Cuando lo imposible se convierte en sueño

Cuando lo imposible se convierte en sueño

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
Profesores Daniel Milián y Jesús Rubayo (de izquierda a derecha). Foto: Agustín Borrego
Profesores Daniel Milián y Jesús Rubayo (de izquierda a derecha). Foto: Agustín Borrego

 

En la foto de su laptop el laboratorio virtual para la formación de especialistas nucleares del Centro Atómico de Bariloche, Argentina, parece un sueño. El Doctor en Ciencias Técnicas Daniel Milián Lorenzo estuvo allí recientemente y comprobó in situ las ventajas de contar con ese servicio que, por lo menos, ahora, resulta inviable para nuestro país a causa del bloqueo de los Estados Unidos.

Reactor Laboratorio por Internet, es el nombre del proyecto internacional que auspicia el Organismo Internacional de Energía Atómica (Oiea), con el objetivo de facilitar, con fines docentes, transmisiones online desde un reactor nuclear.

Tecnología prohibida

El investigador y profesor titular del departamento de Ingeniería Nuclear, del Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas (Instec), explicó que desde el año 2012 el Oiea ha tratado de iniciar un proyecto que, en América Latina, además de Cuba están incluidos Colombia, Ecuador, Bolivia; y España, por Europa.

A cada una de estas naciones el Oiea les ha facilitado la tecnología necesaria (nada complicada), que consiste en un equipo de videoconferencia con dos pantallas de televisión. Sin embargo, esa gestión ha resultado fallida en el caso nuestro.

En dos ocasiones (en el 2013 y en el 2014), luego de haber localizado el equipamiento con las características necesarias y efectuada la tramitación con las empresas, no ha sido posible adquirirlo, ya que la tecnología tenía más del 10 % de componentes norteamericanos.

Poder disponer de este laboratorio es de las acciones que realiza la Educación Superior cubana para mejorar constantemente la calidad. “Independientemente de que podríamos utilizarlo en la docencia con estudiantes de 4o. año de la carrera de Ingeniería Nuclear y Energética, y con algunos maestrantes, realmente es estratégico para cualquier nación formar profesionales altamente capacitados. Hoy es imposible pensar en el futuro de la humanidad sin la prioridad que ocupan las ciencias y las tecnologías nucleares”, enfatizó Daniel.

Impedir que estas puedan ser empleadas por Cuba no solo nos afecta como país o universidad, sino “significa un no a un proyecto que es de interés para el Oiea, organismo de pegada, referente a nivel mundial de todo lo relacionado con las plantas y las investigaciones nucleares”, agregó el Doctor en Ciencias Físicas Jesús Rubayo Soneira.

El decano de la Facultad de Ciencias y Tecnologías Nucleares del Instec refirió también su experiencia en relación con un proyecto de Ciencias Básicas que, aunque por el momento no requiere de grandes medios experimentales, sí necesita formar especialistas.

Manifestó que desde hace varios años el Instituto mantiene una fuerte colaboración con universidades foráneas, inclusive con norteamericanas.

“El bloqueo, dijo, nos afecta sobre todo para ese intercambio de jóvenes y, a veces, de algunos profesores que han querido venir a Cuba”.

Con la universidad de California, por ejemplo, teníamos el propósito de enviar a un joven doctorante para que estudiara los clatratos de agua, ubicados en las grandes profundidades de los océanos, una especie de enrejados moleculares dentro de los cuales están concentradas cantidades importantes de metano.

Tener el control de la evolución de esos clatratos sería muy útil para la humanidad, pues pueden crear un serio problema medioambiental. Es necesario emplear y controlar esa energía acumulada en el fondo de los mares. Ese estudiante iba a California, donde se realizan experimentos sobre la evolución de los clatratos con determinadas moléculas de agua insertadas. Sin embargo, nosotros a nivel básico solo podemos estudiar la dinámica del sistema con moléculas modelos. En este caso, de la negativa de vías pasamos al silencio. Nunca nos dieron respuesta y, por lo tanto, esta vertiente del proyecto fue afectada.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu