Injusticia sin violación

Injusticia sin violación

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
Para aumentar la producción y en consecuencia el salario de los  trabajadores, las entidades deben recurrir a diseños remunerativos que premien el resultado y penalicen desempeños negativos. Foto: Nohema Díaz Muño
Para aumentar la producción y en consecuencia el salario de los trabajadores, las entidades deben recurrir a diseños remunerativos que premien el resultado y penalicen desempeños negativos. Foto: Nohema Díaz Muño

 

De forma expedita respondió  la empresa provincial de Servicios  Técnicos  del  oriental  territorio  de  Granma  al  artículo    Hay,  pero  no  te  toca  (8  de  junio    del  2015),  que  aludió   dificultades   en  la  distribución  del  dinero  derivado  de  la  creación  de    riquezas  y  el  consiguiente  perjuicio  a los  trabajadores.

Fechada el 19 de ese mes, la  carta firmada por el director  Luis Ángel González Chávez  refiere que nada se violó en la  implementación de la Resolución  17  en  la  unidad  empresarial  de  base  (UEB)  de  Cauto    Cristo,  pues  la  penalización  se    corresponde  con  lo  acordado    previamente.

El directivo explica que,  tanto en el reglamento  interno   para la aplicación de los sistemas  de  pago  como  en  el  convenio  colectivo  de  trabajo,  se  consigna  que  cuando  en  la  entidad    se  deteriora  el  gasto  de  salario    por  peso  de  valor  agregado  bruto  para  el  pago  por  resultado    entonces  todas  las  UEB  están    privadas  de  los  beneficios,  incluidas  las  eficientes  como  es  el    caso  publicado.

La decisión de medir con el  mismo rasero a las que pagan sin  respaldo productivo y a las que  no, asegura, tuvo el visto bueno  del sindicato provincial y también  recibió  el  consentimiento  en    reunión  con  los  afiliados.

Asimismo, afirma que “evidentemente  existe  un  error  en    la  información  brindada…  Consideramos  no  haber  incumplido    ninguna  promesa”,  tal  y como    le  explicaron  a  Elvira  Verdecia  Leyva,  la  secretaria  de  la    sección  sindical  que  en  nombre    de  sus  representados  se  quejó  a  Buzón  abierto.

En análisis realizado en el  consejo de dirección, “quedó  demostrado que la compañerano había tramitado antes la inquietud  de  sus  trabajadores  con    la  dirección  de  la  empresa  provincial,  ni  con  el  grupo  empresarial  de  Comercio…”,  precisa    González  Chávez  en  su  misiva.

Aclara que en el trabajo  periodístico se habla de la indicación  nacional  de  suspender    “la  aplicación  de  la  Resolución    17  en  enero  y febrero”,  pero  no    el  motivo  de  la  decisión,  que    fue  el  obligado  proceso  de  refacturación  a partir  de  que  los    suministradores  cambiaron  los    precios  de  venta,  por  las  nuevas    medidas  implementadas  en  la    actividad  empresarial.

A pesar de  que  en esos dos  meses  el personal  de regulación  y control  —los  llamados  indirectos—  solo  cobró  el  salario    básico,  no  sucedió  igual  con  los    directos,  quienes  sí percibieron    en  correspondencia  con  la  riqueza  que  formaron,  remuneración  que  como  es  lógico  también    llegó  a los  de  la   UEB  de  Cauto    Cristo,  detalla.

Posteriormente, argumenta,  la empresa provincial incurrió  en pago sin respaldo productivo  y se penalizó a incumplidores y  cumplidores, una decisión que   aunque no viola lo legislado, es  injusta porque no distingue.

Consideramos que en cualquier  lugar  que  se  generen  resultados  y se  creen  valores  habrá    que  repartirlos,  única  manera    de  hacer  efectiva  la  Resolución    17,  objetivo  que  persiguen.

En la entidad granmense  admiten que aún falta explicación  a los  trabajadores  y compete  al  organismo  esclarecer    las  inquietudes,  a fin  de  que  la    aplicación   de  esta  norma  constituya  un  verdadero  estímulo,    según  reconocen  en  la  carta.

Para aumentar la producción  y  en  consecuencia  el  salario  de  sus  empleados,  la  empresa  provincial  de  Servicios    Técnicos  en  Granma  tendrá    que  recurrir  a diseños  remunerativos  que  premien  el  resultado  y penalicen  desempeños    negativos.  Tiempo  hay  para    rectificar  lo  que  no  complace,  sobre  todo  cuando  en  casos    como  este  se  ha  sido  injusto  sin    existir  infracción.  En la  unidad    de  Cauto  Cristo  nunca  pagaron    sin  respaldo  productivo  y en  eso    Elvira  siempre  tuvo  razón.  Retribuir  lo  que  les  toca  sí resulta    una  promesa  por  cumplir.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu