Certificar es de sabios

Certificar es de sabios

El centro tiene capacidad para 130 alumnos en cada etapa. En la foto, trabajadores de diferentes entidades en uno de los cursos. / | Fotos: Juan Carlos Dorado
El centro tiene capacidad para 130 alumnos en cada etapa. En la foto, trabajadores de diferentes entidades en uno de los cursos. / | Fotos: Juan Carlos Dorado

Si rectificar es de sabios, certificar lo es más aún, pues permite asegurar, afirmar, hacer constar, señalar con certeza…, como recoge el diccionario.

Precisamente ese propósito constituye la misión principal de una institución que está al servicio de la industria cubana y funciona desde el 18 de septiembre del 2000, en la denominada Ciudad Nuclear, en la provincia de Cienfuegos.

Se trata del Centro Nacional de Certificación Industrial (CNCI) Julio César Castro Palomino, perteneciente al Ministerio de Energía y Minas, cuyas puertas permanecen abiertas para los trabajadores de todo el país, quienes en sus instalaciones, muchas de ellas especializadas, pueden recibir los servicios de capacitación, habilitación y homologación en oficios y profesiones de carácter técnicos, de acuerdo con los más aventajados estándares internacionales.

Resulta obvio que por sus características y funciones es el único de su tipo existente en el país. Al referirse a ellas, sus directivos explicaron que tienen organizados 134 cursos diferentes, los que responden a las necesidades principales del sector industrial cubano. “Todos tienen un alto contenido práctico y el reconocimiento de instituciones extranjeras”, afirmó Hugo Longoria, director del CNCI.

El centro cuenta con 19 laboratorios, 16 aulas (de ellas tres especializadas) y cinco talleres relacionados con la instrumentación, electricidad, mecánica, soldadura (considera también la inspección), pailería, ensayos no destructivos, operación de procesos fabriles y supervisores de la industria.

Por solicitud del sistema empresarial y el Ministerio de Energía y Minas incorporaron cursos de operación y mantenimiento de grupos electrógenos y centrales eléctricas de fueloil, inspección de equipos de alto riesgo industrial, seguridad e higiene ambiental y gestión de la calidad.

Hugo Longoria, director del CNCI.
Hugo Longoria, director del CNCI.

Desde su fundación se han graduado en el CNCI e incorporado a sus entidades con la certificación correspondiente 24 mil 238 trabajadores, entre quienes han estado también venezolanos, nicaragüenses, haitianos y angolanos, como muestra de la colaboración y la solidaridad que distinguen a nuestra nación.

La preparación garantiza, gracias a las adecuadas condiciones de sus instalaciones y a la elevada calificación del personal con que cuenta, contribuir en pocas industrias una fuerza de trabajo más calificada.

Un perfil incorporado recientemente ha sido el acompañamiento a las entidades en la implementación del sistema de gestión empresarial. También figuran entre las ofertas la supervisión operacional de pozos petroleros, auditorías técnicas, análisis de averías y supervisión de inversiones.

Los servicios de capacitación y técnicos que posibilita el CNCI contribuyen al aumento de la productividad, calidad y seguridad de la industria, en correspondencia con la implementación de varios Lineamientos de la Política Económica del Partido y la Revolución.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu