Nunca hubo rotura

Nunca hubo rotura

Refrigerador
Ilustración: Malagón

REFRIGERADOR CARICATURA PAG 4

A partir del reciente sofoco de la santiaguera Maritza Martínez Samón, de seguro esta leerá con extremo cuidado los manuales de sus efectos electrodomésticos, y los compañeros de la empresa eléctrica prestarán más atención ante un caso similar.

La desesperación de esta lectora ante la supuesta rotura de su refrigerador a inicios de año, por irregularidades del voltaje, y la negativa de la entidad a reponerle el equipo, la evidenciamos en el artículo ¡Cómo quedo yo!, publicado el 23 de febrero último.

Según la respuesta del ingeniero Leonel Ruiz Carrión, director general de la Empresa Eléctrica en Santiago de Cuba, no hubo tal avería. El equipo sí funciona y no arrancaba debido a su propio sistema, que reacciona ante variaciones en la corriente eléctrica, lo cual desconocía la cliente, asevera.

En la misiva el funcionario ratifica que el mismo día en que ocurrió el incidente en la zona de Maritza, el carro de guardia acudió y normalizó el servicio al eliminar el falso contacto que existía en varias acometidas, incluyendo la de la lectora.

En la comprobación se detectó que el refrigerador no trabajaba e informaron al Despacho Eléctrico de la posible afectación y su probable causa.

A partir de ese momento, el grupo de daños a la propiedad de la unidad Redes Santiago tomó cartas en el asunto. Sus operarios revisaron el trabajo realizado, comprobaron el equipo y con los elementos aportados, la comisión encargada determinó “que el caso no procedía a indemnizar, pues el problema en la acometida no justificaba perjuicio alguno a los efectos electrodomésticos reportados”, refiere Ruiz Carrión.

Por su respuesta conocimos que el 20 de febrero (tres días antes de la publicación) Maritza fue visitada por un especialista del nivel provincial para informarle que estaban analizando su situación.

Cinco días después varios expertos, incluido un técnico de refrigeración, se presentaron en el domicilio de la afectada.

Luego de realizar los exámenes pertinentes —tanto en el circuito secundario que alimenta la vivienda como al equipo en cuestión— se comprobó que este trabajaba perfectamente.

El refrigerador de Maritza posee dispositivos modernos, como el temporizador, que bajo ciertas circunstancias pueden “dispararse” y por ende aunque le llegue corriente no arranca. Así se comprobó en la visita del 23 de enero. Es bueno señalar que esto no necesariamente ocurre por problemas del voltaje, explica el director general de la Empresa Eléctrica en Santiago de Cuba.

Entendemos que cuando se emplea un equipo es responsabilidad del que lo usa conocer todos los detalles de su puesta en marcha y explotación, pero, ¿acaso los operarios que inicialmente analizaron el caso no se percataron de “esa característica” del refrigerador de Maritza?

Esperamos que esto sirva de lección para todos. Por lo pronto, alertamos sobre la importancia de leer los manuales para evitar sustos y esperas innecesarias.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu