Elegancia que perjudica

Elegancia que perjudica

El bombeo muscular facilita que la sangre vuelva por las venas al corazón, pero el uso de tacones muy altos retiene la sangre y facilita la aparición de varices.Foto: Tomada de www.ils.es
El bombeo muscular facilita que la sangre vuelva por las venas al corazón, pero el uso de tacones muy altos retiene la sangre y facilita la aparición de varices.Foto: Tomada de www.ils.es

 

“Estar a la moda y verse bien muchas veces es doloroso. Aunque los tacones son muy bonitos esto no significa que no perjudiquen”, me comentó hace un tiempo ya una amiga, quien modela desde los 16 años.

Y es que este tipo de calzado provoca polémica en el mundo de la medicina y la estética, debido a los problemas que puede llegar a crear en el cuerpo femenino, sobre todo si se abusa de él. El ejemplo más mediático se vivió el pasado mes de julio en Reino Unido. La británica Nicola Thorp, una secretaria de una empresa londinense, fue despedida sin pago por no vestir zapatos de tacón tal y como pedían los jefes.

Según los diarios del propio país, los abogados del caso lanzaron una petición al Parlamento británico con el objetivo de prohibir a las compañías el uso obligatorio de dicha prenda. La idea fue aprobada por los sindicatos, los cuales consideraron que las mujeres deben llevar zapatos cómodos al trabajo.

El procedimiento no terminó ahí. Hace unos días la Asociación de Podólogos de Reino Unido pidió a los sindicatos y los responsables locales de salud y seguridad que realicen las valoraciones necesarias para determinar en qué tipo de trabajos el uso de los tacones genera problemas médicos o incluso sean un riesgo.

¿Le están declarando la guerra a dicha prenda en los centros laborales? La estrategia debe encaminarse a brindar la opción a mujeres que trabajan en determinadas industrias, de elegir cuál tipo de calzado prefieren llevar. Para trabajar y poder rendir de una manera eficiente, se debe sentir la persona cómoda y confiada. Recientemente un estudio de la Asociación de Ortopedia de Nueva York informó que los peores zapatos que pueden llevar las mujeres son los de tacones altos y delgados, comúnmente conocidos como aguja: “Esto se debe a que el peso del cuerpo recae en el metatarso, es decir, donde están los dedos, haciendo una gran presión en un solo punto. A su vez, las rodillas y las caderas se inclinan hacia adelante y afectan el equilibrio general del cuerpo, debilitando la salud de las piernas y la espalda. Usar mucho este tipo de calzado daña desde los tobillos hasta la zona lumbar.

“En el caso de las llamadas plataformas, las cuales están tan de moda, también hay inconvenientes. Pueden decir muchas que el peso está repartido en todo el pie, pero no es así. Al igual que el calzado de tacón fino y largo, la presión la siguen ejerciendo los dedos, aunque es verdadque al tener un tacón grueso el talón está un poco más protegido”, puntualizó la publicación.

Batalla entre estética, comodidad y salud

El angiólogo Fernando García Mederos, especialista del hospital Julio Trigo, en La Habana, alertó que “hoy día, las mujeres utilizan zapatos con diferentes tipos de tacón como los stilettos, de plataforma, aguja, clásico, cuña, entre otros; esta prenda de vestir no solo provoca daños en la columna, también afecta el aparato circulatorio y favorece la aparición de várices”.

La literatura especializada afirma que la circulación se divide en arterial y venosa. La primera es la que lleva la sangre, del corazón a los pies y manos, mientras que la segunda, la trae de regreso.

Descansar al menos 45 minutos de los tacones evita dolores musculares. Foto: Tomada de imujer.com
Descansar al menos 45 minutos de los tacones evita dolores musculares. Foto: Tomada de imujer.com

 

Así, cuando las válvulas no sirven, se abren y sube la sangre, pero no cierran bien, entonces retorna la misma y ese reflujo ocasiona la formación de las várices y diferentes padecimientos como pesadez, comezón, ardor e inclusive dolor que se acentúa conforme pasa el día.

El especialista aclaró que con el transcurso de los años, esta presión constante en las piernas propicia la formación de varices mayores; mientras que en la parte del tobillo, se va lastimando la piel hasta que cambia de color y en su etapa más avanzada provoca la formación de úlceras.

“La mayoría de las pacientes que van a la consulta —dijo— saben que causan daños en la postura o columna, pero no más. Muchas desconocen que además perjudica tobillos, rodillas y cadera”.

La bibliografía especializada también expresa que “el uso de calzado mayor a tres centímetros hace que las mujeres lleguen a padecer juanetes o callos, debilidad muscular en el tobillo hasta llegar a la parte lumbar, columna baja, e incluso a la columna cervical que es la región del cuello, en casos más avanzados”.

¿Quiénes son las más afectadas? Sin duda alguna aquellas que utilizan este tipo de prenda cotidianamente, sobre todo para ir a trabajar. “Nosotros los médicos sabemos que la batalla está en concientizar a las féminas de que a pesar de ser un accesorio indispensable para lucir elegante, los daños en pies, tobillos, rodillas y columna pueden ser duraderos”, destacó el angiólogo.

El entrevistado insistió que en caso de dolor por su uso diario se recomienda tomar analgésicos e ir a una consulta para tener un diagnóstico más completo y evitar daños severos en el futuro.

También —argumentó— la forma natural de andar se ve alterada, el funcionamiento de la almohadilla plantar y la contracción de los músculos de las piernas pierden eficacia.

Los expertos asumen que los daños ocasionados por los tacones varían, debido a que cada mujer tiene diferente organismo, por lo que ellas llegarían a presentar síntomas al año de portarlos o después de cinco o más. Sugieren zapatos de tacón que midan tres centímetros y en caso de que sean más altos usarlos el menor tiempo posible.

¿Cuál es la altura recomendable?

“Depende de la edad. Algunos textos sugieren que las féminas hasta los 50 años pueden usarlos con un tamaño de cinco centímetros. Para mujeres mayores, lo recomendable son tacones de 2,5 cm como máximo.

“No olvidemos que también tienen algún beneficio. Caminar con un tacón mediano es positivo para el sostén de la vejiga, el intestino grueso y el útero.

“Lo ideal en caso de usarlos es moverse, caminar, pararse cada 45 minutos en caso de que permanezcan sentadas mucho tiempo, así como el uso de medias de compresión para controlar o evitar el surgimiento de várices”, concluyó el galeno.

Remojar los pies en vinagre

El vinagre ayuda a resolver algunos males de los pies como hongos, mal olor y dolor. Sus propiedades ácidas ayudan a ablandar la piel seca, incluso de los talones agrietados, solo con remojarlos en esa solución.

Para a combatir el mal olor, se combinan dos partes de agua con una parte de vinagre en un baño de pies. También puedes usar una mezcla de cuatro tazas de agua, cuatro de vinagre y media de bicarbonato de sodio disuelto en el líquido. Sumerge los pies durante 15 a 20 minutos, pero no lo hagas si tienes llagas abiertas, arañazos o cortes en la piel.

El vinagre es un exfoliante suave. Esto ayuda a disminuir la aparición de callos y verrugas. Mezcla partes iguales de esa sustancia y agua caliente, luego remoja tus pies.

Foto: Tomada de internet
Foto: Tomada de internet

 

Para hacer frente a la sequedad, necesitarás sumergirlos en el líquido durante 45 minutos; a continuación, pasa una piedra pómez por las zonas secas. Es posible utilizar un cecepillo delicado en las partes más sensibles, tales como el empeine o el tobillo. Cuando hayas terminado, aplica crema hidratante en los pies. Haz esto dos veces al día para obtener una piel suave y flexible.

Para combatir hongos en las uñas mezcla dos partes de agua con una de vinagre y remoja tus pies durante 15 minutos cada día.

Para el cuidado diario de los pies, trata con una solución hecha de dos galones de agua tibia, 1 taza de vinagre blanco y unas gotas de aceites esenciales. Remoja durante 45 minutos dos veces a la semana, luego frota los pies suavemente con una piedra pómez. No se te olvide hidratar después. Y recuerda, nunca utilices la misma solución más de una vez.

Si usas el remojo con vinagre sobre una base regular y comienzas a notar una erupción cutánea, enrojecimiento, picor o irritación, estos baños de agua pueden ser irritantes para tus pies. | Tomado de vidalúcida

2 comentarios en Elegancia que perjudica

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu