Ginoria, por siempre

Ginoria, por siempre

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Ignacio Hernández Ginoria —simplemente Ginoria para todos los que lo conocimos— siempre era el mismo: serio, humilde, de hablar pausado… Las glorias que signaron su vida, fruto de sus grandes cualidades, nunca cambiaron su carácter. Él era la expresión del trabajo, del esfuerzo, la consagración, la entrega…

foto: Modesto Gutiérrez, ACN

Sus manos, muy grandes, evidenciaban cuánto había laborado en diversos quehaceres, pero sobre todo en el corte de la caña. Dirigió brigadas de macheteros que sobresalieron en la provincia de Cienfuegos por ser de las primeras en completar el millón de arrobas cosechadas, con él frente al plantón, dando el ejemplo.

Ginoria hizo 39 zafras, cifra mayor si se tiene en cuenta lo duro que es estar mocha en mano desde la madrugada y “soltar” solo cuando

el sol desaparece en el horizonte, día tras día.

Como todos los campesinos pobres de su época (nació el 31 de julio de 1936 en el poblado cienfueguero de Ariza) tuvo que abandonar la escuela y trabajar en el cultivo de la caña para apoyar a la familia.

En 1958 se incorporó a la lucha clandestina contra el régimen de Fulgencio Batista y, poco después, al Ejército Rebelde. Al triunfo revolucionario continuó en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en las que mantuvo una conducta ejemplar. Estuvo presente en los combates de Playa Girón y en los días de la Crisis de Octubre.

En 1966 cumplió misión internacionalista en el Congo Brazzaville y en 1975, en Angola. En ese propio año asistió como delegado al Primer Congreso del Partido.

Al licenciarse de las FAR se vinculó al movimiento sindical y ocupó la responsabilidad de secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Transporte en la entonces región de Santa Clara.

Por su relevante trayectoria laboral y social y por la ejemplaridad demostrada, entre otros muchos méritos, recibió en el año 2003 el título honorífico de Héroe del Trabajo de la República de Cuba.

Difícil se hace escribir de él en pasado, pero la muerte así lo ha impuesto. No obstante, Ginoria estará por siempre.

 

foto: Modesto Gutiérrez, ACN

Acerca del autor

Graduado de Profesor de Educación General en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela, de Villa Clara, Cuba (1979). Ha laborado en la Revista Juventud Técnica, semanario En Guardia, órgano del Ejército Central, periódicos Escambray, CINCO de Septiembre y Granma. Desde el año 2007 es corresponsal de Trabajadores en la provincia de Cienfuegos. Está especializado en temas económicos y agropecuarios. En 1999 acompañó en funciones periodísticas a la segunda Brigada Médica Cubana que llegó a Honduras después del paso del huracán Mitch. Publicó el libro Verdades sin puerto (Editorial cubana MECENAS). Ha estado en otras tres ocasiones en esa nación centroamericana, en funciones periodísticas, impartiendo conferencias a estudiantes universitarios, asesorando medios de comunicación e impartiendo cursos-talleres sobre actualización periodística a periodistas y comunicadores. Multipremiado en premios y concursos internacionales, nacionales y provinciales de Periodismo. Fue merecedor del Premio Provincial Periodístico Manuel Hurtado del Valle (Cienfuegos) por la Obra de la Vida – 2012. Le fue conferido el Sello de Laureado, otorgado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC). Mantiene evaluación profesional de Excepcional.

Escribir una respuesta