Letra quemada

Letra quemada

Diariamente se viola la Resolución No. 360/2005, del Ministerio de Salud Pública, que prohíbe fumar o mantener encendido cualquier derivado del tabaco en las instituciones del sistema nacional de salud en Cuba, con énfasis en los que laboran o prestan servicios en el sector.

Diariamente se viola la Resolución No. 360/2005, del Ministerio de Salud Pública, que prohíbe fumar o mantener encendido cualquier derivado del tabaco

 

El incumplimiento de lo establecido conlleva medidas disciplinarias previstas en la legislación y no distingue entre trabajadores, dirigentes y funcionarios. Uno de los basamentos de la disposición resulta no solo que sea un tema sensible para todos, sino que “los médicos y enfermeros, en especial, constituyen ejemplos muy negativos cuando practican conductas en flagrante contradicción con la conservación y prevención de la salud que deben fomentar”.

Entre las facultades del organismo está promover, elaborar y controlar los planes y programas de educación para la salud. No es posible que un Estado dedique tanto de su presupuesto para salvar a las personas y potenciar estilos de vida más saludables, y parte de ese esfuerzo caiga por la borda sin al menos reglamentar y promover prácticas en contra de un hábito que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, cobra cada año casi 6 millones de muertes, de los cuales unos 2 millones son por cáncer de pulmón.

Publicada en la Gaceta Oficial de la República, la citada Resolución prohíbe fumar dentro de las unidades asistenciales y durante su actividad laboral, a todo el que trabaja o presta servicios allí, así como a los hospitalizados, acompañantes, visitantes u otra persona que esté en forma permanente u ocasional, con excepción de los pacientes psiquiátricos y los recluidos en hogares de ancianos.

La norma legal establece como agravantes fumar en todo tipo de reuniones de dos o más personas en lugares bajo techo y de actividad de carácter docente con nivel de pregrado, sobre todo en el caso de profesores y alumnos. También si ocurre “durante la atención a los pacientes, las consultas, pase de visita o permanencia en salas de hospitalización, laboratorios, consultorios médicos, policlínicos, visitas de terreno a cualquier otra área de la institución o fuera de esta u otras labores o funciones en las que el personal de salud establezca interacción profesional con la población”.

En sus disposiciones finales, la Resolución recoge los responsables de velar por su observancia y la obligatoriedad de dar a conocer el contenido en las asambleas de afiliados, lo cual merece ser retomado a 11 años de aprobada, pues parece letra muerta cuando vemos a tantas personas fumando impunemente dentro de las instalaciones de salud.

2 comentarios en Letra quemada

  1. Es verdad lo que en este artículo se expresa.
    En el hospital Guevara de Las Tunas se observa en las áreas aledañas a los pasillos interiores varios kilogramos de colillas de cigarros, pues ni por verguenza los recogen.

  2. En el hospital cespedes de Bayamo se fuma en cualquier parte,eso a parte de dañar la salud empeora la higiene de esta institución que es pesima,hay que tener mucho deseos de vivir para acudir a este sucio lugar.

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu