Huellas que enaltecen el Yayabo

Huellas que enaltecen el Yayabo

La pavimentación de calles y carreteras es prioridad entre las obras que se ejecutan en saludo al 26. | foto: René Pérez Massola
La pavimentación de calles y carreteras es prioridad entre las obras que se ejecutan en saludo al 26. | foto: René Pérez Massola

Hay un auge renovador en Sancti Spíritus que tiene a los constructores como protagonistas principales. “El otorgamiento de la sede del acto Central Nacional por el 26 de Julio es el reconocimiento a la labor de los espirituanos, que hemos trabajado durante años por desarrollar la provincia con nuestros propios esfuerzos”.

Vladimir Otero González, director de la Empresa de Construcción y Montaje en el territorio, sabe que la efeméride siempre es un reto. “Asumimos nuevos compromisos con obras que responden a planteamientos de la población, y que mejorarán su bienestar y la infraestructura de la provincia; las concluiremos en tiempo y con calidad para que la fecha sea inolvidable para nuestro pueblo”.

El ajetreo se hace más intenso en la sala de Gastroenterología del hospital provincial, donde aumentarán los salones y la capacidad del servicio; en la plaza cultural de Sancti Spíritus donde se daban los toques finales al escenario y los camerinos, al asfaltado de la plazoleta y de los viales, a un ranchón para la gastronomía, al beisbolito y al parque temático, un conjunto que aportará variedad de opciones recreativas.

Las labores constructivas se extienden por los paseos, vías de acceso y otras áreas del aeropuerto; el bacheo y colocación de asfalto en ciudades y pueblos, el remozamiento de cientos de comunidades —en el cual participan otros organismos y los vecinos—; la terminación de viviendas y la pavimentación de la carretera que conduce al poblado trinitario de San Pedro.

Aunque estas no son las únicas obras, ofrecen una visión de cuánto hacen los hombres de los cascos blancos para prolongar el esfuerzo constructivo que emergió con la preparación de las festividades de los 500 años de las villas de Trinidad y Sancti Spíritus.

La calidad en el centro de atención

Los espirituanos se afanan por eliminar los problemas objetivos que inciden en la mala calidad de las construcciones por las tecnologías obsoletas, carencia de fuerza especializada y deficientes propiedades de los materiales que emplean; para ello convocan a los trabajadores a rectificar cada deficiencia en el día y a la capacitación permanente a pie de obra.

Bajo un sol inclemente y la mirada atenta de los vecinos, Gilberto Vera y su brigada de 12 hombres quitaban el viejo asfalto de la calle Tello Sánchez, en la capital provincial, para revestirla de hormigón. “Es un trabajo muy fuerte, pero mal remunerado, y ello provoca fluctuación laboral”, explicó, mientras Raúl Fernández, secretario general del Sindicato de la Construcción en la provincia, agregó que aún se emplean tasas y normas de la década de los 80, y eso incide en los deficientes resultados salariales.

No obstante, orgullosos por el reconocimiento que han recibido de la nación y la cantidad de obras que deben terminar, se esmeran para dejar su sello en la calidad, tal como hicieron en las que ejecutaron en saludo al aniversario 500 de la villa, entre ellas la reconstrucción del bellísimo parque Serafín Sánchez.

Colocando azulejos en una pared del Hospital Provincial Camilo Cienfuegos, encontramos a Emeregildo Carmenate: “Este sector aportó mucho para ganar la sede por el 26 de Julio; llevamos años reparando y adaptando locales en este centro, pero el esfuerzo se ve retribuido con una mejor atención a la salud de los espirituanos”.

Al cerrar mayo, los constructores ejecutaron el 45,4 % del plan del año, que asciende a 55 millones 65 mil 300 pesos, con elevada productividad y salarios que rondan los 900 pesos mensuales. El programa del calendario pasado se cumplió al 104,5 por ciento.

Un sello tiene este sector en la provincia: la esmerada atención que dan a los trabajadores, la capacitación y la garantía de medios para preservar la salud y la vida. Respalda todo ello la unidad de servicios que se ocupa desde la alimentación y las condiciones de vida en los campamentos hasta la recreación para que los cascos blancos sean más plenos en el desempeño de las labores.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu