Un sindicato diferente

Un sindicato diferente

“Hay que seguir buscando resortes que estimulen la producción y la eficiencia”, declaró Néstor. Foto: Reno Massola
“Hay que seguir buscando resortes que
estimulen la producción y la eficiencia”,
declaró Néstor. Foto: Reno Massola

Dentro de muy pocos días, un nuevo sindicato le nacerá a la Central de Trabajadores de Cuba: el que integrará a todos los trabajadores de la agricultura, como consecuencía de la unificación del Tabacalero con el de los Agropecuarios y Forestales, y se convertirá en el tercero con mayor membresía del país y el más grande del sector productivo.

La conferencia celebrada recientemente en Guantánamo, la última de las planificadas para la instancia provincial, dejó el camino expedito a la Primera Conferencia de ese sindicato nacional, cuyo nombre y logotipo están en proyectos, y serán aprobados por el pleno de los delegados que participen en el evento, previsto para los días 8, 9 y 10 de diciembre próximo.

La Primera Conferencia del Sindicato Nacional de Trabajadores Agropecuarios y Forestales fue convocada el 21 de junio del 2015, en Sancti Spíritus; transitó por el balance y renovación de mandatos de sus estructuras de base y municipales, y cuando ya se habían realizado dos reuniones en provincias se interrumpió el proceso, recordó Néstor Martínez Hernández, su secretario general.

“Hasta ese momento se fortalecieron los ejecutivos de más de 8 mil 600 secciones y burós de base del país, que renovaron al 43 % de sus dirigentes, un paso importante porque allí es donde, con la participación activa y consciente de sus afiliados, se materializa el trabajo sindical.

“Posteriormente efectuamos el proceso en 148 municipios, algunos de los cuales no contaban con direcciones a esa instancia y han consolidado su labor, aunque hoy continuamos trabajando en su perfeccionamiento pues la estructura no está acorde con lo que se ha venido haciendo en el reordenamiento de la agricultura.

“Para celebrar la primera de las conferencias provinciales tuvimos como punto de partida los logros y resultados de la labor sindical, e iniciamos el proceso en Las Tunas, luego en Matanzas, y se hizo un alto en el camino tomando en consideración el acuerdo del Consejo Nacional de la CTC de integrar a los dos sindicatos, respondiendo a la implementación de los Lineamientos del VI Congreso del Partido.

“Los temas más debatidos hasta entonces se relacionaron con la necesidad de ganar más en el papel del sindicato a la hora de representar a los trabajadores; en muchos lugares el funcionamiento no estaba acorde con los requerimientos de cada colectivo, había que lograr mayor participación en las asambleas de afiliados y elevar la exigencia a las administraciones para que dieran respuestas oportunas a los planteamientos. Unido a ello, se consolidaron los compromisos de cumplir los planes productivos y de alcanzar eficiencia económica”, resumió Néstor.

Fortaleza en la unificación

Así, entre los meses de marzo y agosto últimos se realizó un proceso político y de consulta con los tabacaleros que contó con el respaldo mayoritario a la unificación de ambos sindicatos y la constitución de una única dirección nacional, informó Nidia García Berenguer, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores Tabacaleros.

“Este proceso que se ejecutó en las 707 secciones sindicales del país, permitió el fortalecimiento de la organización y le dio la posibilidad al sindicato Tabacalero, que hacía nueve años no tenía congreso, de interactuar con los trabajadores, ver cómo se robustecían los valores, el sentido de pertenencia, el amor a la historia y el apego a esta actividad.

“Fue evidente además, la madurez política de nuestros afiliados, y al imbricarnos en el proceso orgánico de la Primera Conferencia Nacional de los trabajadores de este sector, se consolidaron las estructuras de base de nuestra rama, renovaron los dirigentes sindicales en un alto por ciento de ellas e hicimos un levantamiento de las principales inquietudes y planteamientos de los afiliados, que se concentraron en contar con un sindicato que sea diferente: más sólido y combativo en su función de representar legítimamente los intereses de los trabajadores.

“La integración ha sido una fortaleza”, aseguró Nidia. Foto: Reno Massola
“La integración ha sido una fortaleza”, aseguró Nidia. Foto: Reno Massola

“Algunas manifestaciones ratificaron la necesidad del cambio en el funcionamiento del sindicato y del papel que tiene que jugar la asamblea de afiliados en función de evaluar los indicadores económicos, productivos y financieros de cada entidad, así como los planteamientos de los trabajadores”, insistió Nidia.

Sobre las opiniones de los tabacaleros respecto a la unificación con el otro sindicato explicó: “Siempre hay resistencia a los cambios. Hubo criterios en contra a partir de dudas e inquietudes que surgieron quizás porque en algunos momentos faltaron argumentos, pero definitivamente eso se corrigió con la participación de todos los factores en los territorios; la respuesta está en que el 83,3 % de los afiliados levantó la mano a favor de la decisión.

“En lo adelante hemos trabajado en función de la unidad. Entre las tendencias fundamentales se manifiesta en los tabacaleros el agradecimiento y reconocimiento a los de las ramas agropecuaria y forestal por aceptar la integración. Ha sido una fortaleza”, aseguró.

La historia se crece

Con la unificación de ambos sindicatos la historia del sector se crece. La participación de los dirigentes de TabaCuba en el proceso ha sido muy importante, pues esta es la Organización Superior de Dirección Económica más antigua del Ministerio de la Agricultura y sus fortalezas son paradigma para el resto de las que se han constituido con el perfeccionamiento de este organismo.

El nuevo sindicato tiene ahora estructuras de dirección en casi todo el país, pues donde no existía el agropecuario y sí el tabacalero, o viceversa, ahora hay un comité municipal, más fuerte a partir de la suma de cuadros y dirigentes de base, y de la infraestructura y recursos que proceden de ambos, apreció Néstor.

Otra de las fortalezas es que con esta integración crece el número de afiliados, que ya sumarán cerca de 400 mil procedentes de las ramas agrícola, pecuaria, forestal y tabacalera, y será el mayor de todos los que representan los sectores productivos.

Llegamos a la Primera Conferencia Nacional fortalecidos: se ha dado respuesta a los planteamientos que eran viables en los municipios y provincias y se encaminan los que corresponden al nivel central; las intervenciones en esas instancias no han sido de demandas sino de búsqueda de soluciones, concordaron ambos.

Sin embargo, reconocen que hay que seguir buscando la forma de motivar a los trabajadores en función de cumplir los planes de producción y hacerlo con eficiencia económica. Y coincidieron en que los movimientos emulativos y productivos tienen que resaltar más, convertirse en resortes para sostener los crecimientos que están alcanzando todas las ramas de la agricultura.

 Cumplen entrega de leche a la industria

Por primera vez después de aproximadamente dos décadas, los ganaderos cumplen el plan de entrega de leche a la industria, y lo hacen con más de un mes de antelación a la fecha prevista. Son aportadores a este logro  campesinos, cooperativistas y trabajadores estatales, quienes en una muestra de la alianza obrero-campesina tratan de sacar adelante este importante renglón. Ellos se han trazado el fuerte compromiso de arribar a la Primera Conferencia Nacional del Sindicato Agropecuario y Forestal, prevista entre el 8 y 10 de diciembre, con 40 millones de litros por encima de lo planificado con destino al procesamiento fabril. La cifra programada para el año era de 321 millones de litros y ya se han acopiado más de 322 millones, un buen antecedente para continuar creciendo sostenidamente en la obtención de este alimento y sustituir las millonarias importaciones que se hacen de leche en polvo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu