Fidel Castro, educador de la esperanza

Fidel Castro, educador de la esperanza

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Un panel especial dedicado a resaltar la figura del Comandante en Jefe Fidel Castro, su empeño, dedicación y apoyo a la educación de Cuba y del mundo tuvo lugar durante la primera sesión del Congreso Internacional Pedagogía 2017, en su décima quinta edición, que tiene lugar en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Fidel Castro, educador de la esperanza
Doctora en Ciencias Pedagógicas Lesbia Cánovas. Fotos: César A. Rodriguez.

 

Coordinado por la Doctora en Ciencias Pedagógicas Lesbia Cánovas, Presidenta de Honor de la Asociación de Pedagogos de Cuba, en el intercambio participaron el teólogo brasileño Frei Betto, la periodista, investigadora y escritora Katiuska Blanco, la estudiante de pedagogía Leyanis Burgos, y el Ministro del Poder Popular para la Educación de Venezuela, Elías Jaua.

Considerada la biógrafa de Fidel, Katiuska Blanco comentó pasajes de la niñez y la adolescencia de Fidel  que lo marcaron para siempre, y aseguró que él fue siempre un educador.

La autora de Todo el tiempo de los cedros manifestó que siempre consideró las  reflexiones escritas por él como cartas dirigidas a los ciudadanos, y seleccionó la publicada el pasado año, víspera de su cumpleaños 90 (el 12 de agosto de 2016). Al parafrasear algunos de sus párrafos resaltó la idea suya de que la falta de educación es el mayor daño que se le puede hacer a un niño.

El amor, las ansias de conocimientos en relación a todo cuanto nos rodea, la enseñanza para vivir plenamente, el disfrute de la naturaleza, la importancia de forjar el carácter, la bondad  y la capacidad de sacrificio, entre otras, fueron algunas de las claves del pensamiento de Fidel en relación con la educación.

Sin teorizaciones, ni pedanterías, Fidel nos lleva de la cotidianidad a la política, de lo trivial a lo definitivo, de lo común a lo trascendente, ese es el camino que debe seguir un maestro, enfatizó Katiuska.

Por su parte, Leyanis Burgos luego de resaltar la figura del Comandante en Jefe y algunos de sus aportes a la educación, ratificó su disposición de defender la Revolución desde las aulas y dijo que Fidel siempre confió en la juventud cubana.

Al referirse a las muestras de cariño y al tributo póstumo luego de la desaparición física del Comandante en Jefe, Elias Jaua  reafirmó que “sigue siendo el profeta de siempre y el padre de todos los revolucionarios del continente”.

Comentó algunas de las anécdotas sobre Fidel y el líder bolivariano Hugo Chávez, de quienes aprendió que los revolucionarios están siempre al lado de los humildes y para servir al pueblo.

La preocupación por la alimentación de los seres humanos, la necesidad del ahorro energético para evitar el deterioro ambiental, y prevenir las guerras son algunas de las concepciones que él nos legó, afirmó.

Con el derecho que le asiste a una educadora de larga trayectoria como ella, Lesbia Cánovas también aprovechó la oportunidad que le brindó el panel para referir sus impresiones acerca de un paradigma de revolucionario como lo fue Fidel.

Congreso Internacional Pedagogía 2017
Presentes en el auditorio, además, la Ministra de Educación Ena Elsa Velázquez Cobiella; la presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas, Terese Amarelle Boué, y el titular de Educación Superior José Ramón Saborido Loidi..Fotos: César A. Rodriguez.

 

Maestra desde los 15 años, alfabetizadora y educadora desde los primeros años de la Revolución, la pedagoga consagrada aseveró que “la obra educativa de Fidel es inatrapable” y está presente en cada una de las ponencias y en los  intercambios que en estos momentos tienen lugar a propósito de Pedagogía 2017.

Hizo un breve recuento histórico del sector de la educación luego del triunfo del Primero de Enero de 1959 y señaló que ya en febrero de ese año había más de 800 maestros normalistas desplegados en la Sierra Maestra, a quienes al terminar la Campaña les dio la tarea de estudiar para continuar la obra iniciada.

Posteriormente, solicitó la participación de miles de jóvenes para que se formaran como maestros en lo que después se ha denominado el plan Minas-Topes-Tarará, donde se forjarían bajo un espíritu de disciplina y sacrificio y ello les permitiría después cumplir con tareas de difícil envergadura.

Acostumbrados a su oratoria, Frei Betto no sorprendió al auditorio. Anunció que mañana —primero de febrero— haría una intervención especial sobre el tema, y al adelantar algunos criterios sobre Fidel lo calificó de “modelo de virtudes y cualidades”, quien supo colocar siempre en un primer plano la ética y la espiritualidad de los seres humanos.

El brasileño que tuvo la oportunidad de escribir el conocido texto Fidel y la religión, en la década de los 80`, comparó la educación en el socialismo y en el capitalismo, contexto donde se utiliza esencialmente con un fin utilitario, solo para formar mano de obra calificada, al margen de otras posibilidades.

Frei Betto destacó la coherencia entre el espíritu y los valores del líder de la Revolución y parafraseó una idea suya, cuando alguna vez el estadista le confió: Betto, un revolucionario lo puede perder todo, la familia, la mujer, los hijos, pero nunca la moral, si se derrumba esto todo se viene abajo, enfatizó.

Presentes en el auditorio, además, la Ministra de Educación Ena Elsa Velázquez Cobiella; la presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas, Terese Amarelle Boué, y el titular de Educación Superior José Ramón Saborido Loidi.

En Pedagogía 2017 participan más de dos mil delegados, entre ellos 800 de Cuba, de alrededor de 40 naciones.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu