El consumidor en la mira

El consumidor en la mira

Está asegurada la venta de aceite comestible. Foto: Gabriela López
Está asegurada la venta de aceite comestible. Foto: Gabriela López

 

“La cadena de suministro se para en el consumidor —que es la población nuestra— y en la exportación. Hay que saber qué se necesita y en qué momento. Eso se debe  hilvanar desde la fuente  primaria de materia prima, para  que exista eficiencia”.

El Doctor en Ciencias, José Antonio Acevedo Suárez, vicerrector y  profesor de la Facultad de Ingeniería Industrial del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (Cujae), defiende,  por sobre todo,  el papel de las cadenas de suministro dentro de la economía, mas no comparte el criterio de las cadenas productivas.

“Nos  hemos metido en un debate teórico que nada va a resolver, ese es un enfoque de los años 50 del siglo pasado, tenemos empresas que producen y otras les facilitan componentes, pero el concepto de cadena de suministro es mirando al consumidor final, que él sea el que hale la cadena y trabajar por eso, ese es el enfoque que defendemos e internacionalmente ha probado que soluciona el problema”, aseveró.

Experto en el asunto, desde el año 1999 dirige el laboratorio de logística y gestión de la producción, creado en su facultad, cuyo objetivo ha sido desarrollar esta temática, transferir sus  resultados a las empresas y darles seguimiento a las experiencias que existen en el país.

Según expresa, hoy trabajan con más de 30 entidades, entre las que se encuentran BioCubaFarma, algunas pertenecientes al Grupo de Administración Empresarial de las FAR y a los  ministerios de Comercio Interior, Industrias y Transporte.

Ecasol, dedicada a la cadena de aseguramiento de aceite comestible en el  sector de divisas,  es uno de esos ejemplos. “Ahí se logró integrar la importación, producción y distribución, con  las ventas en las cadenas comerciales.  Se precisa que el ritmo de importación  responda al de producción, que incluye  los repuestos de las fábricas nuestras;  en esa integración está la sinergia de la  economía. Tiene que existir un pronóstico de demanda final, el del consumidor, y todo el mundo debe trabajar con esa predicción”.

La empresa comercializadora de medicamentos (Encomed) es otra muestra positiva, pues ha alcanzado un alto desarrollo como operador  logístico en toda la distribución de  medicamentos. “Hoy prácticamente  orienta la producción hacia las necesidades”, alegó.

Tener en cuenta la demanda

Desde el punto de vista de Acevedo, de lograr esa integración se eliminarían los llamados productos ociosos  y de lento movimiento. “Lo fundamental es que no se creen, porque cuando usted gestiona de manera integrada toda la cadena, va teniendo en cada momento los inventarios que necesita y eso permite tener  una determinada  precisión de gestión  en pronosticar las demandas”.

Ese es otro asunto, apuntó, en el cual tenemos que aprender mucho. “No contamos con personal capacitado para hacer estudios de mercado y de- manda. Ya hay empresas extranjeras que están proponiendo sus servicios. Debemos introducir en la formación de nuestros profesionales ese concepto y esas técnicas que hoy no existen”.

La concepción con que se trabaja en el laboratorio que encabeza Acevedo está clara. “Nosotros no les resolvemos el problema a las empresas,  les ayudamos a crear capacidad para  enfrentar los problemas tratados. La  solución la van dando los propios directivos y especialistas de la entidad,  solo colaboramos con ellos en desarrollar estas capacidades”.

Librar obstáculos

La tendencia actual es la logística integrada, la cual se expresa en el concepto de “puerta a puerta”, gestionada  por empresas especializadas (los operadores logísticos) con amplio uso de  las tecnologías de información y comunicación, donde el demandante se  relaciona con un solo interlocutor en  toda la cadena logística.

Afirma Acevedo que la esencia de  la gestión integrada de la cadena de  suministro es intercambiar información y una planificación colaborativa.  “Todas las empresas tienen que pre- sentar su plan económico y conciliar,  ahí deben intercambiar información   y ese es uno de los problemas que tenemos: nadie quiere enseñar su información ni divulgar sus experiencias”, expresó.

“Actualmente el retraso en el desarrollo de la logística determina afectaciones de la eficiencia en toda la cadena de suministro”,  dijo el Doctor en Ciencias José A.  Acevedo Suárez. Foto: César A. Rodríguez
“Actualmente el retraso en el desarrollo de la logística determina afectaciones de la eficiencia en toda la cadena de suministro”, dijo el Doctor en Ciencias José A. Acevedo Suárez. Foto: César A. Rodríguez

 

Usted apunta como una carencia fundamental en el país la formación y capacitación de recursos humanos en estas funciones…

Existe una  formación básica que la puedo lograr en una carrera universitaria, en eso hemos avanzado mucho.   Pero no es así la capacitación específica  para la tarea que yo tengo que realizar,   en eso estamos en desventaja. El Código  de Trabajo lo especifica: las administraciones están en la obligación de capacitar el personal para la actividad asignada, y eso no solo ocurre en logística.

El desarrollo de los operadores logísticos puede ser a partir de las actuales empresas transportistas, bases de almacenes, distribuidores, importadores y  comercializadores. Esto es esencial para  hacer efectiva la tendencia existente en  el país de concentración de compras y la  creación y desarrollo de mercados mayoristas.

Eso significa un gasto…

El costo de la logística no es lo que costó el transporte, hay uno intangible, que no sale en la contabilidad, me refiero a los llamados costos  de oportunidad, es decir, lo que pierde el cliente por no tener el servicio  adecuado. ¿Cuánto cuesta a la población obtener un producto X y recorrer  toda La Habana? Eso es tiempo, que  le afecta el nivel de vida, y al final, a lo mejor, lo adquiere  en el mercado  informal, donde vale el doble.

¿Por qué considera usted necesario desarrollar una política nacional  logística?

Porque la  logística es integradora, y una entidad sola no lo puede resolver, tiene que existir una política  nacional que dicte el desarrollo; dónde van a estar las plataformas logísticas en Cuba, cómo se va a formar la  fuerza de trabajo o  cómo se emplearán las tecnologías de la informática  y las comunicaciones.

La logística constituye una parte importante de la cadena de suministro al encargarse del flujo de materiales y productos desde un punto de  origen a uno de destino, de forma eficiente y oportuna. Es mucho más que  transporte y almacén.

4 comentarios en El consumidor en la mira

  1. Se me olvido decir que esa dependienta o es extranjera, o la tienda es de otro pais o es amiguisima de la que esta comprando, lo digo por la sonrisa, no cren.

  2. tf, no trates de endender, no gastes neuronas, hace unos dias escuchaba al Presidente ecuatoriano Rafael Correo, economista por cierto, que decia….. el plan es aquello en lo que trabajamos con un año de antelación para hacerlo, para al final del año tener que justificar los imcumplimientos……
    Al final saque usted sus propias conclusiones.
    Le aclaro, nosotros no somos clientes, somos usuarios, por eso no es de extrañar que en esos planes que dice el artículo no estuviesemos representados por no ser clientes, entiende usted.

  3. Preferiría como título “la ineficiencia en la mira” “la estafa en la mira” “el mal servicio en la mira” “el robo en la mira”. Sinceramente no me gusta que me tengan en la mira como consumidor, prefiero que apunten hacia el otro lado del mostrador o buró.
    Ahora no podemos hacer una ciencia abstracta de esto. supuestamente la economía planificada es superior al caos del mercado porque PLANIFICA. Si no planifican, entonces de qué sistema social hablan?
    Si al planificar no lo hacían en función del pueblo, entonces para quién planificaban, para los jefes? No entiendo nada.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu