Secuelas de Matthew

Secuelas de Matthew

mapaTodavía los embalses de la zona más oriental de Cuba no dan muestras  de sustanciales cambios. A las ocho de la mañana de este miércoles, a nivel nacional se computaba un 54.2 % de la capacidad total de llenado que tienen los 242 embalses administrados por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Cómo es posible, se preguntarán quienes habitan en la zona más oriental de este archipiélago y desde ayer sufrieron la furia del potente huracán.

Es que, como han explicado en los últimos días especialistas y directivos de ese organismo antes del azote de Matthew, el agua que puede elevar los niveles de las presas es el resultado de un proceso que lleva su tiempo, entre la absorción de la lluvia en suelos más que marcados por la sempiterna sequía, el escurrimiento en terrenos y manto freático hasta que llegue a los reservorios y cuencas.

Si bien ese organismo meteorológico no dejó el agua esperada, hay registros  sobresalientes entre las ocho de la mañana del martes e igual hora de este miércoles. Estaciones hidrometeorológicas en territorio guantanamero reportaron las cifras más destacadas: Maisí, 527 milímetros (mm), Imías  299 mm, Baracoa 111 mm y Yateras 59,6 milímetros.

Según el parte diario de la Dirección de Uso Racional del Agua del INRH facilitado a esta periodista, en ese período y debido a las intensas precipitaciones que provocó el meteoro en algunas localidades, también vale mencionar cómputos en cuatro municipios de Holguín: 160.8 mm, Moa, 74.9 mm en Sagua de Tánamo, 64.7 mm en Frank País y 56,7 mm en Urbano Noris.

Otra provincia oriental con algunos registros de lluvias prominentes fue Granma. La propia fuente consigna que en Guisa cayeron 57.7 mm, 51 mm en Buey Arriba, 50.4 en Bartolomé Masó y 49,5 en Jiguaní.

Por su parte, los santiagueros quedaron con deseos de que sus presas y fuentes de abasto salgan de la inercia en cuanto al llenado, aunque hubo algunos registros importantes en Segundo Frente (91.4 mm), Palma Soriano (75.3) y (59.4 mm) en la propia ciudad Heroína.

En Las Tunas solo hubo precipitaciones altas en Jesús Menéndez (61,6 mm), uno de los tres municipios de la costa norte de ese territorio, a más de 660 kilómetros al este de La Habana.

Los especialistas aseguran que en los próximos días algunas de las provincias orientales experimentarán algunos cambios en el nivel de sus embalses, a partir de las bandas de lluvias asociadas al poderoso huracán y los niveles de escurrimiento; una noticia halagüeña si tenemos en cuenta que la región oriental es la que peor situación hidrológica presenta, salvo Holguín, cuyas presas  estaban a casi el 80 % al cierre del citado informe.

Sin embargo, las de Guantánamo solo llegaban al 36 %, Camagüey al 39.8 %,  Las Tunas al 40 %, Santiago de Cuba al 40.4 %, en tanto que Granma se encontraba muy cercana a la mitad de las posibilidades de acopio de agua en sus embalses.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu