentación del expediente laboral y el proceso de disponibilidad de Odalis, y concluyeron que el caso se analizó con seriedad y transparencia.

Asimismo comprobaron que la reclamante no es madre soltera, tiene dos hijos, una menor y otro mayor de edad, y su esposo es propietario de un terreno “con producción de café y otros productos, con un estimado dado por la empresa cafetalera ascendente a más de 15 mil pesos”.

Probaron que no fue intervenida quirúrgicamente y tampoco padece insuficiencia renal, sino polinefritis crónica.

Luego de todos esos argumentos, la exempleada mantiene su inconformidad con la contestación ofrecida, concluye la respuesta.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu