La patria escrita

La patria escrita

Juan Gualberto Gómez. La patria escritaSalvar del olvido a quienes hicieron posible, con su acción y pensamiento, el presente, es un deber y un compromiso insoslayables. Solo así, al reconocer la obra de quienes ayer contribuyeron a construir la patria amada, es posible valorar el hoy y edificar el mañana.

Todo libro, por ello, que se proponga –y logre— rescatar la memoria de la nación cubana, merece el elogio oportuno que reclamaba el Héroe Nacional José Martí. En tan noble empeño se inscribe el volumen titulado Juan Gualberto Gómez. La patria escrita (Ediciones Matanzas, Colección Aurora, 2014, 128 pp), con selección y prólogo de Norge Céspedes.

Artículos, crónicas, semblanzas, poemas, cartas, se reúnen en esta obra para –como afirma su antologador— presentar, “a manera de relato coral”, un conjunto de voces que “dialogan, se entrecruzan, dinámicas, caleidoscópicas, haciendo surgir perspectivas más complejas, más ricas, de este patriota, con matices y tonos variados…”.

Se abre esta selección con un texto esencial, titulado “Recuerdos de un periodista”, publicado originalmente en La Fraternidad, en diciembre de 1890, en que Juan Gualberto Gómez relata sus inicios en la profesión que desempeñaría, con notable maestría, a lo largo de su fecunda existencia.

Aparecen, asimismo, una decena de cartas, remitidas por el prócer a su familia durante sus períodos de confinamiento por su actividad revolucionaria, así como cinco de sus poemas que, aunque no son muestra de un relevante ejercicio lírico, resultan testimonios de valor para conformar una visión más completa del hombre y de su obra.

“Cacarajícara” es uno de esos textos, escrito en Hacho de Ceuta, en 1897, durante su segunda deportación a la metrópoli por sus acciones a favor de la libertad de la isla:

Sobre las faldas de la abrupta sierra

El baluarte cubano se levanta

Y alrededor de su bandera santa

Se agrupan los que luchan por su tierra

—oOo—

El ruido del cartón no los aterra

ni el disparo del Máuser los quebranta

Cuando su frente se adelanta

El enemigo en formación de guerra.

—oOo—

Ya inician el ataque: ¡Viva España!

Ruge la tropa, a la que el jefe ensaña

Para que al cerro temeraria suba.

Pero la heroica hueste de Maceo

la diezma en sublime macheteo

gritando al derrotarla “Viva Cuba”.

“Don Juan” es el artículo en que Nicolás Guillén evoca al patriota –publicado, por vez primera, en La Última Hora, en 1953—, que ahora se reproduce en esta entrega, en que también pueden leerse el poema que le dedica, en su libro Efigies. Sonetos patrióticos, de 1897, Bonifacio Byrne, y valoraciones sobre su personalidad firmadas, entre otros, por José Martí, EnriqueJosé Varona, Sergio Aguirre y Jorge Mañach.

Especial significación revisten los testimonios de Mercedes Ibarra Ibáñez, bisnieta de Juan Gualberto Gómez –y activa colaboradora para la preparación de este volumen—, quien, en “Cuatro anécdotas” y “Villa Manuela”, rememora pasajes familiares que permiten descubrir la dimensión humana de su bisabuelo.

El periodista, narrador y editor Norge Céspedes incluye, como cierre de Juan Gualberto Gómez. La patria escrita, un breve testimonio gráfico, que posibilita, a través de una decena de fotografías, visualizar instantes de la biografía del insigne luchador independentista cubano.

Nacido en Sabanilla del Encomendador, en Matanzas, en 1852, y fallecido en la capital cubana, en 1933, Juan Gualberto Gómez, amigo y fiel colaborador del Apóstol en su gesta emancipadora, periodista de acertado juicio, mantuvo, durante la vida republicana, una digna e incorruptible postura que le permitió recibir, en su tiempo y en el futuro, el mayor respeto y admiración.

En el periódico Patria, el 11 de junio de 1892, al referirse a su compañero de ideales, escribía el Maestro: “él tiene el tesón del periodista, la energía del organizador y la visión distante del hombre de Estado”. Confirmemos la certeza de tales palabras, a través de las páginas de Juan Gualberto Gómez. La patria escrita, un libro para salvar y atesorar la propia memoria de la nación cubana.

Un comentario en La patria escrita

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu