Líbano, el estreno de un nuevo presidente

Líbano, el estreno de un nuevo presidente

aoun

Poniendo fin a un vacío institucional de dos años en la presidencia de la nación, el Parlamento libanés, en su cuadragésima sexta reunión, ha elegido al exgeneral Michel Aoun, nuevo jefe de Estado.

Desde el año  2014, cuando terminó el mandato del cristiano Michael Sleiman, el Líbano carecía de presidente y el Parlamento del país fracasó en 45 ocasiones anteriores en elegir a otra figura, debido a la falta de consenso entre sus miembros.

Michel Aoun, líder del principal bloque parlamentario cristiano, se desempeñó como primer ministro entre el 22 de septiembre de 1988 y el 13 de octubre de 1990. Conforme al pacto nacional de 1943, el presidente es de confesión cristiano maronita, el primer ministro un musulmán sunita y el presidente del Parlamento un musulmán chiíta.

La elección de Aoun, que obtuvo 83 votos de un total de 127 diputados, y su investidura en el cargo ha sida acogida con júbilo por la población libanesa, ansiosa de lograr una estabilidad política y socioeconómica, que ha estado ausente durante un largo período de tiempo, en medio de la zozobras,  riesgos e incertidumbres por los graves conflictos regionales, como los de Siria e Irak, afectadas por el terrorismo, que tanto inciden a lo interno del País de los Cedros.

A esa candente situación contribuyeron las rivalidades entre las diversas fuerzas, confesionales o no, que pugnan por alcanzar el poder, el clima de violencia  y atentados terroristas prevalecientes en el estado árabe, tampoco  se recuperada del todo de la devastadora agresión militar de Israel en julio del 2006.

A los factores de inestabilidad debidos a los conflictos internos, se unen los de carácter externos, provocados por las tensiones e implicaciones de la participación de las milicias de Hizbulah en la guerra en la vecina Siria, la crisis del más de un millón de refugiados sirios, las reiteradas provocaciones y amenazas de Israel y los cruentos actos de terrorismo, reivindicados por el autoproclamado Estado Islámico (EI) con un alto saldote muertos y heridos.

En la actual coyuntura política libanesa, la gestión presidencial de Aoun estará signada entre los partidarios de un Gobierno que preserve las relaciones con Siria y los que abogan por un acercamiento mayor a Estados Unidos y a la Unión Europea.

La elección del nuevo mandatario, es considerada también una victoria del  Movimiento de Resistencia Islámica del Líbano (Hezbolá), (Partido de Dios) a cuya candidatura había reiterado su apoyo  desde un principio el secretario general de esa organización, Sayyed Hassan Nasrallah.

Al juramentar su cargo el presidente electo afirmó que “el primer paso hacia la estabilidad es la estabilidad política, que no puede lograrse sin respetar la Constitución y las leyes, y sin aplicar un pacto de conciliación nacional”.

Seguiremos, subrayó, una política exterior alejada de las llamas de la región, protegeremos a nuestra patria del enemigo israelí, que continúa representando la mayor amenaza para el Líbano.”.

Por su parte, Israel se ha apresurado en señalar que la elección de Michel Aoun es contraria a los intereses de Tel Aviv, que mantiene ocupada una porción de territorio en el sur libanés.

No obstante las complejas coyunturas internas e internacionales y la difícil situación económica que signan las tareas que debe acometer el nuevo mandatario libanés, su asunción de la presidencia de la República ha sido acogida como un símbolo esperanzador para aunar voluntades en la reconciliación nacional, la estabilidad política y la seguridad de la nación.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu