Agradecimiento eterno

Agradecimiento eterno

“Tuve oportunidad de estar cerca de él, de verlo pasar cuando iba a rendirles tributo a sus padres, en el batey de Marcané, en el municipio holguinero de Cueto. Entonces era una niña y mi sueño era invitarlo a comer arroz con pollo en mi casa”.

Es una de las remembranzas que comparte María Teresa Cáceres Martínez, quien mientras estudiaba para ser maestra, volvió a estar cerca de Fidel, en la clausura del VI Congreso de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media, “donde el líder histórico patentizó su confianza en la juventud cubana”.

Años más tarde coincidieron en el XVIII Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba. “Era como si el tiempo no pasara para él —afirma—, siempre el mismo ímpetu y las preocupaciones por todo lo relacionado con los trabajadores.

“Salimos tarde de la clausura, y eso no le impidió ser el primero en el desfile aquel Primero de Mayo, cuando lideraba la lucha contra el Área de Libre Comercio de las Américas. Iba custodiado por los constructores del contingente Blas Roca, por el pueblo; hubo un instante en que lo tuve delante de mí. Hoy solo puedo decir: ¡Gracias, Fidel! Por tu ejemplo, por lo que nos legaste”.

Estímulo para continuar

Al doctor Antonio Chinea Martín, fitopatólogo, investigador y profesor titular del Instituto de Investigaciones de la Caña de Azúcar, y a sus compañeros, “las exhortaciones del Comandante en Jefe durante sus visitas a la Estación Experimental de la Caña, en el matancero municipio de Jovellanos, nos sirvieron de estímulo para profundizar en los conocimientos científicos y obtener resultados más valiosos en ese campo.

“El colectivo —precisa el experto— lo recibió en varias ocasiones: el 4 de noviembre de 1962; el 30 de enero de 1971 y el 30 de marzo del mismo año”.

En el primer encuentro les solicitó información sobre las variedades de la caña; en el segundo participó, junto a un grupo de especialistas, en la selección de algunas plantas en el área experimental y recalcó la importancia de obtener altos rendimientos en el azúcar, su resistencia a las enfermedades, plagas y la adaptación a condiciones adversas.

“Además se preocupó por las condiciones laborales y de vida de los trabajadores y asignó recursos para contribuir a ello”, refiere el doctor Chinea Martín.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu