Negligencia añeja

Negligencia añeja

En la capital, durante las intensas lluvias ocurridas en abril del 2015, colapsó el muro divisorio del consultorio del médico de la familia con el edificio No. 1605, sito en Avenida 23, entre 28 y 30, Plaza de la Revolución.

Al caer, la pared comprimió la tubería del gas, lo cual ocasionó salideros y por ende, emanaciones de este peligroso producto, según explica Julia María Pol Bernal, quien escribe a Buzón abierto en representación de sus vecinos*.

Desde esa fecha, los perjudicados esperan la solución a un problema que, por el tiempo transcurrido, denota la negligencia de las autoridades municipales, que a pesar de conocer los hechos, de visitar el lugar y opinar sobre las acciones que debían realizarse, no lo han solucionado, subraya la lectora.

La remitente explica que no ha sido por falta de preocupación de los afectados, pues de inmediato pusieron al tanto de lo acaecido a las autoridades en la localidad, desde el delegado de la circunscripción hasta los funcionarios de la Dirección Municipal de la Vivienda (DMV). En esta última, señala, los atendieron con prontitud e indicaron realizar un dictamen técnico.

Al ver que otra cosa no sucedía, Julia María se presentó ante el director del Departamento de Atención a la Población de la Empresa de Servicio Especializado de la Construcción (Secons), subordinada al Consejo de la Administración Municipal, donde le comunicaron que “no tenían nada que hacer allí, que eso era asunto de la DMV”.

Luego de casi más de un año, la promovente confiesa que se alimenta pidiendo favores para cocinar en otro lugar o comiendo algo en cafeterías, pues no ha podido volver a encender su fogón, e imaginamos que el resto de los firmantes de la carta tengan una situación similar.

Por eso, después de haber agotado otros caminos, recurren a esta sección y exigen un análisis de lo ocurrido, pero sobre todo, piden que acaben de acometerse las acciones constructivas pertinentes, para que los compañeros de la Empresa del Gas Manufacturado puedan trabajar y acabar con el peligro latiente de un accidente de consecuencias catastróficas

* Rosa María Fernández, María Nela Santiago, Alfredo Álvarez Bernal, Josefina Trujillo, Ernesto Reyes González, María Emilia Aria, Flores Moreno, Yanneris Rosas López, Norah García y Teresa Martínez

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu