Cultura es patria y revolución

Cultura es patria y revolución

Foto: Gabriela López Dueñas
Foto: Gabriela López Dueñas

Con la premisa de que la cultura es patria y revolución sesionó el pleno del comité nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC), dirigido por su secretaria general Nereida López Labrada. El informe del pleno revisó el estado del cumplimiento de los 30 objetivos de trabajo trazados en el pasado XX Congreso de la CTC.

Respecto al reordenamiento laboral que desde el 2012 se desarrolla en nuestro sector se percibe la tendencia creciente del sector no estatal (al cierre de septiembre 18 635 trabajadores por cuenta propia no tenían ningún otro vínculo laboral).

La insuficiencia salarial sigue siendo la mayor preocupación de los colectivos laborales, a pesar de la aprobación de una serie de medidas que crearon las bases normativas y jurídicas para un pago acorde a los indicadores económico-financieros y de eficiencia de los trabajadores. En este sentido una de las inquietudes de los trabajadores es la aplicación del mismo sistema de pago a todos los trabajadores, la incertidumbre ante la intermitencia del aseguramiento material y el estado de completamiento de los aparatos contables que limita la certificación en tiempo de los resultados para efectuar los pagos con confiabilidad, y la no instrumentación de la norma violando lo establecido de que las empresas no pueden pagar a tiempo sino por rendimiento.

El papel del sindicato en la defensa de los derechos de los trabajadores fue otro de los puntos tratados en el pleno, y al respecto se chequeó los problemas enfrentados por los dirigentes sindicales en el proceso de capacitación sobre el Código de Trabajo, destacándose la superficialidad e improvisación en no pocas reuniones de capacitación, sin un auténtico intercambio y debate.

Un elemento positivo del período es la aprobación de los Lineamientos Generales entre el SNTC y el Mincult, el ICRT y el Departamento Ideológico del Comité Central, como parte del proceso indispensable de la aprobación de los Convenios Colectivos de Trabajo en los distintos centros de dichas entidades. La constitución de los Órganos de Justicia Laboral (224 de los 510 programados) y la concertación de los Convenios Colectivos de Trabajo están entre las prioridades del movimiento sindical en esta etapa.

Otros problemas analizados fueron la no sindicalización de los trabajadores por cuenta propia (solo en las provincias de La Habana, Villa Clara, Camagüey y Santiago de Cua suman 10 636) y la falta de cuadros para completar la plantilla de la organización (cubierta en un 87,3 %) producto de un poco disposición para ocupar responsabilidades de dirección.

En el intercambio Jorge Luis Santana, de la provincia de Matanzas, recordó la importancia de que los dirigentes sindicales trabajen permanentemente en la base, ya que allí es donde se “salva el funcionamiento del sindicato”.

Además se refirió al problema que supone las diversas interpretaciones que supone la aplicación de las resoluciones que regulan la aplicación del sistema de pagos, tanto de las empresas como de los trabajadores.

Finalizó su intervención recordando que el sindicato es un espacio para la defensa de las conquistas de los derechos de los trabajadores, y que si con su ayuda no se resuelven los problemas, la gente seguirá desafiliándose.

Miguel Torrecillas, de Villa Clara comentó sobre el burocrático proceso que conlleva el cobro de un salario de un trabajador con un certificado médico, a pesar de que este cumpla con sus pagos a seguridad social.

Octavio Rodríguez, el conocido humorista Churrisco, agradeció al Ministerio de Cultura y al ICRT por las gestiones realizadas para el acercamiento entre los artistas y dichas instituciones para derrumbar los estereotipos que los enfrentan. También se refirió a la falta de calidad de los espectáculos artísticos que se presentan en muchas de las instalaciones hoteleras de nuestro país, lo que redunda en un daño a la imagen de Cuba.

El actor invitó a reflexionar sobre la falta de atención de las disqueras cubanas hacia los humoristas del patio, lo que significa no solo la pérdida de la memoria viva sino que este espacio es llenado en las casas cubanas con los DVD’s que se adquieren con los vendedores de discos y los programas humorísticos del llamado paquete semanal, que proceden fundamentalmente de Miami.

Finalmente se refirió al problema que enfrentan muchos humoristas en la actualidad, que no pueden realizar su trabajo en muchos centros nocturnos porque estos se encuentran ocupados por una serie de seudohumoristas que hacen su show aparte de la burla esencialmente.

En el pleno del sindicato estuvieron presente además, María Elena Salgado, viceministra primera de cultura; Antonio Moltó, presidente de la UPEC; Orlando Vistel, vicepresidente del Instituto Cubano de la Música; así como otros dirigentes de diferentes instituciones culturales.

Un comentario en Cultura es patria y revolución

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu