Nueva obra de Erik Varela en el Cimeq

Nueva obra de Erik Varela en el Cimeq

Diálogo de Paz II. Acrílico sobre lienzo, 100×120 cm, 2016.

 

La obra titulada Diálogo de Paz II, del joven creador de la plástica Erik Varela Ravelo, fue emplazada en el lobby del internacionalmente reconocido Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq), para integrarse a la selecta y valiosa colección de arte cubano contemporáneo existente en esa institución.

Con anterioridad, Varela, también director del proyecto artístico Enmarcarte, perteneciente al Fondo Cubano de Bienes Culturales, había donado a esa entidad el cuadro titulado En apretada marcha por la unidad (acrílico sobre lienzo, 280x140cm, 2016), el cual sobresale por el elevado destaque de los valores patrios, y el compromiso con la defensa de las conquistas del socialismo.

Diálogo de Paz II (acrílico sobre lienzo, 100x120cm, 2016) posee significativos discursos que transitan desde la persistente batalla por la paz emprendida desde la juventud por el querido líder Fidel Castro Ruz, hasta su indestructible firmeza  en la consolidación de la Revolución cubana. En esta tela el creador  refleja la ternura, solidez y  nobleza de un pensamiento martiano-marxista que impregnó en todos los cubanos con el afán de convertir  a este país en paradigma de la educación, la salud, la solidaridad internacionalista, las ciencias, el deporte y la cultura.

Es la segunda obra de una serie iniciada hace pocos meses, la cual marca un importante avance en la labor pictórica de Erik, quien hace apenas un año empezó a introducir sus iconografías  en el variopinto universo de la plástica insular contemporánea. Hoy goza de aceptación y prestigio en casi todos los continentes.

Aún más atrevida, desde el punto de vista técnico, que la primera pieza de esta serie, Dialogo de Paz II es asimismo un autoexamen del artífice sobre el tratamiento de la figura humana, observándose un buen manejo de la fisionomía, los trazos, las líneas y los colores.

La utilización de la paloma en estas piezas posee un significado simbólico y a la vez enigmático.

Según Erik durante este año continuará con sus ideas y con sus
pinturas recreadas en Cuba y en los cubanos de la contemporaneidad. “Y, por supuesto —enfatizó— deseo
realizar otras obras inspiradas en ese extraordinario hombre que fue el Comandante en Jefe”.

Las palomas y Fidel

El 8 de enero de 1959, la Caravana de la Libertad entró en La Habana, donde fue recibida por enardecidas multitudes. La comitiva llegó al campamento militar de Columbia, hoy Ciudad Escolar Libertad.  Allí, Fidel Castro Ruz se dirigió al pueblo y en medio de la excitación de los allí reunidos, tres palomas, tal vez atraídas por la luz de los reflectores que fuertemente destellaban sobre el Comandante en Jefe, comenzaron a volar alrededor de él. Una de aquellas hermosas aves blancas se posó en su hombro izquierdo mientras que las demás se movían frente a él, por el borde del podio.

Tal acontecimiento fue asimilado por los creyentes como una señal de Dios, un milagro. Otros lo vieron como un símbolo de paz. “Pero la mayoría sabía que era un capricho de la naturaleza y presagiaba el destino de la Revolución y de Fidel: construir una sociedad culta, saludable, justa, libre y soberana, digna de aquella merecida demostración de confianza y cariño que le había dado el pueblo”, como expresó el colega Jorge Oller en su artículo titulado Las palomas de Fidel, publicado en su blog Chamosaurio (chamosaurio.wordpress.com) .

Escribir comentario

10 − 1 =

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu