Obesidad infantil: un mal con cura

Obesidad infantil: un mal con cura

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
| foto: Agustín Borrego Torres
| foto: Agustín Borrego Torres

¿Hacen bien los padres cuando no velan por el desproporcionado aumento del peso de sus hijos? ¿Se ven realmente lindas las llamadas roscas en los bebés? Aunque muchos crean que es vitalidad en los primeros años de vida, lo cierto es que eso sucede por el exceso de grasa corporal en el cuerpo. Esa adiposidad supone condicionantes para la salud y bienestar generales, predisponiéndolos a padecer dolencias que pueden perdurar hasta la adultez.

Respecto al tema, el doctor Alberto Quirantes Hernández, profesor de Medicina y jefe del servicio de Endocrinología del Hospital Docente Salvador Allende, explicó en la revista digital Cubahora que la obesidad infantil se mantiene en aumento en el país debido, en gran parte, a los inadecuados estilos de vida.

El galeno precisó que como en todas las demás conductas de sana educación en el hogar, tanto la madre como el padre, e incluso los familiares cercanos, deben servir de modelo respecto a los hábitos y conductas de la alimentación, y la práctica de actividades físicas.

Números no tan delgados

Cerca del 43 % de la población cubana padece sobrepeso u obesidad, argumenta el doctor Jorge Pablo Alfonso Guerra, presidente de la Sociedad Cubana de Nefrología en su libro titulado Obesidad: epidemia del siglo XXI.

La obra destaca que los niños y adolescentes son el segmento poblacional en el cual se combinan más factores desencadenantes para la obesidad, debido a la alimentación inadecuada, una tendencia a realizar menos actividad física y a falsos criterios de salud y belleza.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la prevalencia de la obesidad entre lactantes, niños y adolescentes es mayor cada día. Si bien en algunos entornos las tasas se han estabilizado, en cifras absolutas hay más niños con sobrepeso en las naciones de ingresos bajos y medianos que en los de altos.

La OMS, en su informe para erradicar la obesidad en el 2016, destacó que solo podrán lograrse progresos sostenidos si se realizan enfoques multisectoriales entre lo que hacen en la vida cotidiana y la escolar.

Jugar, así como la práctica de ejercicios en exteriores es una de las estrategias más eficientes para contrarrestar la obesidad. | foto: Eddy Martin
Jugar, así como la práctica de ejercicios en exteriores es una de las estrategias más eficientes
para contrarrestar la obesidad. | foto: Eddy Martin

Y es que la falta de información sobre enfoques sólidos respecto a la nutrición, así como la limitada disponibilidad y asequibilidad de alimentos sanos, contribuyen a agravar el problema.

Lo negativo de las libras sobrantes

La obesidad tiene un enorme impacto físico, mental, social y emocional en los niños, además de influir en su desarrollo general. Las investigaciones demuestran que los menores de edad obesos tienen mayor riesgo de sufrir padecimientos crónicos como asma, hipertensión, colesterol alto, diabetes del tipo 2, y de los huesos y articulaciones.

También, los infantes pueden tener una pobre imagen de sí mismos, baja autoestima y hasta ser rechazados por los demás; en ocasiones experimentan una creciente soledad, tristeza, nerviosismo, e incluso depresión.

Nunca es tarde si la dieta es buena

La receta para el éxito no es diferente para los menores que para los adultos. Incorporar un régimen seguro de salud y ejercicios físicos sería la clave para mantenerlos sanos y en forma. Es importante acostumbrar a los niños a ingerir dietas balanceadas, con altos contenidos de vitaminas y nutrientes, de modo que ellos estén informados y puedan hacer sus propias elecciones cuando no haya ningún adulto a su alrededor.

Corresponde a los padres, que tienen la responsabilidad de comprar los alimentos, buscar las opciones en relación con lo anterior, y así evitar el exceso de carbohidratos, azúcares y grasas. Es el hogar el primer lugar para asentar una buena y adecuada nutrición para los niños y adolescentes.

El bienestar y la salud de los bebés comienza desde la propia alimentación de las madres y las dietas balanceadas que realicen durante la gestación. | foto: Del Programa Mundial de Alimentación (PMA) en Cuba
El bienestar y la salud de los bebés comienza desde la propia alimentación de las madres y
las dietas balanceadas que realicen durante la gestación. | foto: Del Programa Mundial de
Alimentación (PMA) en Cuba

La mayoría de los infantes con sobrepeso se convierten en adultos que sufren de obesidad. Lo que hará la diferencia será poner los alimentos saludables al alcance de los menores, de modo que tengan acceso a ellos fácilmente.

Acciones que debemos promover para combatir la obesidad Entrenamiento de fuerza y ejercicios cardiovasculares:

Como todo tipo de preparación física, las actividades de fuerza y la gimnasia aeróbica conllevan consumo de calorías. En la medida que disminuye la grasa corporal aumenta la masa muscular y, por tanto, mejora la composición del cuerpo y se realza la apariencia y el desempeño.

El tejido muscular quiere más calorías para poder funcionar correctamente en comparación con el graso, por lo que los niños que tienen más músculo son más eficientes a la hora de consumir sus calorías.

  • Déjalos jugar

Actualmente los pequeños son más sedentarios en la medida que la era tecnológica está haciendo fácil el quedarse sentado simplemente. Por ello, la familia debe fomentar en los niños los hábitos de hacer paseos, montar en bicicleta, jugar en un parque, e involucrarse en todo tipo de actividades físicas, especialmente con otros amigos.

  • Apoya la educación física y las actividades organizadas

Dado que cada vez son más las investigaciones que han demostrado que la actividad física aumenta el potencial del niño para aprender, corresponde a la familia apoyar y fomentar esas prácticas tanto dentro como fuera de la escuela.

Acerca del autor

Graduada de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2014. Desde entonces se dedica a escribir e investigar sobre temas sociales, envejecimiento y de dinámica de población. Además es una de las redactoras principales de la página de Salud, especializándose en temas relacionados con la salud, la ciencia y tecnología. Ha asistido a varios cursos de postgrado, en el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas y en el Instituto Internacional de Periodismo; relacionados con el estudio de la sociedad cubana .

Un comentario en Obesidad infantil: un mal con cura

  1. Tengo un hijo con sobre peso, me dá tristeza y coraje el verlo así, y no poder hacer más, ahora en día las madres, que trabajamos no estamos tan al pendiente de sus alimentos a sus horas como lo estaba antes mi madre y abuela. Llego tarde y mi hijo ya consumió chatarra, antes de la comida que le dejo. 🙁

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu