Sobre expedientes laborales: Historia repetida e irritante

Sobre expedientes laborales: Historia repetida e irritante

El Código de Trabajo especifica que la entidad y los trabajadores están obligados a proteger los expedientes laborales que están bajo su custodia, y en caso de deterioro o pérdida parcial o total, a realizar las gestiones para reconstruir el tiempo de servicio y salarios devengados a los fines de la seguridad social.  Foto: Agustín Borrego
El Código de Trabajo especifica que la entidad y los trabajadores están obligados a proteger los expedientes laborales que están bajo su custodia, y en caso de deterioro o pérdida parcial o total, a realizar las gestiones para reconstruir el tiempo de servicio y salarios devengados a los fines de la seguridad social. Foto: Agustín Borrego

Por Olivia Rodríguez Medel, estudiante de Periodismo

El expediente laboral es uno de los documentos de mayor importancia para cualquier trabajador, en él se archivan datos y algunos documentos durante su vida laboral, imprescindibles a la hora de tramitar la jubilación; por ello su pérdida pudiera causar malos ratos.

Que aparezca el suyo es la súplica que nos hizo llegar Bacarizan Rodríguez Pérez, vecino de la calle Chacón No. 7, entre Cuba y San Ignacio, en La Habana Vieja.

En su carta explica que trabajó en el almacén de la unidad productiva No.3 finca América, perteneciente a Labiofam, donde hubo un proceso de reubicación y como no estuvo de acuerdo con el sitio que le asignaron, pidió la baja.

Aclara que en aquel momento no estaba establecido, como rige a partir de entrar en vigor el Código de Trabajo en el 2014, la  entrega del expediente al trabajador y cuando comenzó en otro centro, la encargada de Recursos Humanos le configuró uno nuevo porque “no tuvo tiempo de buscar el anterior”.

Por los años de servicio que rezan en el expediente ha realizado infructuosas gestiones por los teléfonos que adjunta en su carta y personales en los lugares que le han indicado, como la  Empresa de Servicios de Calabazar y la de vectores, suponemos que de Labiofam porque no lo especifica.

“Ya no sé a dónde acudir”, afirma en su misiva, una evidente carga de desconocimientos y de violaciones, que ojalá deriven en la búsqueda de la solución correcta.

¿Quién responde…?

Así comienza la carta de otra trabajadora que presenta el mismo problema. La tunera Daysi Rojas Arias nos escribe desde el municipio de Puerto Padre, donde vive en la calle 41, No. 19a.

Esta lectora labora en el policlínico 28 de Septiembre de esa localidad y cuenta que en mayo del 2014 presentó la solicitud de jubilación y le comunicaron que debía esperar pues en ese mes correspondía el aumento de salario en el sector.

Así lo hizo y vio el expediente archivado, pero siete meses después le dijeron que seguían las gestiones. Como el proceso se dilataba regresó y fue cuando conoció la mala noticia de que su expediente laboral estaba perdido.

Rojas Arias comunicó lo que sucedía a la dirección del policlínico y al órgano de justicia laboral del municipio y le dijeron que el documento tiene que aparecer. En la filial del Instituto Nacional de Seguridad Social a nivel municipal y provincial conocen el problema, pero aún no dan respuesta, precisa.

De igual forma asevera que la Fiscalía en esas dos instancias está al tanto del caso y consideran que la encargada de buscar el registro de los años de trabajo de Daysi es la dirección del centro laboral, “que no se ha preocupado de hallar una solución”, comenta.

Según ella, en el departamento de Personal le explicaron que solo poseen el registro de los 14 años que acumula en la salud, pero no es el único sector donde ha laborado y enumera que a partir de 1981 fue obrera agrícola de la empresa cañera Antonio Guiteras y en la de Cultivos Varios de igual nombre, así como en la Forestal Integral del territorio.

Las ocupaciones enumeradas, puntualiza, le permitieron acumular  35 años de trabajo, lo suficiente para su jubilación y que en su mayoría ahora parece que se fueron a bolina.

En las últimas líneas de la misiva esta trabajadora expone que tiene en su poder documentos extraídos del expediente antes de su desaparición y presenta como testigos a los dirigentes de las empresas en las que trabajó anteriormente, sin embargo, tales argumentos no le son aceptados. ¿Habrá un desenlace feliz en esta historia?

Un comentario en Sobre expedientes laborales: Historia repetida e irritante

  1. Cuidado mucho cuidado, a pesar que el trabajador es el que custodia su expediente las entidades que lo entregan son los responsables de la integridad de su contenido y veracidad de los documentos y deben responder por la documentacion perdida o extraviada.

    tanto la entidad como el trabajador deben revisarlo periodicamente para que no existan problemas con su contenido

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu