La vida sigue después de los 60

La vida sigue después de los 60

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
La Cátedra del Adulto Mayor debate sobre temas como sexualidad en esta etapa de la vida, desarrollo humano, prevención de enfermedades como la hipertensión, artritis, diabetes, entre otras.| foto: René Pérez Massola
La Cátedra del Adulto Mayor debate sobre temas como sexualidad en esta etapa de la vida, desarrollo humano, prevención de enfermedades como la hipertensión, artritis, diabetes, entre otras. Foto: René Pérez Massola

 

La sociedad cubana se prepara para la formación de políticas públicas que respondan a un entorno activo  con la inclusión de las personas mayores.

La Central de Trabajadores de Cuba (CTC) también se une a los esfuerzos por parte del Estado y estudia estrategias en todos los sectores de la sociedad que contribuyan  a alcanzar una vejez activa y satisfactoria.

Entre las actividades desarrolladas  a propósito de la  celebración del Día del Adulto Mayor este  1º de octubre ha estado trabajar en  la creación de una cultura gerontológica y lograr una sociedad libre  de estigma hacia el envejecimiento,   para que nuestra población envejezca de manera activa, plena y participativa, en modo muy diferente a   muchos países donde apenas son visibilizados por sus gobiernos.

El movimiento sindical valora con gratitud su contribución  con  las valiosas experiencias y los  conocimientos que poseen, en función  de promover el amor al trabajo, la  responsabilidad,  la disciplina,  para  sistematizar la historia, contribuir  a reforzar el sentido de pertenencia  a los diferentes sectores, así como a  la identificación de sus principales  líderes y conquistas revolucionarias, principalmente en los jóvenes  que inician su vida laboral.

Cuba se ubica como una de las naciones más envejecidas de Latinoamérica. El nivel de envejecimiento  de la población cubana es hoy de un  19 % y, según las proyecciones, pudiera llegar al año 2030 con 31 % de  adultos con 60 años o más.

La doctora  Alina Alfonso León, especialista  en estudios sobre población del Centro de Estudios Demográficos (Cedem), alertó  que deviene reto para la seguridad  social  y  la atención especializada,  organización social y de regímenes  laborales, diversificar ofertas en  cuanto a ocio, consumo y empleo.

Hoy día la nación  tiene grandes retos, entre los que se encuentra hallar nuevos  espacios en los  que las  personas de la tercera edad puedan  ser protagonistas.

Espacios para el disfrute y el entendimiento de la vejez

Cuando hablamos de envejecer en función de lo aprendido, la profesora Teresa Orosa Fraíz, presidenta  de la Cátedra del Adulto Mayor de  la Universidad de La Habana, sabe  bien del tema.

Estos centros forman parte del programa de extensión universitaria. Se expresa a través del trabajo directamente vinculado con  instituciones territoriales y comunidades; su objetivo fundamental  es brindarle a la persona de la tercera edad los recursos para seguir  protagonizando acciones en su vida comunitaria y no solamente para su consumo personal, así como ayudarlos en su vida social.

Según la presidenta de esta institución, esta idea surgió entre la Facultad de Psicología, la CTC y la Sociedad de Pedagogos de Cuba como resultado de algunos estudios que se avizoraban en el país  acerca del envejecimiento de la población.

“Las cátedras no solamente se formaron como programas de nuestros mayores, sino para propiciar  espacios de intercambio entre ellos  y con la sociedad, no solo para la  superación personal, sino también  para poderse sentir útiles en muchos sentidos.

“Actualmente las cátedras se reflejan como un espacio de desarrollo  y se demuestra que la educación es  el factor detonante en el empoderamiento de las personas. Les hemos  demostrado a los adultos mayores  que han pasado por ahí que la vida  no termina después de los 60 años”.

Con relación a cómo se reflejan estos espacios educativos en la  sociedad civil, la psicóloga  Orosa   explicó que se han ido posicionando  efectivamente. “Creo que el principal factor que ha posibilitado esto son las propias personas mayores, por el desarrollo que han tenido, en cómo se han ido situando en distintos espacios de la sociedad; pero  también los medios de comunicación  lo han ido permitiendo.

“Tenemos convocatorias al principio del curso en la televisión nacional, hemos logrado algunos horarios  estelares en la televisión, se ha ido  logrando una cobertura de prensa  cada vez que hay alguna actividad  de esta naturaleza como la graduación. Esto es una cosa muy importante. En general van contribuyendo  a crear una imagen nueva de la persona mayor”.

¿Qué más nos queda por hacer? Sin duda, comprender; entender desde otra perspectiva el envejecimiento y trabajar con medidas favorables tanto para la persona como  para su familia.

En la última  sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular  el Ministerio de Salud Pública (MINSAP)  anunció las medidas integrales para  tratar el envejecimiento, con estrategias que no solo atañen a ese organismo, sino también a otras instituciones.

El Sistema Nacional de Salud posee dos modalidades para los cuidados a este grupo etario: las Casas  de Abuelos,  que suman 258 y tienen  8 mil 794 capacidades, y los Hogares  de Ancianos, en total 144 para atender a 11 mil 505 personas. También  se señaló que se ha incrementado el  índice ocupacional, pero todavía no  responde a las necesidades existentes.

Otras de las opciones han sido el desarrollo de un grupo de programas relacionados con la atención y la asistencia social a este sector, que  van desde el aumento en los montos  de las pensiones y jubilaciones en  un sistema de cobertura universal  hasta las mejoras en la disponibilidad de medicamentos.

“Solamente nos faltaría tratar el tema de la gerofobia, que existe también en nuestra sociedad, y que habla de aquel conjunto de actitudes, todas negativas hacia el envejecimiento y la vejez, las cuales se  expresan de diferentes formas y no  siempre de modo intencional. De  cara al panorama de transición demográfica que vive Cuba, es mucho  más que un desafío.

“Somos más que  eso; somos una población con un fuerte empoderamiento gracias a nuestra cultura. La  mayoría tenemos miedo de avanzar  en el tiempo y de asumir el hecho  de que nos hacemos mayores, y que  el proceso de envejecimiento no es  algo lejano que les sucede a los demás”, concluyó Teresa  Orosa.

F050105c

 

Acerca del autor

Graduada de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2014. Desde entonces se dedica a escribir e investigar sobre temas sociales, envejecimiento y de dinámica de población. Además es una de las redactoras principales de la página de Salud, especializándose en temas relacionados con la salud, la ciencia y tecnología. Ha asistido a varios cursos de postgrado, en el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas y en el Instituto Internacional de Periodismo; relacionados con el estudio de la sociedad cubana .

2 comentarios en La vida sigue después de los 60

  1. LO PEOR QUE SE PUEDE HACER DESPUES DEL RETIRO ES QUEDARSE EN CASA SIN HACER NADA MIRANDO TV. HAY QUE MANTENERSE ACTIVO. SALIR, VISITAR FAMILIA Y AMISTADES, UNIRSE A UN GRUPO DE JUBILADOS, ETC, ETC.SI TE QUEDAS EN CASA NO VAS A DURAR MUCHO..

  2. los adultos mayores debemos cuidarlos ya que a cada rato se infartan se fracturan y despues los cuidados son tediosos para la familia y mas si son familias pobres

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu