Un alto… y mirar atrás

Un alto… y mirar atrás

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
Ángel oscuro. Foto: Tony Hernández Mena
Ángel oscuro. Foto: Tony Hernández Mena

 

Arte y Moda 2003-2016, Trajes de Colección Remixed, recientemente realizado en el patio del Edificio de Arte Cubano del Museo Nacional de Bellas Artes, devino encuentro de consolidación que dio continuidad a un sólido espectáculo, el cual, desde hace 13 años, ha ido ganando palmas del público. En esta edición sobrepasó las mil personas cómodamente sentadas —a diferencia de otras citas similares— en cada una de las jornadas entre el 10 y el 13 de noviembre últimos.

Bajo la profesional dirección de Rafael Méndez, apoyado en la producción de los experimentados Juan Carlos Marrero y Hugo Morín, asistidos por Vilmeidy Mombalé, el programa de este año se caracterizó por su notable organización, y el balance y el ritmo del diseño de la puesta en escena de los vestuarios de más de 20 diseñadores. Ellos caracterizaron sus confecciones mediante la recreación de diferentes obras de arte, las cuales fueron defendidas por cerca de 30 modelos cuya encomiable labor superó las convocatorias precedentes al acometer impecables ejercicios coreográficos, danzarios y dramáticos. Valiosas jornadas de divertimento y cultura, que contaron con el toque interpretativo, a modo de conducción, de la cantante Luna Manzanares.

Más allá de la suntuosidad de las pasarelas, sobresalió la fusión de significativos valores de nuestras raíces e idiosincrasia con los diseños de los textiles como vehículos de expresión artística. Acontecimiento cuyo ambiente fue favorecido por la frescura de la noche, la integración a la representación de la moderna arquitectura de la instalación, y los apropiados diseños de las luces y de las bandas sonoras que, sin estridencias ni excesos, acompañaron los movimientos de los muchachos encargados de la exposición de las prendas, engranaje bien estructurado gracias a la eficiencia y el oficio del montaje a cargo de Juan Carlos Marrero y Robermi Carreras.

Entre los memorables desempeños de los modelos estuvieron los de Indira Rodríguez, quien exhibió el diseño realizado por Anayce Figueroa y Yandy Morgado sobre la obra pictórica de Dolores Loló Soldevilla, titulada Tablas de señales aéreas Nro. 23, en la que la joven ganó palmas por su atrayente desplazamiento, además de la interpretación de un personaje articulado a partir de códigos plásticos relacionados con la abstracción geométrica de esta pintora; mientras que Robermi Carreras sorprendió con una coreografía inspirada en la pieza Relación, de Alexis Leyva, Kcho, a través de la cual evidenció sus excepcionales dotes como bailarín de danza contemporánea, en tanto iluminó la creación textil que inspirada en este cuadro hizo Oscar de la Portilla.

Con la delicadeza y glamour que caracterizan las magistrales confecciones de Mario Freixas, la maniquí Amanda Serrano imprimió sublime teatralidad a su personaje, al presentar un elegante vestido que rememora la época de los años 30, a partir del cuadro de Federico Beltrán, Figura de dama; y el joven actor Roberto Espinosa afianzó el sentido eminentemente conceptual de la indumentaria llevada por la excelsa diseñadora matancera Mariela Alemán, quien recreó el cuadro de Lesbia Vent Dumois Carta de Frida Khalo a Diego Rivera, empeño en el que revela la compleja personalidad de la apasionada pintora mexicana, cuya vida estuvo signada por desesperanzas e ilusiones.

También aplaudidos fueron los diseños y demostraciones de Marquilla Rigoletto Siglo XIX, de Ignacio Carmona, Nachy, asumido por el simpático Racel Roset; y la iconografía de Agustín Bejarano, La Coqueta X, llevada por este mismo artista y defendida por Yanelsis Gener; además del llamativo vestido alusivo a la obra de Gertrudis Rivalta, Teatrillo I, de Juan Carlos y Pichy, de las Parrandas de Remedios, expuesto por la elegante Anaelys Rivero; amén del trabajo de Elisabeth Wong, quien favoreció con su artística proyección el quimérico traje de Sandre de Huelbes, referido a la iconografía de Eduardo Ponjuan, Amores con la china de una taza de porcelana.

“Cuando comenzamos Arte y Moda en el año 2003 no previmos que con el paso de los años conformaríamos una colección. No vimos la continuidad del proyecto, pues pensábamos en la inmediatez. Muchos de los trajes iniciales ya no existen, y algunos de los creadores de los primeros tiempos tampoco nos acompañan. Aun así hemos querido hacer un alto en el camino para mirar atrás. De ahí, la selección de los trajes presentados en esta oportunidad, la cual se hizo sobre la base de lo ya visto en años anteriores”, dijo Juan Carlos Marrero quien, excepto en la primera edición, ha participado en la organización de las demás.

 

Carta de Frida Khalo a Diego Rivero. Ángel oscuro. Foto: Tony Hernández Mena
Mariela Alemán, recreó el cuadro de Lesbia Vent Dumois, Carta de Frida Khalo a Diego Rivera, convincentemente defendido por el actor Roberto Espinosa. Foto: Tony Hernández Mena

 

Figura de la dama. Foto: Tony Hernández Mena
Con el glamour que caracteriza sus confecciones, Mario Freixas presentó un diseño inspirado en el cuadro de Federico Beltrán, Figura de dama teatralmente presentado por la maniquí Amanda Serrano. Foto: Tony Hernández Mena

 

La coqueta. Foto: Tony Hernández Mena
La iconografía de Agustín Bejarano, La Coqueta X, fue llevada a diseño de vestuario por Ignacio Carmona y exhibida por Yanelsis Gener.. Foto: Tony Hernández Mena

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu