Primero de Mayo: esencias de la primavera cubana

Primero de Mayo: esencias de la primavera cubana

primero de mayo 2¡Qué mar, que tremendo mar/ de fuerzas trabajadoras/ durante catorce horas/ seguida, lo vi pasar…/Infinito desfilar/ de banderas y altas frentes/ desde los rayos nacientes/ del sol, a la clara luna/ ¡y la Patria en la tribuna/ viendo pasar sus corrientes!

Así describió el poeta aquel Primero de Mayo de 1961, del que pronto se cumplirán 55 años, cuando el pueblo festejó la victoria frente a la agresión mercenaria de Playa Girón, con la cual el gobierno de Estados Unidos intentó liquidar a la naciente Revolución que se erguía desafiante a 90 millas de nuestras costas.

Muchos que hoy peinan canas recuerdan con emoción la épica de aquellos tiempos, sin embargo las batallas que libramos hoy no son menos decisivas que la que nos obligó a pelear con las armas en las manos para rechazar al enemigo.

Acabamos de celebrar un Congreso de la vanguardia de la sociedad cubana en el que  se pasó revista, profunda y críticamente a la marcha del proceso de actualización de nuestro modelo económico y se ratificó el empeño por construir un socialismo próspero y sostenible preservando los principios de justicia que han caracterizado a la obra emprendida desde enero de 1959, sin hacer concesiones al capitalismo.

Ello significa que no nos dejaremos cautivar por la atractiva melodía del Flautista de Hamelín, como alguien calificó en el Congreso al mandatario estadounidense cuando visitó recientemente La Habana, quien por una parte nos ofreció emprender un futuro juntos sin mirar atrás y por otra mantiene en lo fundamental un bloqueo que es reliquia del pasado y que impide el normal desenvolvimiento de la sociedad cubana en todos sus aspectos.

Son muchos los desafíos que enfrenta el pueblo cubano y depende de su fortaleza ideológica, su unidad y patriotismo la conquista de la victoria en una nueva guerra, la de pensamiento, de la que nos alertó Martí, que nos toca ganar a pensamiento.

Nuevos mares de fuerzas laboriosas inundarán las plazas de todo el país este Día Internacional de los Trabajadores. Se renovará la imagen de padres llevando en hombros a sus hijos, como una vez lo hicieron ellos con  los suyos, y los pequeños se empinarán queriendo alzar muy alto la bandera, esa que se multiplicará en otras muchas manos de obreros, trabajadores, campesinos, científicos, deportistas, artistas, combatientes….

Estará en el recuerdo reciente la querida presencia del Comandante en Jefe y sus siempre esclarecedoras palabras en el Congreso; estarán allí, junto a las inolvidables figuras de Camilo y Che, que nos reiterarán sus históricas frases: Vas bien, Fidel y Hasta la victoria siempre. Y estarán también en el recuerdo y los corazones los que históricamente inspiraron las luchas del pueblo, como Lázaro Peña y los que entregaron sus vidas por esa causa, comoAracelio Iglesias, Jesús Menéndez, José María Pérez.

Verá pasar sus corrientes la Patria desde la tribuna, representada en el liderazgo de Raúl, a quien le correspondió encabezar el primer Día Internacionalde los Trabajadores en la Cuba liberada, quienha reiterado la confianza en la juventud para la continuidad de la obra a la que ya aportan decisivamente en los más diversos sectores de la vida nacional.

Puede ser que en nuestro camino, como dijo otro poeta y cantor, algún machete se enrede en la maleza, que algunas noches las estrellas no quieran saliry que con los brazos haya que abrir la selva, pero a pesar de los pesares, los patriotas que desfilaremos ante la inspiradora imagen de José Martí de la Plaza de la Revolución y a lo largo y ancho del país, lo haremos convencidos de que Cuba seguirá adelante.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu