Las cubanas: protagonistas de su propio desarrollo

Las cubanas: protagonistas de su propio desarrollo

Teresa Amarelle, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubana. FMC Nacional, Habana. 15 de agosto de 2015. Foto: Agustín Borrego Torres.
Teresa Amarelle, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubana.Foto: Agustín Borrego Torres.

 

Llegamos a este festejo en un proceso de renovación y fortalecimiento, en el cual hemos convocado a las 81 mil  delegaciones de base del país a ampliar los espacios de diálogo con nuestras mujeres para que ellas digan cuáles son sus intereses y perspectivas, expresó Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), en conferencia de prensa, en ocasión de celebrarse el próximo 23 de agosto el aniversario 55 de la organización.

Refirió que todos esos intercambios realizados el territorio nacional tendrán un momento clave durante  los plenos de los comités provinciales que se efectuarán durante los meses de septiembre y octubre, en los cuales se resumirá el sentir de las federadas.

Dijo que ese proceso articula la continuidad de los objetivos para los que fue creada la FMC: la defensa de la Revolución y la igualdad de derechos de las mujeres. “Debemos realizar una labor más diferenciada, fortalecer el trabajo en las comunidades en alianzas con el resto de los organismos que ahí funcionan, con métodos de convocatoria más atractivos que de verdad las motiven a seguir asumiendo las responsabilidades de los nuevos tiempos”

Agregó que la jornada por el 55 aniversario ha estado  dedicada también a implementar los objetivos de trabajo aprobados en el noveno Congreso, celebrado en marzo de 2014. Con sentido crítico, la dirigente reconoció como la mayor insatisfacción “que no en todas las comunidades hay un funcionamiento adecuado de nuestra organización”.

Insistió en que el  mayor reto de la organización que dirige  seguirá siendo la comunidad y en lograr  incorporar  a mayor número de jóvenes como dirigentes de base. “No cabe dudas que ello implica sacrificio, abnegación, habilidad para darnos cuenta de qué familia, de qué mujer, muchacha o muchacho, niña o niño necesita una atención más especializada para que la familia cubana siga siendo la célula fundamental de nuestra sociedad”.

Más adelante significó que el hecho de que el 90 % de las mujeres mayores de 14 años sean federadas por voluntad propia habla de la capacidad de convocatoria y de movilización que tiene la FMC.

Reconoció la importancia de la estrategia de género que se implementa en organismos de la Administración Central del Estado, porque aun cuando existe en Cuba un programa de igualdad palpable, concreto desde la propia Constitución que elimina la discriminación,  cuando en todos los organismos del estado las políticas que se aplican es para hombres y mujeres por igual, no cabe dudas que las mujeres tienen  intereses particulares.

“Cincuenta y cinco años de haberse creado la organización, todavía no es suficiente y a 57 de haber triunfado la Revolución que en su programa de desarrollo integral siempre tuvo en cuenta la emancipación de la mujer, no es suficiente para eliminar estereotipos y rasgos de una cultura patriarcal que ha existido siempre en la sociedad”, alegó.

Por ejemplo, dijo, todavía en algún lugar puede aparecer alguien que dice “no te puedo contratar porque estás embarazada”. Refirió además que el Decreto Ley sobre la maternidad de la mujer trabajadora incorporó desde el 2003 el derecho de los hombres; sin embargo, cuando un hombre en un centro de trabajo solicita la licencia posnatal para dedicarse al cuidado de su hijo,  no siempre se le autoriza y es un derecho que él tiene. “Tenemos esta Ley y en la práctica social todavía no es asumida en toda su dimensión como debe ser”, acotó.

Al abordar la atención que la dirección de la FMC presta a aquellas mujeres que están incorporadas a las nuevas formas de gestión no estatal, apuntó que poseen un centro de estudios con categoría científica el cual investiga el tema.  Igualmente señaló que se nutren de investigaciones realizadas por otros centros de estudios, las cuales les pueden ser útiles en la toma de decisiones y evitar que aparezcan formas de discriminación hacia las féminas.

“Recientemente, realizamos un encuentro con trabajadoras no estatales cuyo trabajo está relacionado con el sector del comercio y la gastronomía y hablamos mucho con ellas de que no deben admitir que se pierdan las conquistas logradas en el sector”.

En sus palabras, Teresa reconoció la impronta dejada en las mujeres cubanas por Vilma Espín, líder histórica de la FMC. “Yo creo que la fortaleza más grande  que tiene la federación es que las mujeres fueron protagonistas de toda la construcción social del país, y Vilma así lo concebía, de beneficiarias pasaron a ser protagonistas de su propio desarrollo individual”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu