No hay mal que dure 100 años ni banda que lo resista

No hay mal que dure 100 años ni banda que lo resista

La falta de uniformes le resta identidad a la banda. Foto: Manuel Valdés
La falta de uniformes le resta identidad a la banda. Foto: Manuel Valdés

 

En fecha tan lejana como el primero de septiembre de 1922 el Ayuntamiento de Holguín aprobó la formación de la Banda de Música, y el 10 de octubre de ese propio año, en conmemoración del inicio de la  gesta independentista, ofreció su primer  concierto.

Muchos son los éxitos alcanzados por la insigne agrupación a lo largo de sus más de nueve décadas de existencia, en las que ha sabido sortear contratiempos de todo tipo para estar presente en el devenir histórico, patriótico-militar y cultural del territorio.

Prestigiosos músicos holguineros de la talla de Ángel Díaz Uriona, fundador, Juan Márquez, Francisco Blanco, Antonio Vargas, Ángel Herrera, Manuel de Jesús Leyva y Humberto Pino Hernández han estado al frente de esta, batuta en mano.

Sin embargo, la situación actual conspira contra su existencia porque a las dificultades materiales, que van desde la falta de  local de ensayos, instrumentos, accesorios y  uniformes, se suman incomprensiones y decisiones un tanto arbitrarias.

El maestro Humberto Pino, director titular, confirmó que los problemas se han ido acumulando y constituyen una seria amenaza, debido principalmente al éxodo de los músicos hacia otros grupos con mejores condiciones y remuneración.

“Los problemas se han ido acumulando”, afirma Humberto Pino. Foto: Manuel Valdés
“Los problemas se han ido acumulando”, afirma Humberto Pino. Foto: Manuel Valdés

“En estos momentos —puntualiza— nuestra banda está incompleta, nos faltan 10 integrantes, la mayoría de las líneas de tubas y chelos, porque muchos de los jóvenes con los que trabajamos se marchan en  cuanto cumplen con el servicio social.

“Aunque respeto la decisión de pasarnos al Centro Provincial de la Música, considero que fue desacertada, teniendo en cuenta que esta es una empresa que prioriza la música comercial, generadora de ganancias, sobre la acompañante y de conciertos.

“Nosotros no contamos con un local de ensayo, pues el asignado en la calle Arias, frente al parque San José, se encuentra sin techo desde el paso del huracán Ike en el 2008 y está abandonado, sometido a la acción del vandalismo.

“Eso atenta contra nuestro repertorio, integrado por más de 400 obras representativas de lo mejor de la música universal  y tradicional cubana, y por eso nos vemos  limitados a ofrecer las tradicionales retretas y otras presentaciones.

“Sabemos de las dificultades económicas que afronta el país para la adquisición de instrumentos nuevos, pero ni  siquiera tenemos con qué reparar los viejos y adquirir accesorios como zapatillas,  muelles, cañas y parches.

“Lo de los uniformes pudiera resolverse con una gestión local y sin  embargo desde el 2007 no recibimos uno nuevo y por eso nos vemos en la necesidad de actuar con una vestimenta dispareja, lo cual le resta identidad y solemnidad a las presentaciones.

“A la hora de llevar nuestro arte a otros territorios afrontamos dificultades con la transportación, la existencia de sillas para dar un concierto y de luces en  el caso de que esté programado para un  horario nocturno.

“No obstante, nos enorgullece contar con un público que sigue nuestras actuaciones, un público exigente que se preocupa cuando dejamos de ofrecer las retretas  y aprecia nuestra banda como portadora  de la cultura musical”.

Sin duda que la importante institución está urgida de recibir una rápida  ayuda para solucionar los problemas que  la aquejan, detener el éxodo y evitar su  desintegración, pues como sentencia su  propio director: “No hay mal que dure 100  años ni banda que lo resista”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu