En Pinar del Río Pedrito y la grandeza de Fidias

En Pinar del Río Pedrito y la grandeza de Fidias

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
Pedrito junto a su cariñosa esposa Lesbia, su más cercana colaboradora del proyecto. Foto: Jorge Rivas
Pedrito junto a su cariñosa esposa Lesbia, su más cercana colaboradora del proyecto. Foto: Jorge Rivas

Reconocido como uno de los grupos de creación artística sobresalientes del país, el Proyecto Cultural de Desarrollo Local Fidias, de Pinar del Río, dirigido por el artesano artista Pedro Alberto Luaces Torres (1968) —promotor innato, popularmente conocido como Pedrito—, ha trascendido las fronteras de ese territorio por la calidad de sus esculturas de pequeño y gran formato, recreadas en el arte de la antigüedad. De ahí su nombre que rememora al más famoso de los escultores clásicos de Grecia, de la época de Pericles, quien fue su mecenas.

En honor a Fidias (Atenas, 490 a.C.-¿?, 431 a.C.), en los suntuosos jardines- galerías donde se exhiben piezas que muestran el rescate de un oficio arcaico, casi extinguido, también se encuentra un busto del célebre artista. Allí son frecuentes las visitas de nacionales y extranjeros que disfrutan de las obras realizadas por 31 artífices, en 8 talleres: cerámica, escultura en mármol, pátina, restauración, talla en pequeño formato, diseño y fundición, apoyados por varios cuentapropistas que igualmente laboran en las áreas de carpintería, herrería y pintura.

La institución, considerada además como una de las más prolíficas de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (Acaa), la cual le entregó el reconocimiento Manos, asume la restauración, reproducción y creación de obras artísticas y también la renovación de instalaciones patrimoniales y de relevante importancia existentes en todos los municipios del territorio más occidental de Cuba.

“Nuestro fin es apoyar el desarrollo local”, afirmó Pedrito, un hombre alto, fuerte, de 48 años de edad, cuya imaginería, carisma y vastos conocimientos de los oficios integrados a su programa, le han merecido el respeto de su equipo, en el que hace prevalecer la disciplina, la superación y la solidaridad entre todos.

Entre las tareas que acomete Fidias por el aniversario 150 de la fundación de Pinar del Río se encuentra la realización de piezas artísticas para diferentes centros recreativos, de servicios y de carácter social. Foto: Jorge Rivas
Entre las tareas que acomete Fidias por el aniversario 150 de la fundación de Pinar del Río se encuentra la realización de piezas artísticas para diferentes centros recreativos, de servicios y de carácter social. Foto: Jorge Rivas

Esta idea surgió hace 21 años (1995), y desde entonces la exquisita factura de sus obras le imprimieron un sello muy personal. “Una de las cosas que más me han impresionado es que no es solamente un taller, es una escuela. Una escuela en que numerosos jóvenes se desempeñan en el arte de restaurar piezas históricas, en el arte de reproducirlas, lo cual supone una voluntad de aproximarse a cosas que serían inalcanzables”, dijo el Historiador de la Ciudad de La Habana Eusebio Leal Spengler al referirse a la actividad de estos artífices, cuyos inicios estuvieron dirigidos hacia la reconstrucción y posteriormente, además, se encaminaron por los caminos de la imitación de piezas de estilo art noveau y art decó.

Muchas de las réplicas de esculturas clásicas las realizan en barro, materia prima de gran calidad en esa zona. También sobresale el magisterio en las tallas de mármol, metal, marfil y madera.

El encuentro con Pedrito se produjo en su remodelada (por él y sus colegas) casona de finales del siglo XIX —aledaña a los talleres—, asistido por Lesbia Mijares González, su cariñosa esposa y cercana colaboradora, encargada de las gestiones económicas. Allí supimos que al concluir sus estudios secundarios, el director de Fidias se graduó de técnico de nivel medio en Zootecnia, e inició su vida laboral en 1980 en la especialidad de Electromedicina, en la que se destacó como innovador y en la recuperación de equipos en desuso. Luego trabajó en diferentes centros porcinos y fue pequeño agricultor. “En 1995 me incorporé a laborar con un grupo de artistas dedicados a la restauración de arte decorativo y antigüedades, aunque desde finales de los años 80 ya me había vinculado a ese oficio junto con otros artífices”, aseveró.

Esa labor, desde sus inicios, la realizó en su vivienda, con medios y condiciones inapropiados, por lo que se vio precisado a crear talleres con el mínimo de recursos, gestión en la que se apoyó en varios artesanos graduados. “Crecimos —apuntó— gracias a la complejidad de los procesos creativos y en el año 2002 surgió Tradiciones, un proyecto aprobado por el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), ubicado —y vinculado— en la comunidad. En el 2004 asumió el nombre de Fidias”.

En la actualidad, los más importantes centros culturales y recreativos, amén de otros de carácter social, en Pinar del Río, han sido beneficiados, mediante remodelaciones o con piezas producidas por Fidias. Entre ellos, el Palacio de los Matrimonios; el centro nocturno El Faraón; los museos Provincial y de Ciencias; el teatro José Jacinto Milanés; el Memorial Los Malagones; y el proyecto El Patio de Pelegrín de otras muchas instalaciones del comercio y la gastronomía, círculos infantiles, escuelas primarias, de secundaria y preuniversitario, además de la Universidad de las Ciencias Médicas.

Colosal ha sido, asimismo, la labor emprendida en el Parque Nacional La Güira, la capitalina Quinta de los Molinos y en el conjunto escultórico en Santiago de Cuba que rememora a los asaltantes caídos en el cuartel Moncada; así como varios eventos y congresos nacionales e internacionales, en los que sus creaciones han sido donadas como obsequios, premios o reconocimientos.

En los suntuosos jardines-galerías se exhiben piezas que muestran el rescate de un oficio arcaico, casi extinguido. Foto: Jorge Rivas
En los suntuosos jardines-galerías se exhiben piezas que muestran el rescate de un oficio arcaico, casi extinguido. Foto: Jorge Rivas

Sería interminable enumerar todas las instituciones en las que Pedrito y su equipo han dejado su impronta. Uno de sus mayores aportes es la creación, junto con la Dirección Provincial de Comunales, de un parque escultórico concebido con una profusa vegetación, donde se ofrecen talleres, presentaciones artísticas, servicios gastronómicos, y cuenta además con un parque infantil.

Fidias, cuya presencia es recurrente en importantes encuentros como la Feria Internacional de Arte (Fiart), los salones provinciales y las exposiciones de la Acaa y el FCBC, ha recibido infinidad de premios y otros reconocimientos por sus aportes a la cultura y en favor del enriquecimiento espiritual del pueblo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu