Huecos de la desidia (+ Fotos)

Huecos de la desidia (+ Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
Claro, montamos la foto, pero ¿cuántos no habrán caído en ese hueco? Foto: Heriberto González
Claro, montamos la foto, pero ¿cuántos no habrán caído en ese hueco? Foto: Heriberto González

Parecería que no pocas personas e instituciones se empeñan —conscientes o inconscientemente— para que muchas cosas le “envenenen” el optimismo al cubano de hoy; y no hablo del enemigo imperial —por antonomasia con esa función— sino de aquellos que amén de sus responsabilidades y cargos para el bien público, se asientan en la desidia y el dejar hacer, en permitir lo indebido.

No más caminar las calles de mi Habana, y también las de otras muchas localidades cubanas, varias preguntas se me aglomeran cual índice acusador: ¿Por qué tantos huecos en aceras y contenes?, ¿nadie se da cuenta de los muchos accidentes que podrían ocasionar?, ¿podrán las estadísticas de salud determinar cuántos huesos lesionados pudieron evitarse?

Y no me refiero solo a las vías periféricas o poco transitadas. Hablo de las emblemáticas calles 23, Diez de Octubre, las avenidas 31 y 41, Belascoaín, Boyeros… en fin, cualesquiera de las transitadas arterias donde registros eléctricos o hidráulicos sin tapas parecen pregonar un insaciable deseo de “fracturarle un hueso” a alguna persona que por allí encamine sus pasos.

Las noches y los días de lluvia son los de mayor peligro para los caminantes, aunque alguno de esos agujeros en plena vía constituyen temible incitación a que un auto o motocicleta caiga en sus fauces con impredecibles resultados.

Ejemplos sobrarían, pero no olvido el caso de Alberto Arza Corcho, un invidente santaclareño, quien sufrió hace poco tiempo un lamentable accidente al caer en un hueco mientras caminaba por una acera de su ciudad.

“Estuve seis meses postrado por la fractura del peroné. Era un hueco inmenso en cuyo fondo trabajaba una persona; no había ninguna protección, mucho menos para un ciego como yo”, dijo.

Y esta es otra arista del problema: no ya el registro sin tapa, sino el hoyo que por alguna razón hay que ejecutar, pero que por días, semanas o meses permanece sin tapa ni otra protección.

¿Quién responde por el hueco existente en 23 y C, o el de 28 y 45, el de 41 y 48, casi frente al Ministerio de la Industria Alimentaria y la Pesca; o el de 31 y 41, el de Infanta y Amenidad, el de la calle Finlay (frente al CVD Eladio Cid), el de la entrada del antiguo Paradero de la Víbora, o el de Cristina, muy cerca de La Lechera?

Ojalá las empresas de la construcción, las entidades hidráulicas y eléctricas, que practican el mal hábito de dejar huecos sin tapar, en fin, todas unidas a las instituciones gubernamentales de los municipios y consejos populares asumieran con mayor seriedad la altísima responsabilidad de proteger el entorno y la salud de la población.

¿Será la entrada de una cueva? Foto: Heriberto González
¿Será la entrada de una cueva? Foto: Heriberto González
Frente a las oficinas de Etecsa en Diez de Octubre y Vista Alegre. Foto: Heriberto González
Frente a las oficinas de Etecsa en Diez de Octubre y Vista Alegre. Foto: Heriberto González
Finlay, frente al CVD Eladio Cid. Foto: Heriberto González
Finlay, frente al CVD Eladio Cid. Foto: Heriberto González
Calle Cristina, muy cerca de la antigua Lechera. Observe la profundidad de ese registro sin tapa. Foto: Heriberto González
Calle Cristina, muy cerca de la antigua Lechera. Observe la profundidad de ese registro sin tapa. Foto: Heriberto González
¡Pobre de quien caiga aquí! Foto: Heriberto González
¡Pobre de quien caiga aquí! Foto: Heriberto González
¡Juventud, divino tesoro! ¿Qué quedará para los que ya no podemos saltar así? Foto: Heriberto González
¡Juventud, divino tesoro! ¿Qué quedará para los que ya no podemos saltar así? Foto: Heriberto González
Los padres tenemos que incrementar el cuidado de los más pequeños. Foto: Heriberto González
Los padres tenemos que incrementar el cuidado de los más pequeños. Foto: Heriberto González

3 comentarios en Huecos de la desidia (+ Fotos)

  1. Gracias al reportero asi se hace periodismo asi se hace patria sin miedo ni temor al que diran.Denunciar todo lo mal hecho el abandono,la negligencia nos hara mejor pais.Gracias a Trabajdores por la publicacion

  2. El problema es que falta VERGUENZA Y ORDEN para resolver los problemas que afectan el bienestar del pueblo, creados por funcionarios indolentes, insensibles e incapaces de pensar en soluciones porque están muy ocupados en mantener el cargo, mediante las historias creibles solo para ellos y sus compañeros.

    saludo

    Oviedo

  3. Una denuncia muy bien documentada.
    Fijese en cuantos lugares faltan las tapas, pero la pregunta es; donde fueron a parar?, las habra robado alguien?, para que y con que fines?, asi estamos, desidia, abandono, dejadez, desorden, indisciplina, falta de honradez y no se cuantas cosas mas anadir.

    Recuerdo que casi frente al garaje de la calle 23 y 28 habia un hueco que por mas de veinte anos no tuvo tapa, no se cuantos habran metido el pie alli, especialmente invidentes, ancianos, gente de pueblo corriendo porque el omnibus no para en la parada por santisima decision del sr guaguero y lo hacia muy cerca; en fin que parece que alguien no soporto mas ver aquel registro asi, y lo relleno con escombros y les dire una cosa, ni siquiera quienes repararon ese servicentro fueron capaces de hacer nada por borrar aquel desagradable hueco, perco cuantas cosas no se pueden hacer con esas tapas si someten a fundir?.

    Me alegro mucho de que se hayan publicado las fotos; alzo mi voz junto a uds. pidiendo, exigiendole a los responsables, que actuen verdaderamente como responsables que son, porque si todo funcionara como es debido, cabria hacerles una demanda a todos los propietarios de esos registros abiertos, me refiero a acueductos y tambien a Etecsa

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu