Calzado Combell: ninguna razón para incumplir

Calzado Combell: ninguna razón para incumplir

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
“Tocamos fondo, pero en este año no hay ninguna razón para incumplir”, subraya Odalys Collera Blanco, directora adjunta de la empresa de calzado Combell, la única del país. Foto: Agustín Borrego
“Tocamos fondo, pero en este año no hay ninguna razón para incumplir”, subraya Odalys Collera Blanco, directora adjunta de la empresa de calzado Combell, la única del país. Foto: Agustín Borrego

Entre el 2008 y el 2011 se pagaron más de 20 millones de pesos a los trabajadores interruptos de la rama del calzado, también, la falta de financiamiento condicionaba una agobiante inexistencia de materia prima y un envejecimiento acelerado de la tecnología, lo que unido a otros males, incubó en muchos la opción única de certificar la muerte de esa industria. No había dudas: con 74 fábricas paralizadas por cinco años, esa producción tocaba fondo. “La situación era difícil”, asegura hoy Odalys Collera Blanco, directora adjunta de la empresa de calzado Combell, su nombre comercial y bajo cuya égida se agrupan todas las unidades productoras. “El hombre llegaba, se capacitaba y por las malas condiciones existentes se iba a trabajar por cuenta propia”, dice.

En el 2014 solo salieron de las 24 fábricas existentes poco más de 2 millones 529 mil pares de zapatos de distinto tipo, cifra irrisoria con respecto a otros momentos. Además, ninguno con el formato que lo podría catalogar como zapato de vestir, ni de hombre ni de mujer.

No hay mal que dure 100 años, ni…

En días recientes Salvador Pardo, ministro de Industrias, significaba los reiterados incumplimientos de la empresa de calzado y apuntaba que a pesar de lo que se hacía, el país importaba cada año varios millones de pares de botas. Mientras, Roberto Cabrera, presidente del grupo empresarial de la Industria Ligera (Gempil), puntualizaba que en este año no existe ninguna razón para que Combell incumpla, pues desde agosto pasado tiene aprobado el financiamiento para la materia prima que hay que importar. Collera Blanco lo afirma con énfasis: “Hoy por hoy todo es distinto; las inversiones comienzan a brindar frutos y desde finales del año pasado se aprecia estabilidad laboral y hay materia prima para que nadie esté interrupto. Iniciamos enero con la que teníamos desde antes y la de este año comienza a entrar a partir del actual mes; igualmente, contamos con la piel que nos debe llegar de las tenerías del país.

“El crecimiento productivo previsto para este año es del 58 %, fundamentalmente en botas de trabajo y Coloso, dirigidas a organismos priorizados, mientras que el llamado encargo estatal se incrementa en el 33,4 %”, indicó.

Mas, por la negativa situación que han presentado las tenerías del país, en ellas radica quizás el único riesgo de incumplimiento de las empresas de calzado. A pesar de ello Misora López, directora de tenerías, asegura que esa entidad va a satisfacer sus previsiones. “En este 2015, con 410 mil metros, duplicaremos la cantidad de piel para calzado —un año antes solo proporcionaron el 57 % de lo convenido—”, dijo en reciente análisis de su labor en el 2014.

Para el actual 2015 los trabajadores del calzado tienen planificado un total de 5,4 millones de pares, de los cuales 1,2 millones son de botas de trabajo y 252 mil 100 pares de botas Coloso, ballerinas, chancletas, tenis deportivos y colegiales, aunque con pieles cubanas no podrán acometer la totalidad de las botas.

“Las que entregaremos al MINCIN y a las TRD será con piel importada”, subrayó. A pesar de no planificar exportaciones, el empeño de Combell es trabajar en esa dirección, fundamentalmente en la exploración de variantes de asociaciones económicas internacionales.

“A partir del 2016 se incrementan las posibilidades de exportación”, nos adelanta la directora adjunta. ¿Principal objetivo? “Cumplir el plan anual, cero interruptos, y que los trabajadores puedan cobrar a través de la Resolución 17”, enfatiza mi entrevistada.

Por tener el mayor crecimiento productivo planificado este año en el Gempil, y por el impacto de su producto en la población, Combell tiene una importante incidencia en el empeño nacional de aumentar su PIB. Sus casi 3 mil trabajadores tienen esa responsabilidad.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu