La maldita culpa

La maldita culpa

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

veinte años-1Las filtraciones entre pisos, un problema reiterado en inmuebles multifamiliares, es el motivo de la misiva enviada por Mireya Espinosa Manzo y Mario Andrés Gómez Zulueta, vecinos del edificio 14, apto. 1 en la calle 34, entre 45 y Zanja, en el artemiseño municipio de Caimito.

Aunque no debía ser así, las complicaciones están motivadas porque habitan una vivienda vinculada de la Dirección Municipal de Educación (DME), que según ellos, se ha desentendido del mantenimiento al biplanta desde que fue entregado en el año 2000.

El motivo de la filtración es una avería en el vertedero del apartamento colindante, que ha provocado tanto daño, hasta el punto de podrir los marcos de las puertas en las habitaciones de la vivienda de Mireya y Mario.

En una visita reciente, la inversionista de la DME detectó el lugar de la rotura y diagnosticó que la solución sería un derretido de cemento, para el cual entregaron los materiales a los vecinos.

No obstante, ejecutarse lo dictaminado, el problema continúa, pues entre otras razones los trabajos no se hicieron con la calidad requerida y existe un salidero permanente por una llave defectuosa que agrava la situación, exponen los lectores.

Deseosos de resolver el problema acudieron a representantes municipales en la dirección de la Vivienda y el Consejo de la Administración, de donde los remitieron a la DME. La respuesta de estos últimos fue que no estaba en sus manos llevar a feliz término la queja, porque el apartamento de arriba pertenece a Educación Superior.

Y mientras ahorita casi les llueve bajo techo, vieron como única alternativa escribir a esta sección en busca de una respuesta satisfactoria.

Por nuestra parte, en próximos trabajos abordaremos el tema de las responsabilidades en el mantenimiento y reparación en edificios multifamiliares, un asunto para el que también existen reglamentaciones, pero alrededor del cual pululan la indolencia y hasta la falta de sentido común, porque al final todos salen perjudicados con el deterioro del inmueble.

Un comentario en La maldita culpa

  1. Yo me solidarizo plenamente con quienes levantan esta queja, no hay nada peor que tener que recurrir a las famosas brigadas esas que en la mayoria de los casos no solo trabajan mal, sino que un monton de veces se roban la parte de los materiales y este no fuera el caso se de multiples experiencias y cuando los cuestionas, descaradamente sonrien.

    Yoi no sabria ni el titulo que debo dar, realmente, ni quien controla nada, pero cuantas y tantisimas quejas se escuchan reiteradamente sobre este tipo de actividad ejecutadas por brigadas y no se que de microbrigadas, al final que todo resulta una basura. Les advierto que lo he planteado en multiples foros, las mas de las veces ni lo publican porque suelo ser muy agresivo en mis puntos de vista sobre tales asuntos y creo que falta mucho de verguenza y honor en trabajadores que debiendo ser ejemplo de moral y de dignidad descaramente lucran sin importar si lo que hace queda bien o no y en lo cual hay muchisima responsabilidad de los jefes que comparten lo que hacen los trabajadores.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu