Trabajadores

Voluntad… ¿obligatoria?

¿Los procesos basados en la voluntariedad y la conciencia de los sujetos pueden trocarse en inadecuados mecanismos de coerción al interior de los centros de trabajo?

Sobre esta interrogante general bien podría sustentarse el planteamiento de Rolando Sosa Ybarra, preocupado por el estatus que presenta hoy la guardia obrera  donde labora, la Universidad de Ciego de Ávila.

Según comenta, al llegar a dicha institución le mantuvieron el pago adicional que recibía en su centro anterior, la facultad regional de la Universidad de  Ciencias Informáticas. Dicha retribución influye en  la jubilación, o sea, no es considerada estimulación;  sin embargo, ahora una de las pautas que lo invalida  es ausentarse a la guardia obrera.

Si a esta se le reconoció su carácter voluntario y consensuado entre los documentos aprobados en el XX Congreso de la CTC, ¿por qué tal condicionamiento?, inquiere este profesor del Departamento de Matemática  Aplicada.

¿Cuántos de estos casos pueden estarse repitiendo? Una vez más, la respuesta podría hallarse, o no,  en lo que los trabajadores de la universidad avileña  hayan suscrito en su convenio colectivo.

En buena lid si el pago mencionado corresponde al salario ordinario, no debería ser afectado en tanto el profesor Sosa cumpla cabalmente con sus obligaciones laborales.

No intentamos caer en especulaciones, solo reflexionar acerca de prácticas que puedan fomentar la  apatía y el rechazo. Más que ello, lo necesario sería  implicar —desde el convencimiento— a todos los trabajadores y evitar que una responsabilidad y deber  comunes sean vistos con el prisma de la imposición.