Un veneno que da vida

Un veneno que da vida

La toxina de la mencionada especie de alacrán sirve para fabricar el Vidatox, importante complemento en la lucha contra el cáncer.
La toxina de la mencionada especie de alacrán sirve para fabricar el Vidatox, importante complemento en la lucha contra el cáncer.

La mayoría de las personas huirían despavoridas del aguijonazo de un escorpión, pero los trabajadores del Alacranario Cabaiguán cohabitan con esas especies y, cuando piensan en las posibles picaduras, entienden que el dolor es incomparable con el placer de convertir un “veneno” en esperanza de vida.

Durante casi 10 años, los Rhopalurus junceus, conocidos comúnmente como alacrán rojo o azul,  se reproducen en cautiverio para extraer la toxina que expiden al punzar y que resulta idónea para la fabricación de un bioterapéutico homeopático empleado contra el cáncer: el Vidatox.

El compuesto salido de estos animales, tiene bajo peso molecular y se obtiene después de que los mismos pasen una etapa de cuarentena en la que los clasifican por talla, peso y lugar de origen. “Durante ese tiempo solo comen y beben agua para acondicionarlos en pos de la extracción”, explicó Idania Méndez González, directora del Alacranario Cabaiguán, perteneciente a la Sucursal Provincial del Grupo Empresarial Labiofam.

La institución espirituana cuenta actualmente con 15 mil ejemplares y aspira a llegar a los 100 mil; por ello han materializado mejoras infraestructurales que permitan ampliar el desarrollo del vital producto: “Han sido construidas dos naves con medios para el manejo idóneo de los alacranes, también contamos con climatización, cada recipiente contiene agua en la tapa y zeolita en el interior, un mineral para preservar la frescura del entorno”, precisó Méndez González.

Por diferentes puntos geográficos de la provincia se repliegan seis cazadores para buscar al Rhopalurus junceus; siendo el municipio cabecera, Trinidad, Jatibonico, Yaguajay y Fomento fuentes importantes para aumentar las poblaciones de alacranes en el laboratorio.

Cerca de 2 mil 500 escorpiones atienden cada uno de los técnicos espirituanos diariamente. Conocedores de las características específicas de la especie, bien saben que necesitan una dieta rica en proteína y que solo se alimentan si su comida está viva. Sin embargo,  para estos trabajadores el desafío no es salir ilesos de los amagos del aguijón cuando los manejan, sino conseguir hasta la última gota de un veneno que para muchos significará una vuelta a la vida.

7 comentarios en Un veneno que da vida

  1. por lo que leo hay gente que les duele que un país tercermundista mas encima con un bloqueo económico impuesto por un gobierno imperialista, tenga muchos mas avances en la medicina que cualquier otro, señoras y señores, las estadísticas lo dicen por si solo, comparen las estadísticas certificadas por la OPS/OMS en cuanto a resultados de salud por país…

  2. Que dice el CECMED:
    El actual Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED), en su condición de Autoridad Reguladora de Medicamentos Nacional aprobó en 2011 la Regulación No. 53/2011 en la que se establecieron los requisitos para otorgar el Registro Sanitario de los Medicamentos Homeopáticos
    de uso humano (1)
    En el apartado 4.4 de estos requisitos se establece que “ Los medicamentos homeopáticos deben considerarse como alternativas terapéuticas que sirven de coadyuvante/alivio en las diferentes enfermedades y no como tratamiento único
    o de reemplazo, aunque no exista otro tratamiento convencional. Para que esto sea una indicación (tratamiento único) deberá
    demostrarse mediante ensayos clínicos controlados la superioridad clínica del tratamiento homeopático en comparación con el convencional y la no potenciación de efecto terapéutico en la combinación de ambos tratamientos”.
    El Reglamento vigente para la Vigilancia de Medicamentos de Uso Humano durante la Comercialización (2), establece en su artículo 21 relacionado con la promoción e información sobre medicamentos lo siguiente: “La promoción que se realice tiene que ser consistente con la información aprobada en el registro sanitario y las normativas vigentes sobre promoción de medicamentos. Los productos que no cuenten con su respectivo registro sanitario u otra forma de autorización del CECMED que incluya la información al público en general y a personal especializado, no pueden ser objeto de promoción en ninguna de sus modalidades”.

    Con fecha 15 de marzo de 2011 el CECMED otorgó el Registro Sanitario H-11-038-N02 como medicamento homeopático de origen animal al producto VIDATOX ® 30 CH (Veneno de Rhopalurusjunceus), gotas sublinguales, con una dinamización de 30 CH, cuyo titular y fabricante del material de partida es el Grupo Empresarial de Producciones Biofarmacéuticas y Químicas (LABIOFAM) y el fabricante del producto terminado es el Instituto Fínlay.
    La indicación terapéutica aprobada es: Terapia complementaria para el tratamiento de síntomas provocados por los efectos del cáncer y alivio del dolor, considerando que no han sido presentadas evidencias científicas que avalen su autorización como un tratamiento único. Es de interés del CECMED divulgar que toda publicidad e información en medios de comunicación, páginas Web y otras vías en las que se haga referencia que:

    Otras indicaciones o propiedades terapéuticas atribuidas al VIDATOX® diferentes a las aprobadas por el CECMED, no cuentan con respaldo científico requerido y su promoción no es ética. La investigación y desarrollo de cualquier producto para su uso en seres humanos que requiera la realización de un ensayo clínico tiene que ser aprobado por el CECMED antes de su inicio. Para la autorización de un ensayo clínico los protocolos son evaluados conforme los criterios científicos y éticos establecidos y en estricto cumplimiento de las Buenas Prácticas Clínicas vigentes en el país.

    Los resultados de investigaciones aisladas no son concluyentes, ni es ética su anticipada divulgación ya que crean falsas expectativas sin respaldo científico que pueden inducir al abandono de tratamientos bien establecidos y constituyen una agresión ética para las personas que desesperadas ante la enfermedad o de sus seres queridos cifran sus esperanzas de curación guiados por informaciones indebidas.
    El CECMED solicita a la comunidad científica y a los medios a adherirse a los principios éticos vigentes en la promoción de medicamentos y sustancias potencialmente curativas en las actividades de información y promoción para estos productos.

  3. Este reportaje nos recuerda otro muy similar, titulado “Laboratorios Labiofam en Santa Clara: Un veneno que da vida”, que publicó el periodista Enrique de la Osa en Cubadebate el 6 de agosto de 2011, es decir, hace tres años y aún puede encontrarse en
    http://www.cubadebate.cu/fotorreportajes/2011/08/06/laboratorios-labiofam-en-santa-clara-un-veneno-que-da-vida/#.U9wUKkrF-uJ

    Más interesante que el reportaje en sí, fueron muchos de los 37 comentarios que motivó. Aparentemente quien ha publicado este articulo no los leyó, pues de lo contrario es probable que hubiera tratado de informarse mejor y de tener más cautela, a la hora de escribir loas sobre el producto homeopático llamado Vidatox.

    De modo que, al no haber cambiado sustancialmente la situación durante el tiempo tanscurrido, vale la pena recordar algunos de aquellos comentarios, totalmente aplicables al articulo actual. He aquí algunos fragmentos interesantes:

    “… ahora soy oncólogo y le puedo adelantar que en el registro de ensayos clínicos del CENCEC no se encuentra ninguno referente al Vidatox. La estrategia es pasarlo como producto homeopático para evitar el escrutinio de las agencias reguladoras a pesar de los 15 años o más que lleva circulando este presunto antitumoral.”

    “…Llama la atención que ninguno de los reportes, incluido este, hace ningún intento de verificar la información que brindan los productores.”

    “…La prueba documental es insuficiente para acreditar el uso del producto como medicamento, y así lo hizo saber el Centro Estatal de Control de los Medicamentos en nota publicada en Granma en 2009.”

    “…Cuba no dispone aún de ningún producto farmacéutico obtenido a partir del veneno de una especie de escorpión azul (Rhopalurus junceus) que pueda ser considerado un medicamento, de acuerdo con las normas nacionales e internacionales establecidas para los fármacos de uso humano, aseguró en La Habana el Doctor en Ciencias Médicas Rafael Pérez Cristiá, director general del Buró Regulatorio para la Protección de la Salud y del Centro para el Control Estatal de la Calidad de los Medicamentos (CECMED), del Ministerio de Salud Pública.”

    “…La amplia y errónea divulgación que viene recibiendo el veneno del escorpión ha saltado nuestras fronteras, y principalmente en América Latina se comercializan no pocas formulaciones “del veneno del alacrán”, con indicaciones incluso de que son elaboradas por laboratorios o centros de salud cubanos.”

    “…Me asalta de nuevo la pregunta: ¿No tienen nuestros principales medios de prensa asesores científicos calificados (no tienen que ser profesionales, pues hay muchos y muy buenos, siempre dispuestos a ayudar) que puedan evaluar las informaciones que en el importante y atrayente campo de la ciencia y de la técnica se publican?”
    “…El veneno de Alacran ¿está validado por articulos científicos? ¿Cual es la opinion de los oncólogos cubanos? Por favor ¿existe algun URL en la web de articulos CIENTIFICOS que validen el uso del veneno de alacrán?
    “No puedo entender que el compañero de la Osa haga caso omiso a las solicitudes (que yo suscribo) de que se indague acerca de lo que piensan los oncólogos (aquellos a quienes he preguntado me dicen que lo consideran un fraude), acerca de estudios clínicos serios (que parecen no existir), acerca de la homeopatía propiamente dicha (un procedimiento que quiebra con la herencia científica de la humanidad por muchas anécdotas que puedan hacerse, del mismo modo que se pueden hacer acerca de la capacidad curativa de la virgen de Fátima) y un largo etcétera que incluye aspectos científicos, éticos y económicos.

    “…Inexplicablemente, en los últimos tiempos los medios de comunicación cubanos han difundido e intentado validar prácticas pseudocientíficas como esta de la homeopatía o el tratamiento con pirámides, por poner solo dos ejemplos. En cambio los científicos, que pudieran contrarrestar esta falta de rigor con argumentos sólidos, no tienen el mismo espacio en la prensa o no son consultados. En el caso del Vidatox, la autorizada opinión de los oncólogos está ausente de los medios y de los que conozco, ninguno está a favor de este producto como coadyuvante de nada.”

  4. ¿Dónde están los resultados que avalan la pretendida acción anticancerígena del Vidatox?
    El Registro Cubano de Ensayos Clínicos solo registra un estudio abierto, no controlado y no terminado, por lo que no existe confirmación alguna de ninguno de los efectos que se le atribuyen, y que es altamente improbable que tenga siendo, como es una dilución 30 CH es decir 10 elevado a la potencia de MENOS sesenta, lo cuál significa que para que un paciente encuentre UNA molecula del veneno original necesitaría consumir un volumen de 10 elevado a la potencia 34 galones de Vidatox lo que equivale a 10 mil millones de veces el volumen de la Tierra!

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu