Regulaciones de la AGRC: Algo más que  vestir y calzar

Regulaciones de la AGRC: Algo más que vestir y calzar

Para nadie es secreto que las nuevas medidas adoptadas por la Aduana General de la República de Cuba (AGRC) para regular las cantidades de artículos de diversos tipos que importan personas naturales han levantado un oleaje de opiniones, aprobatorias unas, en disconformidad otras.

Más allá de analizar la pertinencia de las Resoluciones 206, 207 y 208 de la AGRC, y 300 del Ministerio de Finanzas y Precios, que cobrarán vigencia a partir del 1º de septiembre, creo que resulta prudente enfocarse en el reto que tales decretos entrañan para la industria y el comercio en Cuba.

Desde tiempos inmemoriales cada país ha establecido las leyes que considera necesarias para proteger su economía, lo que se traduce en entender la justeza de que esta nación también se preserve en tal sentido.

Pero la realidad de hoy deja en claro que una cosa es resguardar el comercio interior que estatalmente se desarrolla y otra bien distinta es que dicho sector ofrezca en la cantidad y variedad requeridas lo que la población demanda. He ahí el dilema actual.

Desde hace ya varios años cubanas y cubanos nos “acostumbramos” a buscar en espacios alternativos —en lo fundamental casas particulares— artículos de vestir o calzar importados por quienes han encontrado en esta práctica una manera de obtener ingresos personales, con lo cual, en muchas ocasiones, se echan a un lado las ofertas de las tiendas recaudadoras de divisas (TRD) o, en menor medida, las que venden en CUP.

Consecuentemente, y según se reconoce oficialmente, las TRD ya no aportan los niveles de ingresos de antaño provocando afectaciones económicas al país. ¿Por qué tal estado de cosas?

La respuesta emerge como verdad de Perogrullo: las propuestas que aparecen por “la izquierda” resultan casi siempre más tentadoras que las disponibles en las cadenas de tiendas.

En materia de tallas, colores, variedad de los surtidos, durabilidad de la pieza, apego a la moda, calidad, precios, sistema de garantía y hasta posibilidad de compras a plazos, lo que ofrece el mercado informal supera con creces lo del área estatal.

Tal situación debe cambiar, apostando a favor de un comercio interior estatal que verdaderamente se prestigie, beneficie y complazca a quienes le dan razón de ser: los clientes.

El cambio tendrá que llegar por dos caminos, uno enfocado hacia adentro, el otro encauzado fuera de fronteras.

La industria cubana, en lo fundamental la Ligera, precisa renacer cual Ave Fénix en aras de aportar a las tiendas renglones que colmen el gusto y los requerimientos de la población de todo el archipiélago, no solo de la capital o de las principales ciudades.

Pero como ya se sabe que la recuperación de dicho sector tomará tiempo —teniendo en cuenta la situación que actualmente enfrenta en el orden de la modernidad tecnológica y la disponibilidad de materias primas— lo más inmediato será velar con absoluto celo porque las compras que se realicen en el exterior se adecuen a las exigencias de los clientes.

Tal vez sea necesario una mejor preparación, en todos los órdenes, de aquellos responsables de ir por los mercados del mundo seleccionando los artículos que luego se pondrán a la venta en las TRD.

Y hablando de nuestras tiendas recaudadoras de divisas, no importa la entidad a la que pertenezcan, es urgente también revolucionarlas —con apego al pensamiento de Fidel de “cambiar todo lo que debe ser cambiado”— pues, como tendencia, no son hoy lo que en realidad deben ser.

Es preciso una transformación en el orden de su imagen, en tanto muchas parecen más almacenes en desorden que sitios para disfrutar visualmente de los productos y quedar tentados para adquirirlos sin titubeos.

Claro, ello discurre también por la amabilidad, el buen trato y el “gancho” para la venta que sean capaces de mostrarles al público dependientes, jefes de pisos y administrativos en general, cuestión que en este mismo minuto es excepción y no regla.

Igualmente sería prudente reevaluar los márgenes comerciales que se les gravan a los surtidos, establecer un sistema de ventas a créditos, así como estimular la presencia de mercancías para todas las ocasiones, bien sean las cotidianas, bien las especiales.

Casi llega septiembre, habrá que esperar entonces y confiar en que lo bueno suceda para que la intención con la que se adoptaron estas nuevas medidas no vea torcido su rumbo y ocurra lo que tantas veces: que lo estatuido va por un lado y la vida por otro.

24 comentarios en Regulaciones de la AGRC: Algo más que vestir y calzar

  1. Estas medidas solo perjudican al pueblo, no solo eso al turismo tambien que es llamada la locomotora del pais, como bien dijeron aqui solo la competencia y el mercado hacen encausar la economia no con medidas arbitrarias y draconianas que solo votan el sofa por la ventana, y es un boomerangs para los que la “orientaron”, las personas culpan a la aduana pero la aduana no es un organismo no gubernamental asi que es obvio que “vino de arriba” “el libretazo”, agradesco a los periodistas que han tenido el valor de darse cuenta del error cometido.

  2. Ese es el peor bloque que tiene a nuestro pueblo en la miseria es el bloque interno que cada día afecta más al pueblo cubano cada día se imponen leyes antípopulares que el único perjudicado es el cubano de a pie pues los grandes siempre se buscan la vida y tiene todo garantizado a costilla del sudor del pueblo trabajador y no les falta nada ni a ellos ni a su familia esto da pena y sin que nadie pueda hacer nada pues tienen el poder

  3. Pero, para mi lo mas importante nadie lo ha dicho…….llevamos mas de 50 a?os diciendo que tenemos un bloqueo que nos esta matando, ahora que el pueblo, que por su iniciativa y con sus recursos empieza a romperlo le dicen NOOOO!!!!!!!————-Yo creo que en el fondo para el govierno es preferible estar bloqueado a que el pueblo sea economicamente independiente

  4. habemos muchos pero muchos cubanos, dispuestos a invertir en nuestra patria, estamos con nuestros esfuerzo ayudando a desarrollar tierras extranas .que no son las nuestras pero nos na abierto sus puertas .las mismas puertas que nos a negado nuestra tierra que nos vio nacer.

  5. para nadie es un secreto que años tras años siempre ha sido un tema polemico en la poblacion,sobre la mala calidad de los productos que venden las redes de tiendas,no solo las TRD,me preocupa por años periodistas hacen comentarios poco criticos,solo para no dejar de hablar lo que ya sabemos,tentando justificar con los problemas economicos de nuestro pais,no precisamos ser sabios para saber,que un grupo de comerciantes a los que no se quien eligio para hacer compras en el exterior,van y compran prendas de vestir y calzados,los mas baratos y de menor calidad para justificar una parte del sudor del pueblo en sus cuentas.
    por qué sera que ademas de eso cuando esos productos ser feos,que se rompen rapido,sin gracia,y ademas fuera de moda,quedan rechasados por el pueblo,prefiriendo comprar informalmente a pesar de ser mas caros
    porque no compran mercancias que en el mundo entero se comercializa,sera que el cubano no merece vestir a su altura por culpa de la inconpetencia de algunos,lo pero de todo es que eso data de años
    creo que cuba es el unico pais donde todas las cadenas de tiendas estan en manos del gobierno,porque no aprovechar que es asi para ofertar cantidad con calidad,y con precios acordes al mas pobre,al de media y al que tiene un poquito mas de dinero
    la aduana como entidad gubernamental,se dedica a hacer leyes que respondan los intereses del pais,ahora falta que los que estan al frente del comercio,interior demuestren al pueblo que esas medidas fueron hechas por el bien del pais,,demuestren que lo hacen pensando en nosotros
    demuestre que son capaces de alegrar al pueblo,vestir,y calzar es actualmente parte de la vida,y estar a la moda es parte de quien se siente con vida,joven y saludable,estar oloroso,limpio y bien arreglado es parte de nuestra autoestima e idosincracia,es de cubanos
    solo resta esperar,y ojala no demore mucho que estas leyes mejoren nuestra economia,desde todos los puntos de vista
    hago un llamado a aquellas personas que tienen el salten por el mango para que lo que hagan ,lo hagan pensando en el pueblo,parece que se les hace muy dificil,podemos reirnos del bloqueo si hacemos las cosas con amor

  6. … Pero la realidad de hoy deja en claro que una cosa es resguardar el comercio interior que estatalmente se desarrolla y otra bien distinta es que dicho sector ofrezca en la cantidad y variedad requeridas lo que la población demanda. He ahí el dilema actual.

    LAMENTABLEMENTE, NO ES ES DILEMA ACTUAL, ES EL DILEMA DE SIEMPRE; SI MI MEMORIA NO FALLA, SOLO EN LA DECADA DE LOS 80 CON LAS LLAMADAS “TIENDAS DE LA AMISTAD”, EL COMERCIO INTERIOR PUDO SENTIRSE COMPETENTE FRENTE A LAS IMPORTACIONES.

    … Desde hace ya varios años cubanas y cubanos nos “acostumbramos” a buscar en espacios alternativos —en lo fundamental casas particulares— artículos de vestir o calzar importados por quienes han encontrado en esta práctica una manera de obtener ingresos personales, con lo cual, en muchas ocasiones, se echan a un lado las ofertas de las tiendas recaudadoras de divisas (TRD) o, en menor medida, las que venden en CUP.

    ES CIERTO QUE LAS GENTE NO COMPRA EN LAS TRD; PERO TAMBIEN ES CIERTO QUE LAS OFERTAS DE DICHAS TIENDAS NO SON COMPARABLE, NI EN CALIDADES NI PRECIOS A LOS MERCADOS ALTERNATIVOS.
    PERO NO PARA DECIR QUE LA ECONOMIA DEL PAIS SE RECIENTE, NO, SE RECIENTE LA MALA DIRECCIÓN DE LAS TRD. EL DINERO QUE ESTAS TIENDAS DEJAN DE INGRESAR, LO RECUADAN OTRSO SECTORES DE LA ECONOMIA CUBANA, PUES COMO TODOS SABEMOS, LOS CUBANOS NO INVIERTEN FUERA DE CUBA SU DINERO, NO LO ENVIAN A PARAISOS FISCALES.

    … Pero como ya se sabe que la recuperación de dicho sector tomará tiempo —teniendo en cuenta la situación que actualmente enfrenta en el orden de la modernidad tecnológica y la disponibilidad de materias primas— lo más inmediato será velar con absoluto celo porque las compras que se realicen en el exterior se adecuen a las exigencias de los clientes.

    Y NO HUBIERA SIDO MEJOR ESPERAR LA RECUPERACIÓN DE ESTA INDUSTRIA Y HACERLA COMPETITIVA HASTA HACER DESAPARECER EL MERCADO ALTERNATIVO. SI SE RECONOCE QUE TARDARÁ VARIOS AÑOS, ENTONCES ¿NO ESTANRAN OBLIGANDO A LOS CUBANOS A UNOS TANTOS AÑOS MAS DE PENURIAS, MAL GUSTO Y NECESIDADES? Y TODO CONTANDO CON QUE EN REALIDAD SE RECUPERE.

    LA REALIDAD NOS DA QUE LLEVAMOS 50 Y TANTOS AÑOS INTENTANDO DAR UNA BUENA OFERTA AL PUEBLO, Y NO SE HA LOGRADO. NO PODEMOS DARNOS EL LUJO DE PASAR OTROS 50 AÑOS VOLVIENDOLO A INTENTAR. ES POSIBLE QUE SI EL GOBIERNO HICIERA UN ESTUDIO, LE SALDRÍA MAS RENTABLE AUTORIZAR EL LLAMADO MERCADO ALTERNATIVO Y COBRARLE SUS CORRESPONDIENTES IMPUESTOS, MAS QUE SEGUIR PERDIENDO EL TIEMPO EN FORMULAS QUE EN ESTOS AÑOS NO HAN DADO RESULTADO. EN EL CAPITALISMO LA COMPETENCIA ENTRE LAS GRANDES EMPRESAS Y LAS PEQUEÑAS ES VORAZ, Y ESTAS ÚLTIMAS SIEMPRE SALEN MAL PARADAS; ¿PORQUE NO HACER LO MISMO CON EL SOCIALISMO?: SE PUEDE DEJAR EL MERCADO PRIVADO Y EN LA MEDIDA QUE LAS INSTITUCIONES SEAN CAPACES DE ASUMIR EL RETO, LAS ALTERNATIVAS PRIVADAS DESAPARECERAN POR SU PROPIO PESO.

    NO SE PUEDE COMPLEMENTAR LA INEFICIENCIA DE LOS BUROCRATAS CON LEYES CONTRA EL PUEBLO.
    Y JURO QUE NO ME HAN INTERESADO ESTE TIPO DE DEBATE, PORQUE POR LO QUE VEO ESTAN CAYENDO EN SACO ROTO, NO HE VISTO NINGUNA INTENCIÓN DE RECTIFICACIÓN POR PARTE DE LAS AUTORIDADES COMPETENTES.

    MARÍA, TE HAS HORRORIZADO CON ESO, YO ME HORRORICE CUANDO TUVE QUE INGRESAR A MI MADRE Y NO HABIA ENEMA PARA LIMPIARLA; LO TUVE QUE COMPRAR EN DIVISAS, UN ENEMA PLASTICO DE UN SOLO USO, DE LOS QUE SE REGALAN EN CUALQUIER HOSPITAL DEL MUNDO, ME COSTO 7,30 CUC. MI MADRE TUVO SUERTE, YO ESTABA EN ESE MOMENTO EN CUBA; POBRE DE OTRAS SEÑORAS QUE NO TUVIERON UN HIJO QUE LES COMPRARA EL ENEMA.

    (PERDONADME LAS MAYUSCULAS Y LA REDACCIÓN.)

  7. PALAX y ARTHUR, estoy de acuerdo con ustedes, por lo que han escrito aquì..ño. esta ùltima vèz que estuve en Cuba, me horrorise de los precios que hay en las tiendas, me horrorise que en ninguna tienda pude encontrar unos zapatos, para un sobrino que lo necesitaba, en menos de 10 cuc, me horrorise de los precios en general, y me preguntaba, Pero dios mio, desde cuando hay tantos millonarios en Cuba, para que tengan y mantengan estos precios las tiendas de Cuba, Yo vivo en Suiza, por todos sabido que es un pais caro, donde un cafè lo pagas a man o menos en cuc en 3.50, pero 3.50 significa 35 minuto del salario minimo aquì, por lo que todos pueden tomarse el cafè, habrà quièn pueda tomarse 20 en el dia, y habrà quièn se tome solo uno, pongo este ejemplo por què… Pongo este ejemplo porque en Cuba un par de zàpatos, es decir cualquier par de tenis que le sirva a un niño para ir a la escuela, le cuesta a los padres, casi todo el salario de un mès, esto, todas esas personas que ponen precios y hacen leyes, no lo piensan.. Cuba tiene una buena relaciòn con China,… China es en estos momentos, para no decir el mayor, unos de los mayores frabricantes y comerciantes de este mundo, a todo tipo de precio, y se caracterizan, por tener productos de bajimos precios, con una muy buena calidad, los chinos tienen tiendas por todo el mundo, donde venden de todo, a precios super asequibles, para todo tipo de poblaciòn, y me vuelvo a preguntar, si Cuba hace negocios con China, si China siendo tambièn un paìs comunista le està ofreciendo ayuda a Cuba, por què aquel que hace las compras internacionales para Cuba, no contempla este mercado?? y si ya està contemplado, Por què de esos precios tan altos en las ventas de productos???
    Si en Cuba se vendiera a precio conveniente para todo tipo de bolsillos, Yo y muchisimos como yo, nos evitabamos, el tener que comprar aquì, el tener que pagar el sobre peso en la linea aerea, y la peor de toda, enfrentarnos con la aduanas, donde hay que pagar muchisimo muchisimo, aùn abriendote la maleta, y sabes por què, porque en vez de comprar las cosas por aquì a precios baratos, llevariamos el dinero a Cuba, y comprariamos en Cuba, todo lo que queremos llevar de aquì, y nos evitariamos, 3 dolor de cabeza, 2 subidas de preciòn, y 1 principio de infarto, con la rabia que nos da, el descaro que a existido hasta el momento en la aduana, donde a pesar de hacer todo lo que dije antes, de comprar aquì, pagar el sobrepeso en la linea aerea, tenemos, que comprar, nuestro propio equipaje a la aduana de Cuba, NO HAY DERECHO DE ESTO, cOMO TAMPOCO HAY DERECHO, QUE SI LA NUEVA LEY DICE QUE A PARTIR DE SEPTIEMBRE SOLO PASA LIBRE DE ENVIO POR EL CORREO 1.5 kg ANTES DE QUE ESA LEY ENTRE EN VIGOR, ES DECIR AHORA, QUIÈN LOGRA QUE NO LE PIERDAN, (PARA NO DECIR QUE LE ROBEN) EL PAQUETE, POR MENOS DE UN KG TENGA QUE PAGAR AL CORREO CASI 18 PESOS CUBANOS, pero bueno, es que se creen que la gente es millonaria??? sobre que ley le estàn cobrando a la poblaciòn ese dinero, cuando la ley dice si se pasa de 2 kg, y por què tan caro, 18 pesos cubanos, significa màs de un dia de trabajo, para millones de cubanos, PERO POR DIOS, DONDE ESTÀN LAS AUTORIDADES CUBANAS, QUE ESTÀN PERMITIENDO TODO ESTE ABUSO, Y ESTE ATROPELLO HACIA LA POBLACIÒN….
    Y LES DIGO SI HABLO DE ESTO ES PORQUE LO CONOSCO, Y CUALQUIER PERSONA PUEDE INDAGAR, PARA QUE VEAN QUE NO ES MENTIRA LO QUE ESTOY DICIENDO, NI SON CASOS AISLADOS,

  8. Esteba con su termometro mide la fidelidad de sus interlocutores este debe ser un tronco de burocrata estatista que se cree dueño de la verdad absoluta,

  9. La burocracia se empeña en demostrar todos los dias que el criterio de la inmenza mayoria de los cubanos no importa, que solo ello tienen la razon y no dan cuenta de lo que hacen a quienes deben servir

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu