Una cultura fortalecida desde la integración

Una cultura fortalecida desde la integración

Fotos: César A. Rodriguez.
Fotos: César A. Rodriguez.

 

Con la presencia de las 11 delegaciones de los países que conforman el ALBA-TCP, sesionó la sexta Reunión de ministros de cultura de dicho mecanismo regional, en una sesión presidida por Julián González Toledo, titular cubano; Abel Prieto Jiménez, asesor del presidente de la República de Cuba; Ismael González Coordinador del ALBA Cultural por Cuba, y Alfredo Zabaleta, Alfonso Zabaleta, representante de la secretaría del ALBA Cultural.

En las palabras inaugurales del encuentro, González Toledo agradeció la oportunidad de que nuestro país acogiera por primera vez este encuentro; dio la bienvenida a los nuevos miembros del ALBA Granada y San Kitts y Nieves; y envió un mensaje de apoyo al pueblo de Dominica, isla caribeña que fue azotada por el huracán Erika y ha sufrido intensos daños.

El ministro hizo un breve resumen de la historia cultural de la Revolución Cubana, donde repasó sus principales hitos y recalcó cómo, a pesar del bloqueo del gobierno norteamericano y otras adversidades, no  ha mermado el compromiso de la Revolución con los valores que promueve.

El ministro cubano comentó sobre la vigencia de los peligros que alertaba Simón Bolívar en su Carta de Jamaica, que precisamente este año cumple dos siglos de redactada. Esa es la razón de por qué son necesarios mecanismos integradores como el ALBA y de reuniones periódicas como ésta, dijo, en la que se podrá evaluar los resultados del último año de trabajo, en un momento complejo que obliga a buscar alternativas para enfrentar el contexto actual.

Paul Cheet Greene, representante de Antigua y Barbuda, señaló la importancia que tiene la  cultura para la vida en el Caribe, y cómo con la existencia del ALBA “seguimos trabajando juntos para mejorar la vida de los pueblos del área”. Por su parte, Marco Machicao, de Bolivia, ratificó el convencimiento de que “este encuentro tiene que tender puentes, y rescatar los valores de las culturas autóctonas”. Guillaume Long, ministro ecuatoriano, habló de la reunión como una oportunidad única para enrumbar el ALBA cultural a un horizonte certero, y de la pertinencia de unificar estrategias de esta como un mecanismo regional dentro de la reunión de Ministros de la CELAC. Lorena Fleites, miembro de la delegación venezolana, comentó que fortalecer la dimensión cultural de esos dos mecanismos, protagonistas en los éxitos logrados en la región, es esencial, porque es la base de la hegemonía lograda en el continente.

Como parte de la agenda del evento, el cubano Ismael González, coordinador del ALBA Cultural, presentó el estado del Proyecto Gran Nacional  ALBA Cultural, y las delegaciones trabajaron en la revisión, rectificación y reimpulso del proyecto.

En un comunicado hecho por el Ministerio de Cultura de Cuba se supo que se analizaron acciones como la apertura de la Casa del ALBA Cultural en Barinas; la convocatoria a los premios ALBA Narrativa y Nuestra América: Primera Copia y el Proyecto Caribe; “desarrolladas desde la V Reunión de Caracas, en el 2014, con el objetivo de potenciar la gestión cultural en la región y su impacto en las comunidades”.

El texto explica que se debatieron además importantes temas como la conservación del patrimonio material e intangible de las naciones; el tráfico de bienes patrimoniales; las nuevas tecnologías y su impacto en las comunidades; el estímulo de las industrias creativas y de redes entre gestores culturales; la recuperación de saberes; la formación de públicos en conceptos amplio y contrahegemónico de cultura; y la participación de los productos culturales latinoamericanos y caribeños dentro de sus programaciones.

Entre los acuerdos pactados se encuentra la realización  el próximo mes de octubre de un Encuentro de Coordinadores del ALBA, así como la apertura de una Casa del ALBA Cultural en La Paz.

En su declaración final, los delegados de la VI Reunión de Ministros de Cultura del ALBA-TCP destacaron “el papel que desempeña la cultura en la reafirmación de nuestras identidades latinoamericanas y caribeñas, en el avance de la integración y unidad de nuestros pueblos, en el crecimiento económico, la erradicación de la pobreza, la disminución de las desigualdades sociales y el logro de un desarrollo sostenible”. Se ratificó además al Ministerio de Cultura de Cuba en la posición de Coordinación general del ALBA Cultural.

El Estado Plurinacional de Bolivia, a través de su Ministerio de Culturas y Turismo, se ofreció para acoger la sede de la VII Reunión de Ministros de Cultura de los países del ALBA-TCP, a celebrarse en el mes de septiembre de 2016.

En la clausura, Abel Prieto Jiménez realizó una reflexión acerca de la importancia para nuestros pueblos de formar públicos críticos, y de convertir el ALBA en una plataforma hegemónica, ideas que fueron además fueron expuestas por los ministros de Bolivia y Ecuador. Prieto Jiménez consideró el tema de la apreciación en el campo audiovisual como un asunto que debería ser obligatorio en los planes de enseñanza actuales. “La batalla hegemónica se da ahí”, opinó, “en las series, los videojuegos. La cultura chatarra crea adictos que quedan incapacitados para apreciar los procesos culturales auténticos. Tenemos que formar públicos descolonizados desde preceptos culturales antihegemónicos”, añadió.

Abel Prieto, asesor del Presidente y exministro de Cultura clausuró la Reunión de Ministros de Cultura del ALBA.Fotos: César A. Rodriguez.
Abel Prieto, asesor del Presidente y exministro de Cultura clausuró la Reunión de Ministros de Cultura del ALBA.Fotos: César A. Rodriguez.

 

El asesor del presidente Raúl Castro destacó como un paso de avance la aprobación de un coordinador general del ALBA cultural en cada país, y lo positivo que sería la creación de espacios institucionales que fomenten la vinculación de los intelectuales de la región a través de la Red de Defensa de la Humanidad. “Nuestros países son grupos de resistencia cultural”, comentó, “y en última instancia, la batalla es cultural”, concluyó, haciendo referencia a las palabras del escritor venezolano Luis Britto García.

 

DECLARACIÓN DE LA HABANA (VI REUNIÓN DE MINISTROS DE CULTURA DE LOS PAÍSES DEL ALBA-TCP)

 

La Habana, República de Cuba;

17 de septiembre de 2015

Los Ministros de Cultura y Jefes de Delegaciones participantes en la VI Reunión de Ministros de Cultura de los países del ALBA-TCP, representantes de los once países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-·TCP), como resultado del amplio y fraternal intercambio sostenido:

 

Destacamos el papel que desempeña la cultura en la reafirmación de nuestras identidades latinoamericanas y caribeñas, en el avance de la integración y unidad de nuestros pueblos, en el crecimiento económico, la erradicación de la pobreza, la disminución de las desigualdades sociales y el logro de un desarrollo sostenible.

 

Ratificamos nuestro compromiso de favorecer la integración cultural de la región, estimular la participación activa de las comunidades en los procesos culturales, preservar el patrimonio cultural –incluidas la acciones orientadas a la repatriación y lucha frontal contra el tráfico ilícito-, y fomentar el desarrollo de las economías creativas, emprendimientos e industrias culturales, estimulando la producción de contenidos que afiancen nuestros valores y contribuyan a encarar con eficacia los productos de la industria cultural hegemónica que promueven el pensamiento único, la frivolidad y homogenización de modelos, el consumismo, la violencia y la discriminación. Concedemos particular importancia a la utilización de las nuevas tecnologías de la información y a la defensa de nuestra soberanía en el ámbito de Internet –considerada como un bien público-, así como a la construcción de redes que favorezcan la interrelación de los actores culturales de nuestros países.

 

Reafirmamos el respeto por la diversidad cultural en nuestras sociedades multiétnicas, multiculturales y plurilingües, en que se asientan la cooperación y el desarrollo de políticas culturales que defienden el respeto a la vida, a la dignidad humana y al derecho soberano de cada uno de nuestros pueblos a construir su futuro, para lo cual se requieren ciudadanos instruidos y cultos, capaces de encarar la pretensión de reducirlos a simples consumidores.

 

Subrayamos la contribución de los intelectuales, artistas, gestores y promotores culturales a la firmeza y resistencia de nuestros pueblos ante los planes renovados del capitalismo transnacional globalizado y el imperialismo dirigidos a desestabilizar los procesos y gobiernos progresistas de la región; y reconocemos la relevancia de la Red “En Defensa de la Humanidad”, integrada por intelectuales, artistas y movimientos sociales, en la resistencia y ofensiva de nuestros pueblos a favor de su soberanía, la libre determinación y el desarrollo.

 

Asumimos el compromiso de trabajar en el reimpulso del Proyecto Gran Nacional ALBA Cultural, con el establecimiento de planes que propicien la identificación y el desarrollo de las potencialidades culturales de los países miembros, reconociendo como principios fundamentales: el buen vivir / vivir bien, la descolonización, la despatriarcalización y la interculturalidad. Apoyamos la adopción de medidas en aras de recuperar y salvaguardar los conocimientos y saberes tradicionales de los pueblos indígena originarios, de las comunidades afrodescendientes – en el marco de la celebración del  Decenio Internacional de los Afrodescendientes-, así como de las de otro origen geográfico y que hoy forman parte de las identidades latinoamericanas y caribeñas, velando al mismo tiempo por la protección de sus derechos individuales y  colectivos. Concedemos especial importancia a la recuperación de la memoria, y en tal sentido, apoyamos la celebración del III Encuentro de Historiadores, auspiciado por el ALBA, a celebrarse en Ecuador, en 2016.

 

Reconocemos la apremiante necesidad de elevar los impactos de los programas y acciones impulsados por el ALBA Cultural, y nos comprometemos a favorecer  una mayor implicación y comunicación de los Ministerios y las instituciones culturales, así como fomentar el establecimiento de programas conjuntos y circuitos de eventos de alto interés para los países miembros, mediante la participación activa de sus autoridades y el ejercicio de las prerrogativas otorgadas a las y los Coordinadores nacionales que hemos designado para su atención. Concedemos gran importancia al III Encuentro-Taller de Coordinadores Nacionales del ALBA Cultural, que tendrá lugar en La Habana los días 27; 28 y 29 de octubre del presente año; encargamos a las y los Coordinadores nacionales la instrumentación y seguimiento del Plan Estratégico del ALBA Cultural, a partir de los resultados derivados de esta VI Reunión.

 

Agradecemos al Ministerio de Cultura de la República de Cuba, su disposición a continuar asumiendo la Coordinación general del ALBA Cultural, confianza que le hemos ratificado, en cuyo desempeño contará con el decidido apoyo de los Ministerios a cargo de la Cultura en los países miembros de nuestra Alianza.

 

Ratificamos la voluntad de fortalecer especialmente los nexos y el intercambio cultural con los países miembros del Caribe Oriental; y de apoyar, en la medida de las posibilidades en cada momento, el desarrollo de proyectos y acciones que den respuesta a necesidades culturales prioritarias.

 

Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo y Gobierno de la Mancomunidad de Dominica, tras el devastador azote de la tormenta tropical Erika; y manifestamos nuestra disposición a apoyarlos en la recuperación del patrimonio y el restablecimiento de la vida sociocultural del país.

 

Celebramos la firma del Contrato entre el Banco del ALBA y el Fondo Cultural del ALBA; y ratificamos nuestra decisión de trabajar junto al Fondo Cultural del ALBA, para lo cual identificaremos instancias idóneas que garanticen su interacción con nuestros países, que propicie una mayor y más efectiva circulación de bienes y servicios culturales que enriquezcan la vida espiritual en nuestros ciudadanos, nos permitan conocernos mejor y propicien el intercambio entre todos los pueblos de la región.

 

Acordamos favorecer la concertación de posiciones conjuntas en los principales asuntos culturales a tratar en los foros multilaterales en que participen nuestros países; y ratificamos nuestra voluntad de trabajar unidos en el ámbito cultural de la CELAC.

 

Reafirmamos el compromiso de destacar la visibilidad del accionar del ALBA-TCP en el ámbito cultural, a partir de estrategias de comunicación efectivas y de la sistematización de los nexos con Telesur y todos los medios de comunicación y tecnologías de la información a nuestro alcance. También será relevante el aporte que a este propósito brinden las Casas del ALBA Cultural en nuestros países.

 

Acogemos con beneplácito el ofrecimiento del Estado Plurinacional de Bolivia, mediante su Ministerio de Culturas y Turismo, de organizar la VII Reunión de Ministros de Cultura de los países del ALBA-TCP en ese hermano país, que celebraremos en el mes de septiembre de 2016.

 

Expresamos nuestro reconocimiento y gratitud a la hermana República de Cuba, a su pueblo y Gobierno, en especial al Ministerio de Cultura, por las condiciones creadas para el desarrollo de nuestra VI Reunión y por su contribución al éxito de la misma

 

Dada en La Habana, República de Cuba, a los diecisiete días del mes de septiembre de 2015

 

Antigua y Barbuda

 

Estado Plurinacional de Bolivia

 

República de Cuba

 

Mancomunidad de Dominica

 

República del Ecuador

 

Granada

 

República de Nicaragua

 

San Cristóbal y Nieves

 

Santa Lucía San Vicente y las Granadinas
República Bolivariana de Venezuela

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu