José Ángel Cobas: premio al sí se puede

Foto: Armando Hernández.
Foto: Armando Hernández.

Por Roberto Ramírez, especial para Trabajadores

Veracruz.- José Ángel Cobas tiene muy bien definida su filosofía deportiva: “Siempre hay que pensar en metas altas, proponerse nuevos éxitos pensando que no hay imposibles y que todo depende de la manera en que nos preparemos para cada pelea”.

Aferrado a esa máxima accedió al subtítulo mundial juvenil del 2010 y celebró el primer oro del taekwondo cubano en los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, ambas justas acogidas por los mexicanos, fanáticos de este deporte y rendidos ahora ante las virtudes con que arrolló a cuatro oponentes.

“Salí a competir con mucha confianza, porque llegué aquí convencido de que podía, y si ahora gané una pelea por nocao y las otras tres por superioridad, el objetivo para la próxima competencia tiene que ser superior”, dijo el capitalino de 20 años, iniciado hace 13 en este arte marcial por entrenadores del municipio Boyeros a quienes evocó en medio de su justificada alegría.

“Son muchas las personas a las que tengo que agradecer”, sentenció. “Los profesores de la EIDE y la ESPA, los de los primeros años en la preselección nacional y los actuales, encabezados por Roberto Cárdenas. También al médico, la psicóloga y otrs”, añadió.

“No hay contrarios grandes ni pequeños. Cada combate hay que enfrentarlo con la misma responsabilidad y para eso se debe trabajar como hicimos para venir aquí, a base de muchos detalles, tanto a la ofensiva como para perfeccionar la guardia y las esquivas”, explicó con el mérito añadido de haber superado una lesión que le exigió cuidar detalles específicos durante la puesta en forma.

“Tenía que poner el granito de arena que faltaba para llevarme un  oro después de tanto sacrificio, algo que me estimula para seguir esforzándome”,  concluyó mientras alentaba a sus compañeros en el mismo escenario donde noqueó al costarricense Luis Jiménez y despachó por superioridad al dominicano Wilkin Heredia, el puertorriqueño Elvis Barbosa y el guatemalteco Guillermo Rodas para dar por satisfecha la misión asumida en el Centro de Convenciones veracruzano.

Leave a reply