Las colinas calvas se visten de verde

Las colinas calvas se visten de verde

Frondosos árboles crecen en las laderas de la Loma de la Cruz.. Foto: Manuel Valdés Paz
Frondosos árboles crecen en las laderas de la Loma de la Cruz.. Foto: Manuel Valdés Paz

 

En reiteradas ocasiones durante la década de los 90, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, en su condición en ese entonces de ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias se refirió a “las colinas calvas de Holguín”, denominadas así en alusión a su elevado grado de deforestación.

Los acertados señalamientos fueron acogidos con receptividad por las autoridades locales y directivos del Ministerio de la Agricultura, quienes acometieron varias acciones encaminadas a reforestarlas, como abrir huecos y rellenarlos antes de sembrar o el riego aéreo de semillas.

Sin embargo, los esfuerzos iniciales para revertir la negativa situación fueron infructuosos, debido a las afectaciones de la sequía, los incendios y la aridez del suelo predominante en sus laderas, donde las serpentinas rocosas afloran por la acción de la erosión.

No fue hasta mediados de esa década que empezaron a cosecharse los primeros resultados, con la creación en el año 1996 de una finca forestal, nueva experiencia que permite la atención directa y diferenciada, en una elevación denominada Los Internacionalistas.

“Todos estos árboles los sembré yo y han crecido porque los atiendo y cuido con esmero”, señaló su responsable, Roy Carmenate García.

Indicó que aun cuando son plantaciones establecidas, no se puede descuidar su atención, hay que conservarlas, darles tratamiento silvicultural, sustituir los árboles dañados, eliminar fallas, y algo muy importante, mantener abiertas las trochas contra fuegos.

Explicó que trabajan sobre la base de un sistema integral agroforestal, según el cual la misión principal sigue siendo el desarrollo del bosque, pero con otros cultivos y ganado menor insertados dentro de él, lo cual permite una mayor sustentabilidad desde el punto de vista económico.

Con su labor sostenida convirtió las 35 hectáreas de la parcela en una de las mejores del país y de referencia nacional, todas cubiertas de árboles y sembrados de viandas, frutas y vegetales, varias cabezas de ganado y colmenas.

A partir de estos resultados, la iniciativa se fue extendiendo y en la actualidad abarca las siete elevaciones que rodean al valle abierto por los ríos Jigüe y Marañón, y sirve de asiento a la ciudad de Holguín, entre las cuales las más conocidas son la Loma de la Cruz y El Fraile.

Gracias a ello las colinas holguineras exhiben hoy un panorama diferente, pues se encuentran reforestadas con especies resistentes a la sequía y con pocas exigencias nutricionales como el soplillo, la casuarina, el gavilán, la yarúa, caoba antillana, baría, árbol de nim, acacia, inga dulce, tamarindo y marañón.

La finca Los Internacionalistas, la primera en crearse, ostenta la condición de Referencia Nacional. Foto: Manuel Valdés Paz
La finca Los Internacionalistas, la primera en crearse, ostenta la condición de Referencia Nacional. Foto: Manuel Valdés Paz

 

Otro tanto sucede en zonas como las de El Coco, donde Rosaida Rodríguez, quien en compañía de su esposo Oliverto Peña, trabajador forestal, comenzó a fomentar hace apenas cuatro años una finca que cuenta con 20 hectáreas de acacia y 15 de bambú ya establecidas.

El jefe de Silvicultura de la Empresa Forestal de Holguín, Ernesto Tamayo Reyes, habla con entusiasmo de las ventajas que propician estas nuevas formas productivas, debido a que los finqueros le brindan atención permanente porque conviven y se benefician con las producciones de estas parcelas.

Entre los principales beneficios mencionó el logro de un 100 % de plantaciones con un 85 % de supervivencia, la aplicación de medidas de mejoramiento, conservación de suelos y contra incendios, que se han eliminado o reducido considerablemente, y la supresión de la tala furtiva, los microvertederos y las construcciones ilegales.

La consolidación en el funcionamiento de las fincas forestales integrales posibilitó revertir la crítica situación de las antiguas colinas calvas holguineras, que hoy se visten de verde con una vegetación variada, en correspondencia con la altitud y calidad del suelo.

Incrementar el verdor

Directivos, técnicos y trabajadores de la Empresa Agroforestal de Holguín laboran empeñados en incrementar el verdor en el vasto territorio que atiende, que comprende nueve de los 14 municipios de la provincia.

La entidad cuenta con un patrimonio forestal de más de 94 mil hectáreas, de las cuales el 91 % está cubierto de bosques, entre naturales y nuevas plantaciones fomentadas por el hombre, informó su director Arcel González Ortiz.

Quiere decir que todavía quedan áreas por reforestar para incrementar los niveles de boscosidad, los que siguen siendo bajos en varios de los municipios de la parte centro-oeste del territorio holguinero, más poblada y con predominio de actividades agrícolas y ganaderas.

Por eso se trabaja fuerte en la generalización de la experiencia de las fincas forestales integrales, de las cuales la empresa holguinera tiene creadas 127, todas se mantienen funcionando con buenos resultados productivos.

Su director precisó que entre los objetivos fundamentales se encuentra la reforestación, y por ello se han trazado un plan hasta el 2020 con metas anuales que superan con creces las previstas a talar y prioriza especies de gran importancia para la producción de madera como la acacia mangium, que ya tienen plantadas 95 hectáreas.

Los finqueros desarrollan sus propios cultivos. Foto: Manuel Valdés Paz
Los finqueros desarrollan sus propios cultivos. Foto: Manuel Valdés Paz

 

Dio a conocer que en el 2016 tienen previsto plantar 645 hectáreas de árboles maderables y frutales, programa que marcha de forma satisfactoria.

Esta entidad también cumple con los planes de producción de madera aserrada y carbón vegetal, este último dirigido sobre todo a la exportación, al rebasar los mil metros cúbicos y las 850 toneladas, respectivamente.

Son logros que avalan la condición de Vanguardia Nacional, obtenida recientemente por la Empresa Agroforestal de Holguín, donde, como en sus fincas, se trabaja de forma integral en la atención e incremento de las áreas boscosas, pulmón verde del planeta.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu