Trabajadores

Abel González Melo: el dramaturgo cubano joven más internacional

Pedro Sicard e Irán Castillo en la producción mexicana de Chamaco. Foto: Armando Díaz

 

Al éxito que su teatro ha tenido en Cuba en los años recientes, Abel González Melo (La Habana, 1980) suma ya, desde hace bastante tiempo, una amplia carrera internacional, con estrenos, traducciones y publicaciones en diversos países. Durante estas mismas semanas se da una coincidencia para nada frecuente en los dramaturgos jóvenes: tres de sus obras brillan en tres ciudades gracias a montajes de primer nivel.

En El Círculo Teatral de México DF se estrenó hace un mes Chamaco, a cargo de la compañía La Vida Teatro y con dirección de Alejandro Ramírez. La historia ha sido adaptada por completo a la realidad mexicana y está teniendo una amplia repercusión mediática, así como muy buena acogida de público, debido a la labor de un excelente elenco donde primeras figuras se dan la mano con actores noveles. Protagonizada por Pedro Sicard e Irán Castillo en los roles de Alejandro y Silvia Depás, completan la nómina la cubana Thais Valdés junto a los mexicanos Antonio Monroi, David Medel, Mauro Sánchez Navarro, Luis Velázquez, Adán Aguilar, Catalina López y Coral Bonelli.

El diario Frente ha comentado: “Chamaco es una obra que toca fondo en asuntos que, aunque pudieran parecer exclusivos de la sociedad cubana, son más que identificables en la mexicana”.

En paralelo, Cádiz en mi corazón, texto que González Melo escribió a petición de la compañía gaditana Albanta, regresa a la Sala Central Lechera de Cádiz. Tras un extenso recorrido de dos años por festivales de Estados Unidos, Portugal, Brasil, España y Argentina (donde fue nominada a los Premios Florencio Sánchez como mejor espectáculo extranjero), la obra, donde la carga dramática y lírica juega con los límites de la narración en escena, continúa inquietando a la prensa, que ha elogiado la puesta en escena de Pepe Bablé y las actuaciones de Charo Sabio, Susana Rosado, Jay García y Carmen Reiné.

Abel González Melo y Carlos Celdrán junto al cartel de Mecánica en Argos Teatro. Foto: Yeandro Tamayo

 

En La Habana, Argos Teatro, la compañía insignia del teatro de González Melo, continúa con un éxito arrasador tras casi medio centenar de funciones a teatro lleno: Mecánica, dirigida por Carlos Celdrán, ha conseguido captar la atención de la crítica y los espectadores, al poner sobre el escenario conflictos de candente actualidad y valorarlos desde una óptica muy humana, que cristaliza en el desempeño de un elenco fabuloso: Yuliet Cruz, Carlos Luis González, José Luis Hidalgo, Rachel Pastor, Yailín Coppola y Waldo Franco. Este montaje formará parte de la programación del Festival de Teatro de La Habana, próximo a celebrarse a finales de octubre.

Solo en lo que va de año, Chamaco ha sido producida en Olavarría, Argentina, con dirección de Florencia Domínguez. También ha sido leída en inglés en el festival Crossing Borders de Two River Theater, New Jersey, dirigida por José Zayas, y en esloveno en la Academia de Teatro de Liubliana, bajo la guía de Nina Ramsak. Nevada tuvo en febrero su segundo estreno en Estados Unidos (el primero ocurrió en Miami en 2012); esta vez fue producida en inglés, con traducción de Yael Prizant y dirección de Otto Minera, en el Freed Center for the Performing Arts, dentro del International Play Festival de Ohio Northern University. Y Sistema, pieza con la que González Melo obtuviera Mención de Honor en el Premio Casa de las Américas 2014, clausuró en septiembre último la 1ª Muestra de Dramaturgia Iberoamericana de Santiago de Chile, dirigida por Luis Ureta.

En el terreno de la dramaturgia publicada el joven y prolífico autor ha acumulado éxitos en 2015: sus textos Talco y Mecánica han sido antologados por el investigador Federico Irazábal en el volumen Nueva dramaturgia cubana (Festival Internacional de Buenos Aires), así como Chamaco ha sido incluido en Dramaturgia cubana contemporánea (Paso de Gato, México) y Cinco dramaturgos internacionales (Fundarte, Caracas). En este último volumen comparte páginas con autores de renombre como el mexicano Jaime Chabaud, el venezolano Gustavo Ott y el español Carlos Be.

Pero González Melo no cesa de trabajar y para los próximos meses ya se anuncian novedades. El esperado estreno de Epopeya, ganadora en 2014 del Premio Virgilio Piñera, acontecerá a la par en Cuba y Estados Unidos: en La Habana lo dirigirá Pedro Franco con su compañía El Portazo (que previamente tuvo gran éxito con otra obra del autor, Por gusto), y en Chicago será llevado a las tablas por Sándor Menéndez al frente de la tropa de Aguijón Theater (que en 2012 representó Adentro, otro título del dramaturgo). En Madrid, por su parte, Carlos Celdrán dirigirá este otoño el nuevo texto de Abel: Protocolo, con los actores españoles Ernesto Arias y Paloma Zavala, en una coproducción de Argos Teatro con la productora hispana Artífice Escénico, que podrá ser vista en La Habana a inicios de 2016. Y en el Reino Unido, el prestigioso teatro HOME Manchester estrenará en la próxima primavera una nueva obra del dramaturgo, dentro del ambicioso proyecto británico World Stages y que será dirigida por Walter Meierjohann.