Baloncesto: las damas reinarán

Yamara Amargo lidera a la favorita selección femenina cubana.
Yamara Amargo lidera a la favorita selección femenina cubana.

Sin dudas la grandes protagonistas del evento del baloncesto en estos XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe serán las jugadoras cubanas, quienes por más de un lustro han dominado a su antojo la región y ostentan la corona de los últimos siete certámenes del Centrobasket.

Las damas, dirigidas por el experimentado entrenador Alberto Zabala, son favoritas indiscutibles para alzarse con la medalla de oro, lideradas por la estelar Yamara Amargo, quien fuera seleccionada como jugadora más valiosa en el torneo FIBA Américas de 2013 y terminara segunda de las anotadoras en el recién finalizado Mundial de esta disciplina.

Según explicó el propio Zabala, la composición del plantel femenino será prácticamente la misma que la mostrada en la cita del orbe en Turquía, sustentada por la velocidad y la defensa de un equipo que promedia poco más de 28 años y no sobrepasa los 1.84 metros de estatura media.

Entre los hombres, las riendas estarán en manos de Daniel Scott, quien deberá sacar lo mejor de un elenco conformado por figuras noveles y otras de más experiencia.

Los varones no han conseguido concretar medallas en los tres últimos Centrobasket, y la cita de Veracruz podría convertirse en una de las últimas oportunidades de una generación que ha transitado sin resultados relevantes en el plano internacional.

A pesar del cuarto puesto obtenido por los cubanos en el último Centrobasket —celebrado este año en tierras aztecas—, el objetivo es incluirse en el podio; meta a la cual contribuye que algunos de los mejores jugadores del área no estarán presentes en este evento por encontrarse jugando en ligas profesionales.

Aún así, los grandes rivales para nuestros baloncestistas serán los representantes de México, Puerto Rico y República Dominicana, a los cuales se une Venezuela. Mientras, entre las mujeres, las miradas se posan en la rivalidad entre cubanas y boricuas, un duelo que va tomando matices de clásico dentro del área.

Leave a reply