Capacitación: ¿Derecho o necesidad?

Capacitación: ¿Derecho o necesidad?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

capacitacion

Esa interrogante quita el sueño a Marjoris Pupo Vázquez, quien se desempeña  desde hace tres años como lectora en la  fábrica de tabacos para la exportación  en el municipio de Cienfuegos. Nos escribe diciendo que todo comenzó cuando solicitó a la administración incorporarse a un diplomado de Locución en la emisora provincial Radio  Ciudad del Mar, para elevar la calidad  de su trabajo.

Inicialmente la directora estuvo de acuerdo en darle la carta que exigían para la matrícula, pero cuando la interpeló por segunda ocasión, lo que recibió fue similar a un baño de agua fría, expresa. Me dijo que eso era como ‘echarle carne a los tiburones’, afirma Marjoris, pues existe el antecedente de otros lectores, quienes actualmente son locutores  en la emisora y piensan que yo también  quiero irme.

La negativa vino además del departamento de Recursos Humanos, donde  también pusieron trabas y excusas: que  no podían capacitarla para que luego se  fuera, que si tenía un accidente el día del curso tendrían que pagarle como si fuese de trabajo, que la superación debe hacerla fuera del horario laboral porque esa  no es una necesidad de la empresa, que  si hubiera sido por tres meses la habrían autorizado. Incluso le dijeron que no necesitaba más preparación, planteamiento contradictorio, porque en el expediente laboral  consta la recomendación de mejorar la  calidad y desempeño en su trabajo.

“Ante mi insistencia y luego de asegurarles la intención de permanecer en  el centro, finalmente me hicieron la carta, no sin antes recalcarme que si paso el curso (un año de duración con una  frecuencia de cuatro horas una vez a la  semana) me descontarán ese tiempo y perderé la estimulación”, señala.

Ansiosa de orientación acerca de la capacitación Marjoris se pregunta: ¿Por qué me dicen  que no la requiero si así lo advierten en las evaluaciones? ¿Se planifica porque la necesite el trabajador o por necesidad de la empresa? ¿Si esta no me la garantiza, por qué ponen inconvenientes cuando yo la gestiono?

Ahorros que no llegan

Casi dos años de paciente espera y trámites infructuosos viven cinco trabajadores del INDER para  cobrar el dinero ahorrado  durante su misión internacionalista en la República  Bolivariana de Venezuela. En busca de ayuda escribieron a Buzón abierto los camagüeyanos Julio  César Piloy Pilar, Osmany  Palacio Montejo, René Pérez Marcial, Antonio Lean  Martínez y Lethi Lisset  Afón Cardoso.

Desde su regreso esperan por la parte de su salario economizada durante  el tiempo de trabajo en el  exterior para recibirla en  Cuba y no son pocas las  gestiones realizadas a través del departamento que  atiende colaboración en la  provincia donde residen.  Además de llenar planillas  han tenido que aportar los  estados de cuentas, trámite  por el cual el banco cobra 5 CUC en cada oportunidad.

Hasta el momento no entienden el porqué de la demora. “Nos han explicado que se crearon comisiones, que están analizando,  revisando documentos, que  han  ocurrido cambios, que  están conformando una  base de datos sobre lo que  está en las nóminas…”, ex- presan. Aseguran que retornaron con evaluaciones  excelentes del trabajo desempeñado y ahora piden que se  cumpla el compromiso contraído con ellos.

Cartas como estas llegan a menudo a nuestra redacción y son respondidas  de forma rápida por el organismo. ¿Por qué entonces  la excesiva demora en la solución de los casos?

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu